SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

jueves, 18 de julio de 2013

LOS USOS MAS VULNERABLES AL FRAUDE EN EL PAGO CON TARJETA


El uso de la tarjeta de crédito crece sin cesar y el fraude muestra síntomas de descenso pero aun así se cuentan por miles los delitos sufridos por los usuarios del plástico en Europa. El último informe del Banco Central Europeo (BCE) arroja luz sobre la situación y ofrece pistas y consejos interesantes para evitar ser víctima de ese tipo de fraude. Así, está contrastado que en Europa, el 56 % de los fraudes se producen en pagos por correo, teléfono o internet, una tercera parte proviene de terminales de venta en comercios y una quinta parte de cajeros automáticos.
La mejora en la seguridad de las tarjetas y en la infraestructura de pago son las principales razones de la caída del fraude en los cajeros automáticos según el banco emisor. El BCE observa que se ha reducido el fraude con tarjetas de crédito y débito en la zona del euro desde 2007 "gracias a los avances tecnológicos, que hacen las transferencias más seguras." La entidad que preside Mario Draghi asegura en su segundo informe sobre fraude con tarjetas que "el fraude migra a países donde la tecnología está menos desarrollada".
Desde 2010 hasta 2011 se produjo una reducción en el valor del fraude, pese al aumento del uso de tarjetas en el Área Única de Pagos del Euro (SEPA, por sus siglas en inglés), que comprende 32 países: la Unión Europea (UE), Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, y Suiza y 516 millones de habitantes.
La mejora más significativa fue la adopción de un estándar de seguridad con chip, que es más seguro que las bandas magnéticas convencionales. Por ello el fraude se ha mantenido en los países donde todavía no se han implantado los chips. En 2011 el 78 % de los fraudes con tarjetas copiadas se produjeron fuera de los países SEPA, frente al 61 % de 2010.
Medido en valor, los fraudes por correo, teléfono o internet se han estabilizado pero siguen siendo laforma de fraude más generalizada con un valor absoluto de 655 millones de euros en 2011, lo que representa un 56 % del total de fraude. El segundo informe del BCE incluye información por países y revela que las tarjetas emitidas en Luxemburgo, Francia y el Reino Unido registraron las pérdidas por fraude más elevadas como proporción de las transacciones regulares.
Dada la persistencia de este tipo de delitos, conviene conocer una serie de consejos para prevenirlos. Hay que conservar los recibos, es importante no solo para hacer seguimiento a la deuda de la tarjeta de crédito, sino también para detectar transacciones fraudulentas. Todos los recibos deben coincidir con las transacciones de la tarjeta de crédito y débito una vez por semana para detectar posibles cobros fraudulentos. Se debe denunciar el robo de una tarjeta de crédito inmediatamente: si te roban documentos personales o tarjetas de crédito, debes presentarte en la policía y cancelar tus tarjetas de crédito inmediatamente.
Después de eso, debes contactar a los bancos y a la Administración, son pasos esenciales para proteger tu identidad. Evita usar tarjetas de crédito en ciertos lugares: algunos ladrones se especializan en robar números de tarjetas de crédito en restaurantes y gasolineras. Aunque no sería realista que dejes de usar tus tarjetas de crédito por completo, puedes intentar llevar efectivo para compras en tiendas, gasolineras, restaurantes y almacenes. Mucho dinero está en juego.
Recordemos que en total, la cantidad defraudada en Europa 2011 fue de 1.160 millones de euros, un 5,8 % menos que en 2010. El porcentaje de fraude como parte del total del valor de las transacciones ha caído al 0,036 % en 2011, desde el 0,040 % en 2010 y el 0,044% en 2007. La cantidad defraudada ha bajado entre 2007 y 2011 un 7,6 %, mientras que el número total de transacciones ha aumentado a un 10,3 %, hasta 3,3 billones de euros anuales.
IDNet Noticias

No hay comentarios: