SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

jueves, 19 de septiembre de 2013

DESARTICULADA UNA RED QUE INTRODUCÍA HACHIS DESDE MARRUECOS


Además de la droga incautada, han sido intervenidos 5 vehículos y 3 naves de recreo preparadas con doble fondo para el trasporte de hachís desde el país norteafricano.

La operación “SALINAS-CARISA”, desarrollada conjuntamente por la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria, ha permitido desarticular una organización criminal dedicada a la introducción de hachís en España y Portugal desde Marruecos por vía marítima. El líder del grupo y otras 20 personas han sido detenidas y se han intervenido más de 2.600 kilogramos de hachís.

Asimismo, se han practicado siete registros domiciliarios y en naves industriales en las localidades de Sanlúcar de Barrameda, Chipiona, El Puerto de Santa Mª,  Málaga y Lagos (Portugal).
La operación se inició en octubre de 2011, como fruto del intercambio de información realizado entre la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria, en el que se pudo detectar una organización afincada en la desembocadura del Guadalquivir, que se estaba dedicando a la introducción de alijos de hachís desde Marruecos, utilizando pequeños puertos deportivos como punto de botadura y partida de la embarcación que traería la droga.
El pasado 31 de agosto, los agentes procedían a la explotación de la operación denominada “SALINAS” por la Policía Nacional y “CARISA” por la Guardia Civil, cuando interceptaban en la mar a dos embarcaciones que regresaban del reino alauita y que habían estado controladas en todo momento por los investigadores.
Las motoras y sus tripulantes fueron trasladados al muelle de Cádiz, donde de forma conjunta se procedió a la extracción de la sustancia estupefaciente, que se ocultaba en la estructura de las mismas.
Los agentes tuvieron que desmontar las cubiertas de ambas recreativas para poder acceder a la carga que ocultaban, trasportando en un caso 500 kilogramos una embarcación y casi 400 la otra, quedando sus tripulantes detenidos como presuntos autores de un delito contra la salud pública.
La constatación del delito sirvió como inicio a la detención de todos los autores que componían esta organización delictiva, practicando detenciones y registros en diversos municipios de Cádiz, Málaga y Portugal.
Algunos de los arrestados, también fueron investigados y detenidos por la Guardia Civil y la Agencia Tributaria durante la explotación de la Operación “Flotador”, en abril del pasado 2.012, donde se encartaron a 10 personas y se intervinieron 1.250 Kg de hachís, 300.000 euros en metálico, 43 vehículos y 3 embarcaciones de recreo y se embargaron 48 bienes inmuebles.

Modus Operandi
Los miembros de la organización recogían la droga en aguas marroquíes ocultándola en dobles fondos de la embarcación, practicados en la estructura de las mismas. De esta forma, la organización lograba ocultar a la vista, tanto en tierra como en un posible reconocimiento aéreo, la droga transportada.
Este sistema de ocultación requería que la organización tuviera una amplia estructura en la preparación de las naves para su salida a mar y para extraer la droga de los dobles fondos. El resto de los componentes se quedaban en tierra realizando labores de contra-vigilancia para no ser detectados en  una posible presencia policial.
Una vez de vuelta y tras haber realizado el trayecto por aguas internacionales, la motora era sacada del agua sin que aparentemente la misma trajera ningún tipo de mercancía y ocultada en naves industriales que los detenidos alquilaban en poblaciones distintas a las de sus localidades de residencia, con el fin de eludir el control de las fuerzas de seguridad.
En el mes de abril, se interceptó un alijo de 1.800 kilogramos de hachís cuando lo pretendían introducir por la localidad portuguesa de Lagos, deteniéndose a 10 personas relacionadas con el mismo.
Con la explotación de la operación los efectivos policiales dan por desmantelada de forma definitiva a esta organización delictiva, constatando los investigadores que cada vez con más frecuencia las organizaciones criminales buscan otras zonas de acción debido a la presión que ejercen las fuerzas de seguridad en la represión de este tipo de delitos.

No hay comentarios: