SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

sábado, 7 de julio de 2012

Cada dos días un robo termina en homicidio


Los asesinatos de los hermanos Leonardo y Marcelo Massa en Cañuelas y del empresario textil Luis Alfredo Sánchez, en Monte Grande, revelaron una realidad que los gobiernos nacional y bonaerense se resisten a admitir en público y que indica que cada vez más gente es asesinada durante intentos de robo. En los últimos 35 días, sólo en la provincia de Buenos Aires hubo 19 homicidios durante esa clase de hechos. Esto significa que una persona fue asesinada cada 48 horas en un asalto. La cifra demuestra un preocupante aumento de la violencia respecto de 2011.
Según cifras de la Procuración General ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense, que acumula la información aportada por todas las fiscalías de la provincia, el año pasado se registraron 56 homicidios en ocasión de robo. En los 12 meses de 2011, el promedio era un asesinato en ocasión de robo cada seis días y medio.
Pero desde el 1° de junio hasta ayer con los 19 homicidios ocurridos durante robos, la frecuencia aumentó. A partir de esa cifra, se llegó al promedio de que un vecino de la provincia de Buenos Aires fue asesinado cada dos días en un asalto. La cifra corresponde sólo a los casos que tomaron estado público, a partir de su publicación en medios de comunicación.
Se trata de la mayor cantidad de asesinatos ocurridos durante robos de los últimos tres años. Los registros anteriores corresponden al estudio realizado por el Ministerio Público bonaerense en 2009, en el que se clasificaban los sumarios iniciados por los fiscales a partir del bien jurídico protegido. En este caso, se trata de un delito contra la vida: el homicidio, junto a un delito contra la propiedad: el robo.
Desde el 1° de junio hasta ayer, en territorio bonaerense, hubo otros homicidios dolosos que correspondieron a peleas entre vecinos o ajustes de cuentas y que no fueron incluidos en la lista de los 19 asesinados mencionados anteriormente. Entre esos homicidios, figura el de Irma Dominga Gile, de 81 años. Según fuentes policiales, la jubilada fue asesinada durante un asalto en su casa de Pueyrredón al 6300, en Carapachay.
Mientras que en la Capital hubo tres homicidios cometidos durante robos. Dos de esos asesinatos ocurrieron en el transcurso de cuatro días.
El primero de esos hechos se registró hace una semana en el barrio porteño de San Cristóbal.Alejandro Gómez Echeverría, de 63 años, comisario (R) de la Policía Federal, fue asesinado por un grupo de delincuentes que intentaron asaltarlo cuando llegaba a su casa, situada en Estados Unidos y Pichincha.
En tanto que Nélida Chek, de 80 años, falleció por un ataque al corazón cuando dos delincuentes, que se hicieron pasar por operarios de una empresa de servicios públicos, entraron en su casa, de Cuenca al 5100, en Villa Pueyrredón, la ataron y amenazaron con matarla si no revelaba el lugar donde guardaba sus ahorros.

EL ATAQUE A UNA EMBARAZADA

Casi al mismo tiempo que el comisario (R) era asesinado en San Cristóbal, en Ciudad Evita, María Guarachi, una embarazada, de 37 años, fue atacada a balazos cuando llegaba a su casa, junto con su pareja, el empresario Eduardo Romero.
El esposo de la víctima relató que los cuatro delincuentes que intentaron asaltarlos abrieron fuego contra el automóvil en el que viajaban, cuando puso marcha atrás para evitar que entraran en su casa.
En ese momento, su pareja recibió tres balazos y tuvo que ser internada en grave estado en el hospital Paroissien, de La Matanza.
Tres días después, los médicos confirmaron que había perdido el bebe. Si se tiene en cuenta el antecedente del ataque contra Carolina Píparo, este caso también podría considerarse un hecho de homicidio.
En su requisitoria de elevación a juicio, el fiscal de La Plata Marcelo Romero pidió que siete imputados sean juzgados por "asociación ilícita, robo doblemente calificado en concurso real con homicidio triplemente calificado por haber sido perpetrado con alevosía, con el concurso premeditado de dos o más personas en concurso ideal con homicidio triplemente calificado por alevosía".
Píparo estaba embarazada de ocho meses cuando fue atacada a balazos en una salidera bancaria.

SIN RESPUESTA OFICIAL

A pesar de la gravedad de los hechos y del aumento de los homicidios en ocasión de robo ni la presidenta de la Nación, Cristina Fernández; ni la ministra de Seguridad, Nilda Garré, se refirieron a la escalada de violencia. Tampoco se refirió a la inseguridad el jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Juan Manuel Abal Medina. El miércoles pasado, el funcionario se presentó en la Cámara de Diputados para exponer su informe de su gestión y nada dijo sobre la sucesión de homicidios ocurridos en los últimos días.
Mientras que en territorio bonaerense, el gobernador Daniel Scioli ordenó la aplicación con urgencia de una serie de decretos en los que dispuso la creación de tres dependencias policiales en Cañuelas para acallar el reclamo de los vecinos.
En tanto que el ministro de Seguridad provincial, Ricardo Casal, estuvo en Cañuelas, al día siguiente del doble homicidio para calmar los ánimos de los vecinos que irrumpieron en la Municipalidad. Casal desligó a la intendenta Marisa Fassi de cualquier responsabilidad en la aplicación de medidas de seguridad para luchar contra los delitos, y anunció que se volcarían todos los recursos posibles para esclarecer el doble homicidio.
El funcionario nada dijo sobre el aumento del 30% de los hechos delictivos en Cañuelas ni del recrudecimiento de la violencia en los asaltos.

DOS TESTIGOS RECONOCIERON A CHAVERO

LA PLATA.- El último detenido sospechado de ser el autor del homicidio de los hermanos Massa, ocurrido el domingo último en Cañuelas, Ignacio "Luli" Chavero, fue identificado por dos de los tres testigos que participaron de la rueda de reconocimiento que ordenó el fiscal de la causa y que, inclusive, solicitó el propio acusado. Según informó el fiscal Rodolfo Robatto, uno de los testigos que reconoció a Chavero estuvo en el lugar del asesinato. Otro vecino reconoció al detenido como al hombre que vio salir de una pensión de Cañuelas durante la mañana del lunes 2 de julio (el día posterior al crimen). Este testimonio pone en duda la declaración que realizó Chavero ante el fiscal Robatto. En la misma, el sospechoso dijo que nunca había estado en Cañuelas y brindó detalles sobre lo que habría hecho ese domingo.

OLA DE DELITOS VIOLENTOS

  • Cañuelas 
    Los hermanos Massa fueron asesinados el domingo cuando asaltaron su comercio.
  • Carapachay 
    Irma Gile, de 81 años, fue asesinada el martes pasado durante el robo a su casa.
  • Monte Grande 
    El jueves mataron al empresario textil Luis Sánchez delante de su familia.

LAS 19 VÍCTIMAS

  • 5/7 Monte Grande 
    Luis Alfredo Sánchez
  • 4/7/ Carapachay 
    Irma Dominga Gile
  • 1°/7 Cañuelas 
    Leonardo y Marcelo Massa
  • 30/6 Ciudad Evita 
    Bebe de María Guaracci
  • 26/6 Avellaneda 
    Víctor Abalos
  • 24/6 Berazategui 
    Fernando Stranieri
  • 24/6 Merlo 
    Pedro Romero Santos
  • 23/6 Villa Fiorito René Ezequiel Figueroa
  • 19/6 Gregorio de Laferrere 
    Lucas Montoya
  • 19/6 San Martín 
    Nicolás Cela
  • 16/6 Lomas de Zamora 
    Delía Fernández
  • 12/6 Francisco Alvarez 
    Carlos Dimonai
  • 12/6 González Catán 
    Angel Segovia
  • 8/6 Mar del Plata 
    Jorge Mariezcurrena
  • 6/6 Ciudadela 
    Sergio Luis Salas
  • 5/6 Mar del Plata 
    Johnatan Fichero
  • 3/6 Villa Bosch 
    Sergio Barrera
  • 2/6 Luján 
    Jorge Felipe Sánchez

No hay comentarios: