SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

sábado, 7 de junio de 2014

EL COMISARIO (ra) ERNESTO SANTAMARIA ANDRADE: LA IMPORTANCIA DE LA CAPACITACION


LA IMPORTANCIA DE LA CAPACITACIÓN

Estimados amigos, me referiré a la importancia de la Capacitación, título que quizás parezca muy trillado, pero viendo la condición operativa policial actual, considero que aún se puede escribir mucho. Quiero dejar constancia que la falta de Capacitación no es un caso exclusivo de Argentina. Por mi actividad como Profesor y Conferencista Internacional, tengo la oportunidad de observar el nivel de Capacitación de las diferentes Policías de América y Europa. Si las comparamos entre sí, estoy en condiciones de decir que todos tienen un nivel bastante parejo. Cuando digo parejo, me refiero a un nivel medio. No hablo de un nivel superior. Por lo que cada vez es necesario aumentar ese nivel medio, ante tal circunstancia sería mejor virar el rumbo para no quedar relegados. Hago la aclaración de que los policías tienen más deseos de capacitarse que los responsables en capacitar.
El presente comentario es al solo efecto de tratar de colaborar y sumar a las ideas que flotan en la mente de los responsables de implementar y dirigir un programa de Capacitación para el Personal Policial. Lo que aquí expondré es sin duda alguna lo que todo experimentado Policía piensa (creo). Es decir, no estoy trayendo nada nuevo, sino reflotando conceptos olvidados o descartados, vaya a saber por qué, que han permitido poner a la Policía en un estado de indefensión total.
En la mayoría de las Policías del mundo los grupos especiales son los mejores entrenados, cualquiera de sus Integrantes puede decir que fue entrenado por los SWATS, GSG9, Israelíes, etc. Me parece espectacular que nuestros tácticos tengan ese nivel que demuestran en cada uno de sus procedimientos. ¿Pero no sería interesante también, entrenar al resto de la Policía?. Me refiero a un entrenamiento básico-avanzado. Es decir, de menor nivel que un Comando, pero con conocimientos generales de la Seguridad Pública. Conocimientos sobre cómo responder a una situación de crisis, que hacer y lo más importante “lo que no hay que hacer”. Les recuerdo la definición de Crisis: Suceso o Situación Crucial que requiere una Respuesta Especializada de la Policía, responsable de hacer cumplir la Ley, para Asegurar una Resolución Aceptable. (F.B.I.). Lamentablemente el policía “patrullero” es el primero en responder, en llegar al lugar. Los Especialistas llegan después.
Ahora mi interrogante es ¿por qué se descuida tanto la Capacitación de los Policías que no integran ningún grupo especial? Vuelvo a repetir, esta falla es general, ocurre en la mayoría de los países que conozco. Existen algunas diferencias, en países donde la violencia es mayor, lo cual hace que el Policía viva más en peligro que en países de menor grado de delincuencia y algunos responden al estímulo y se mantienen más en alerta. Por ejemplo Argentina, es un país con una inseguridad que no tiene límites. Por ello el policía que intervino en un hecho violento, si sobrevivió, sumó una capacitación “express”, por experiencia propia. Si le salió bien, no entenderá porqué.
Cuando ocurre esto, nos encontramos con el claro ejemplo de que el Policía “Jugó a la Ruleta” y ganó. ¿Qué significa eso?. Muy sencillo cuando un policía no está debidamente preparado y se encuentra con una situación de Crisis, de alto riesgo, todas sus decisiones se deberán a una elección “afortunada” o “desafortunada”, es decir, jugó a la “Ruleta” y acertó al número, “afortunadamente tuvo suerte”. La Ruleta es un procedimiento improvisado, desordenado, sin prever las consecuencias. Al contrario de un hombre debidamente entrenado. Él juega al “Ajedrez”, todos sus movimientos están estudiados y pensados en el próximo paso. Es un procedimiento minuciosamente calculado, utilizando estrategias y tácticas aprendidas, acorde a los elementos disponibles.
Lo cual me lleva a la reflexión, de que sin duda alguna, el Policía de la Calle, el Patrullero, en fin, el Primer Respondedor o Respondiente, es quien más necesita Capacitación, por ser el Primero que llega al Lugar del Hecho, y tiene contacto con el delito y el delincuente. Como se dice en España, esto es “de manual”, el Primero que Interviene será de vital importancia cómo lo hace, ya que con su “mala práxis policial” puede arruinar no sólo el procedimiento, sino también la investigación futura del delito.
Es de vital importancia que el Personal de Calle esté debidamente capacitado, pero no como un mero requisito, deberá ser a conciencia, esto quiere decir que se lo debe preparar para el delito actual y el delito que viene. ¿Cómo se hace?. Es muy simple. Debemos estudiar los diferentes delitos que sufrimos en Argentina y sufren los países de América y Europa. Y si en Argentina nunca ocurrió, no importa, se lo debe entrenar por si alguna vez ocurre. No podemos esperar desgracias personales, tanto de civiles como de Policías, para implementarlo. El Personal de Seguridad no es bombero, el bombero necesita un incendio para actuar, nosotros no, nosotros podemos ser preventivos. La Prevención no sólo se trata de la presencia en las calles, también es el capacitarnos para lo que hay y por lo que vendrá.
Muchos me dirán que eso ya lo sabían, ¿entonces por qué no lo ponen en práctica?. Muchos me dicen que tiene que ver mucho la experiencia, no me hablen de la experiencia. Yo también creía que la experiencia era lo más importante, pero no es la primera en importancia. La experiencia más la Capacitación hacen al buen Funcionario. Si la experiencia fuera lo más importante en la carrera de un Policía, no existirían los “Cisnes Negros”. Muchos sabrán a lo que se denomina “Cisnes Negros”, pero para aquellos que no lo saben a título de información citaré unos Párrafos del libro “El Cisne Negro” de Nassim Nicholas Taleb.
De la experiencia se deriva el razonamiento inductivo, mediante el cual se saca una conclusión general a partir de hechos particulares. Por ejemplo, si observamos una gran cantidad de cisnes blancos, no podremos asegurar que todos los cisnes son blancos, sin embargo, ver un solo cisne negro será suficiente para refutar semejante conclusión. No sabemos que no sabemos y el desconocer esa máxima nos provoca caer una y otra vez en la ilusión de que, como sabemos, podemos prever, predecir y evitar los cisnes negros. Pero, el profesor Taleb nos muestra que esa postura es arrogante, falaz y peligrosa.
Los cisnes negros, si bien es cierto que son sucesos extraños, son un acontecimiento más común de lo que nos imaginamos y sus consecuencias, más dramáticas y peligrosas precisamente por engañarnos en creer que podemos predecirlos. El autor Nassim Taleb interpreta a un Cisne Negro como un suceso que tiene las propiedades siguientes:
1.- Es una rareza que habita fuera del reino de las expectativas normales, porque no hay ningún elemento en el pasado que apunte de forma convincente a su posibilidad.
2.- Produce un impacto extremo con consecuencias importantes para nuestras vidas.
3.- Está caracterizado por la predictibilidad retrospectiva. Es decir, no podemos predecirlo antes de que suceda, pero una vez que ocurre, pensamos que “lo habíamos visto venir”.

El autor nos muestra los errores que cometemos en nuestros procesos de razonamiento cuando nos enfrentamos a la complejidad, la incertidumbre y la aleatoriedad del mundo en el que vivimos. No somos muy buenos a la hora de predecir los fenómenos realmente importantes. Nuestra capacidad se reduce a las predicciones sencillas en entornos sencillos. Nos pasamos gran parte de nuestra vida preocupados por el futuro, tratando de anticipar lo que sucederá, con el fin de proteger a nuestras familias y maximizar nuestras oportunidades.
Pero la realidad es que fallamos una y otra vez. Acontecimientos que después resultan trascendentales nos dan por sorpresa, como por ejemplo la crisis de los mercados en 1987, con los trágicos ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, con la invasión de las redes sociales en la sociedad, entre otros muchos acontecimientos inesperados. El razonamiento inductivo reduce nuestra sensibilidad a lo inesperado: a mayor frecuencia de ocurrencia de un hecho, menor sensibilidad frente a lo inesperado.
Nassim Nicholas Taleb, El cisne negro: el impacto de lo altamente improbable. Taleb presenta el problema de la inducción al obtener conclusiones generales a partir de datos particulares utilizando el caso del “pavo de Russell”, llamado así en honor a Bertrand Russell, que fue quien expuso por primera vez el ejemplo. El caso es el siguiente: "Este pavo descubrió que, en su primera mañana en la granja avícola, comía a las 9 de la mañana. Sin embargo, siendo como era un buen inductivista, no sacó conclusiones precipitadas Esperó hasta que recogió una gran cantidad de observaciones del hecho de que comía a las 9 de la mañana e hizo estas observaciones en una gran variedad de circunstancias, en miércoles y en jueves, en días fríos y calurosos, en días lluviosos y en días soleados. Cada día añadía un nuevo enunciado observacional a su lista...” Por último, su conciencia inductivista se sintió satisfecha y efectuó una inferencia inductiva para concluir: “Siempre como a las 9 de la mañana”. Estos humanos son increíblemente buenos, pensó.
Cuando llegó el día de Acción de Gracias, resulta que los “amables humanos” afilaron el cuchillo y demostraron que la ley formulada por el pavo valía bien poco, le cortaron la cabeza. Para el pavo, eso era un Cisne Negro; para el carnicero no, porque sabía lo que iba a pasar. Así que el cisne negro depende de nuestro conocimiento. Y debemos tener en cuenta que hay muchas cosas que no conocemos.
Taleb, aplicó lo dicho en la economía. Pero yo al leerlo lo encuentro apto para la Seguridad Pública, acaso la Toma de Rehenes no sería “un Cisne Negro”. ¿No reúne los tres puntos de Taleb: Rareza, Impacto extremo y Predictibilidad retrospectiva?.

El delito avanza, muta, los delincuentes buscan cambiar su “Modus Operandi” para sorprender a las víctimas y representantes de la Ley. Por eso, nosotros como una institución organizada, tenemos la necesidad y obligación de capacitarnos. ¿Cuántos Policías están debidamente capacitados para afrontar una situación de Crisis?. Afrontarlo hasta que lleguen los preparados para ello, los “Grupos Especiales”, el problema está, en ¿Cuánto tarda la respuesta de los Grupos Especiales?. ¿Durante ese tiempo que hace el Primer Respondedor?.
Sobre estos temas debemos capacitar a nuestro personal. ¿Cuántas veces nosotros mismos provocamos una Toma de Rehenes?. ¿Uds. Creen que los delincuentes comunes vienen a tomar rehenes?. Para nada, ellos vienen a robar y marcharse, con poca o mucha violencia. Pero no quieren tomar Rehenes, la mayoría de las veces les va mal con esa estrategia.
¿Por qué digo que nosotros provocamos esa crisis?. Muy simple, los policías responden a un llamado, cercan a los delincuentes, estos acorralados se escudan con personas que estaban circunstancialmente en el lugar, convirtiéndolos en Rehenes. Mediante amenazas los delincuentes realizan demandas. Entonces, ¿no es necesario cambiar las estrategias y tácticas del Primer Respondedor?. Insisto, esa capacitación necesita sumarse a toda la que hasta el momento se le está brindando al personal Policial.
Para mejorar la Capacitación del personal se deberá tener una mente abierta. Si queremos mejorar la actuación policial por medio del conocimiento debemos buscar nuevos instructores, nuevos métodos de enseñar. Sé que es difícil, pero les recuerdo que es de buen funcionario darse cuenta de sus limitaciones, en la Seguridad no se puede quedar uno con lo que aprendió, quizás lo que antes era bueno, hoy es obsoleto, se deberá mantener al día con todas las novedades, tanto en delitos, prevención y sistemas de persecución de un delito. Es decir deberán dejar de ser mezquinos y temerosos de encontrar un instructor superior que pondrá su puesto en peligro. Debemos pensar en las muertes que podemos evitar si extendiéramos el abanico de la capacitación. No designemos instructores que no reúnen esas condiciones. Como dijo Taleb, No sabemos que no sabemos y el desconocer esa máxima nos provoca caer una y otra vez en la ilusión de que, como sabemos, podemos prever, predecir y evitar los cisnes negros. Todos los días aprendemos. Mi experiencia de trabajar con Policías de diferentes países me lo hizo comprender.
En una oportunidad leí que los que nos dedicamos a la Seguridad Pública crecemos cuando nos desarrollamos y capacitamos, adquiriendo: Conocimientos – Habilidades y Actitudes. CONOCIMIENTO: esquema de conceptos y experiencias que proveen las personas mediante metodologías, herramientas y formación profesional. HABILIDADES: Consiste en la destreza de los funcionarios para cumplir funciones específicas. ACTITUDES: Forma de enfrentar situaciones extremas. Su forma de comunicarse. Relación entre iguales, superiores.
Para terminar sobre este tema, ya que me he extendido por demás, les diré algunas de las ideas que me vienen a la mente para mejorar la capacitación de nuestra Policía, y ojo, son sólo algunas.
1.- Conozco muchos policías de la Provincia de Buenos Aires que son muy preparados, y que podrían colaborar con la capacitación del personal policial. En muchos países del mundo que que he estado, se utiliza al personal que trabaja operativamente en la policía, es decir, no se lo quita de su puesto, sólo se le recargan horas de trabajo, remuneradas claro. Esto es doblemente beneficioso, es un hombre que ya es pago por la misma policía, a quien se le abona un plus por su labor extra de capacitador, y no se le quita de su puesto a fin de que no se debilite el trabajo en equipo que desarrolla y se mantenga vigente en capacitación. Capacitación continua de nuestros capacitadores.
2.- Evaluar y Reciclar a los Profesores-Instructores, a fin de mejorar la capacitación que reciban los hombres y mujeres policías. Para ello deberán ser entrenados por instructores de países con un conocimiento superior.
3.- Respecto al punto anterior, es necesario comentar que he tenido la oportunidad junto a otros compañeros de cursar la capacitación denominada “10.000 LÍDERES PARA EL CAMBIO- FORMADOR DE FORMADORES”, muy interesante, que podría ponerse nuevamente en práctica en Argentina, enfocándolo a la Seguridad Pública en General. El fin es Formar Formadores Policiales.
4.- Si tuviera que echar mano de instructores de nuestra Policía, comenzaría con integrantes del Grupo Halcón, ¿por qué?. Porque son los mejores entrenados de nuestra Policía, y ellos podrían regular la capacitación del personal Policial, como dijera anteriormente, no crearemos comandos, "Formaremos los mejores patrulleros de Respuesta Rápida”. Con el sólo fin de mantener la situación estable hasta la llegada de los profesionales que dan respuesta a situaciones de crisis de alta complejidad.
5.- Elaborar un plan de Capacitación acorde a las necesidades actuales, respuesta a situaciones de crisis, a robo a mano armada, Secuestro Express, uso de arma de fuego, trabajar en binomio, aviso de bomba, y así me podría pasar horas citando delitos que nos podemos encontrar en la calle cualquier día y en cualquier lugar.
6.- Recurrir a instructores internacionales que integren asociaciones sin fines de lucro, en resumen que no lucren con su conocimiento, que lo compartan, tampoco el hombre deberá poner una moneda de su bolsillo. Esto lo digo porque soy Presidente Fundador de una Asociación de esas características con más de 8400 integrantes, y 95 Profesores-Instructores que comparten sus habilidades sin interés económico. Con muchos de ellos he recorrido varios países de América y Europa dictando cursos y conferencias. Es más entre esos países está la República Argentina. Hay mucha gente buena dispuesta a ayudar. Pero lo más increíble, es que cuando ayudamos, nos ayudamos nosotros mismos, no sólo impartimos conocimientos, también lo absorbemos.
Muchas gracias por su tiempo. Les envío un fuerte abrazo desde Valencia, España

Comisario (ra) Ernesto Santamaría Andrade
Presidente Fundador de Procedimientos Policiales-ASCASEPP
Director Internacional de Capacitación
Registrado en el Ministerio del Interior de España nº591967
Valencia - España

No hay comentarios: