SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

martes, 12 de noviembre de 2013

El drama de la caza furtiva en África

Caza furtiva

Las garras de este lucrativo negocio se ceban con las especies del continente y vuelve a alcanzar cifras históricas en Sudáfrica. En el mes de septiembre, los cazadores furtivos mataron a 704 rinocerontes, según los datos difundidos por el ministerio de Medio Ambiente del país. Sus cuernos, así como los colmillos de elefante, son muy valorados en Asia, donde se les atribuyen propiedades curativas


Caza furtiva

Caza furtiva

Funcionarios del Gobierno africano de Zimbabue informaron que los cazadores fueron enviados por un empresario que intentó apropiarse del marfil del que están hechos los colmillos de los elefantes ahora muertos. Investigan a otros seis sospechosos que, de ser culpables, deberán pasar 11 años tras las rejas.

Caza furtiva

Caza furtiva

Cazadores furtivos de Zimbabue provocaron la muerte de más de 80 elefantes africanos, informó este martes a través de un comunicado el ministro de Turismo del país africano, Walter Mzembi, quien además detalló que los animales fueron envenenados con cianuro de potasio.

El Gobierno de la nación africana mencionó que el envenenamiento habría sido dirigido por un empresario sudafricano, que intentó apropiarse del marfil del que están hechos los colmillos de los elefantes, ahora muertos. De igual forma, destacó la muerte de un número no contabilizado de búfalos, cedús, buitres, leones, guepardos y otras bestias, que deambulan por la sabana de ese país.

Caza furtiva

Según los datos previos, los criminales provocan la muerte de estos grandes mamíferos, vertiendo cianuro de potasio, sustancia empleada en la extracción del oro al agua que beben los animales.
Se conoció que las autoridades investigan por este heco a seis sospechosos, aunque hasta ahora no han podido comprobarles el delito, dado que apenas se recaban las posibles pruebas en su contra, pero, de ser encontrados culpables los cazadores furtivos deberán cumplir una condena de 11 años de prisión.
Según la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, solo en el año 2011 los cazadores furtivos mataron a más de 25 mil elefantes africanos.

No hay comentarios: