SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

martes, 28 de febrero de 2012

VELOCIDAD Y DISTANCIA DE PARADA

Velocidad y distancia de parada


Diversos estudios demuestran que el riesgo de verse involucrado en un accidente crece rápidamente con la velocidad, incluso con pequeños excesos por encima de la limitación.
Esto lejos de ser un tópico, tiene una fundamentación física que hace que la distancia de parada del vehículo crezca cuadráticamente con la velocidad.
Un conductor que circulando a 50 Km/h se vea sorprendido por un peatón que irrumpe en la calzada 28 metros por delante de su vehículo, podrá detenerse sin atropellarlo. Durante el tiempo que el conductor necesita para apercibir el peligro y reaccionar (tiempo de percepción y reacción), su vehículo recorrerá 14 metros. A partir de ese punto, el vehículo comenzará a frenar a lo largo de otros 14 metros, hasta detenerse a los pies del peatón.
Si el mismo conductor circula a 55 Km/h, para apercibir el peligro y detenerse completamente necesitará 32 metros. A 60 Km/h, esta distancia sube hasta los 37 metros.

Distancia de parada a distintas velocidades

Cuando el vehículo llegue a la altura del peatón, lo atropellará a 28 Km/h, si su velocidad inicial fue de 55 Km/h, ó a 40 Km/h si su velocidad de partida fue de 60 Km/h.
Esto demuestra por qué un exceso de tan solo 10 Km/h por encima de la limitación de velocidad genérica para casco urbano (50 Km/h) entraña un riesgo muy elevado, en caso de presentarse una situación de peligro sobrevenida.

No hay comentarios: