SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

viernes, 18 de octubre de 2013

El abuso en los 902, maná para las empresas, sangría para el consumidor


Cuestan hasta 50 céntimos el minuto y proliferan en todo tipo de empresas como única vía para atender a los clientes. Son los teléfonos 902 y en menor medida los 901. Estos números ofrecen la teórica ventaja de ser fácilmente recordables y con ese señuelo se ofrecen a los clientes. En realidad se corresponden o están redirigidos a números de teléfono normales, de tipo local, provincial, o nacional que habitualmente no se publicitan. Llamar a esos números convencionales nos saldría gratis dentro de la tarifa plana del teléfono de casa o la oficina pero los 902 no. Es más, nos salen bastante caros. Basta con echar un vistazo a la factura detallada del teléfono un mes en que hayamos hecho uso de ellos y nos daremos cuenta.
La gran mayoría de las empresas más conocidas de nuestro país recurre a los números 902 como medio de comunicación con sus clientes, sin llegar a especificar un número alternativo gratuito. Bancos como SantanderBBVA, Sabadell y Bankinter solo ofrecen un 902mientras que Bankia o ING sí ofrecen un número gratuito. Las compañías aéreas como Iberia, Vueling, Air Europa y Ryanair también canalizan hacia los 902, al igual que eléctricas como Iberdrolao Gas Natural o las operadoras de telecomunicaciones. Sorprendentemente, es utilizado por numerosos organismos públicos.
El importante beneficio que generan estas llamadas acaba en manos de las empresas y de las operadoras de teléfonos en muchos casos. Por eso estos números se han convertido en una prioridad para algunas organizaciones de consumidores como Facua, quien señala que escoden un negocio oscuro detrás, ya que muchas empresas pactan con las operadoras un reparto opaco de las ganancias.
Las llamadas que realizamos a números 901 y 902 se consideran de tarificación especial y no se deben confundir con las llamadas a los números 905, 803, 806 y 807 que se consideran de tarificación adicional. En los 902, el coste final variará dependiendo de si la llamada se hace desde el móvil o desde el fijo, o si es desde un operador u otro. Una situación compleja que confunde al usuario. Los números 900, claramente en desuso, son gratuitos para el usuario.
Llamar a un número 901 al que le sigue un 1, 2 o 3 tiene el precio de media llamada local, es decir, solo pagamos una parte. Si va seguido de un 5, el coste se incrementa por encima de una llamada provincial. Para los 902, la situación es diferente, ya que el cliente paga el importe íntegro de la llamada en todos los casos. Sirva de ejemplo que desde un fijo Movistar se cobra a cinco céntimos el minuto y desde un móvil a 49 céntimos.
Todo número 902 debería darse a conocer con su correspondiente número fijo sin coste adicional, pero la realidad es que estas equivalencias rara vez son indicadas por las compañías en sus páginas web. Es recomendable buscar esos teléfonos en otras fuentes a través de la Redy existen plataformas como No más 900 que han recopilado mucha información y la ofrecen con el fin de evitar que los usuarios tengan que pagar por llamar a esos números. Esta página por ejemplo ofrece un buscador que, tras introducir el 902 buscado, muestra la correlación con el número fijo convencional asociado.
Desde hace ya muchos años existen quejas formales acerca del abuso que significa que una compañía cobre aparte las llamadas de este tipo. Cuesta entender que para que te den un servicio de asistencia o para utilizar la garantía de un producto o servicio que hemos pagado previamente nos cobren también por comunicarnos con el proveedor. La solución puede estar cerca si se tramita tal y como éstá redactado el anteproyecto de Ley para la Defensa de los Consumidores y Usuarios del Gobierno de Rajoy. Entre sus objetivos está obligar a las empresas a tener un número de teléfono cuyo coste no sea superior al de la tarifa básica. Y esperemos que la primera que aplique la medida sea la propia Administración.
IDNet Noticias

No hay comentarios: