SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

miércoles, 21 de marzo de 2012

ANALIZAN ALREDEDOR DE 200 NUEVAS DENUNCIAS DE MUERTES EN URUGUAY

MONTEVIDEO (El País / GDA).- La mitad de las 16 familias de las víctimas de los enfermeros asesinos fue notificada ayer. Un equipo de la Dirección General de Crimen Organizado e Interpol, con apoyo de psicólogos, comenzó la ardua tarea de notificar a los familiares de víctimas de los homicidas.

Mientras tanto, el caso continúa ampliándose por el alud de denuncias y consultas que comienza a recibir la unidad policial especializada. Hasta ayer habían recibido unas 200 nuevas denuncias que ahora los investigadores deberán chequear.

Una fuente de la Dirección de Crimen Organizado señaló que se va a solicitar al subsecretario de Salud Pública, Leonel Briozzo, que se establezca un mecanismo de recepción de denuncias que "filtre" las meras consultas de aquellas que son propiamente denuncias. En esta perspectiva los investigadores del caso estiman que su esclarecimiento total llevaría más de dos años.

Mientras el equipo policial divide sus tiempos entre las tareas de información a las familias de las víctimas, y en el análisis de las nuevas denuncias que reciben, el jefe del Departamento de Vigilancia de este organismo investiga personalmente una pista del caso en el interior del país.

El oficial a cargo y sus colaboradores más inmediatos mantienen en secreto hasta el departamento en el que desarrollan este capítulo de la investigación. No obstante, fuentes consultadas anoche por El País confirmaron que se había reunido importante información del caso.

En tanto, las estimaciones de cantidades de muertes, basadas a su vez en estimaciones de tiempo según datos aportados por testigos, estarían colocando la cifra de víctimas por encima de las 200.

En el caso de Ariel Acevedo, que se desempeñaba en la Asociación Española, una de las más grandes del sistema de salud uruguayo, un testigo informó que sus actividades homicidas se remontarían a unos siete años atrás.

El testimonio de otro enfermero, compañero de Marcelo Pereira, de algún modo lo confirma puesto que declaró que cuando ingresó a trabajar al estatal Hospital Maciel seis años atrás le comentó a sus compañeros que en la mutual "limpiaban" gente. El propio Pereira declaró que estaba involucrado en estas muertes desde hacía tres años. Sobre esta base los investigadores estimaron que Acevedo podría estar involucrado en unas 160 muertes, en tanto que Pereira lo estaría en unas 50.

Otro extremo que los investigadores procuran establecer ahora es de qué medios se valió este último para robar medicamentos. En el momento de ser detenido llevaba en una cartuchera ampollas de morfina y de Dormicum, un potente sedante que utilizaba para adormecer a sus víctimas y dejarlas a su merced para matarlas

No hay comentarios: