SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

lunes, 17 de octubre de 2011

ARGENTINA: FUERTE INQUIETUD POR EL CONSUMO Y VENTA DE DROGAS


La droga es la principal preocupación de los porteños: el delito vinculado con el tráfico y consumo de estupefacientes importa hoy a los vecinos más que cualquier otro.

Así lo demostró una encuesta realizada por el Ministerio de Seguridad en las "mesas barriales" de prevención del delito, que funcionan en la Capital Federal desde este año.

La primera conclusión de esas reuniones entre vecinos y funcionarios fue que las drogas están en la cúspide misma de los problemas sociales. Los sondeos se realizaron sobre 30 mesas de gestión vecinal y los funcionarios del área advirtieron que las referencias a las drogas encabezaban las listas de reclamos, tanto dentro del grupo de "delitos preponderantes" en los barrios como en el rubro "conflictividad social".

Al ser consultados sobre el delito que más se comete en las cercanías de sus hogares, la mayoría de los vecinos señaló la venta de drogas. El 39% de los consultados en las mesas barriales -cada reunión tiene un promedio de 50 asistentes- indicó que el consumo de estupefacientes es el mayor conflicto de índole social en las calles porteñas. Después fueron mencionados los menores en situación de calle, con el 17% de las respuestas; los habituales disturbios callejeros (15%), y la prostitución (9%).

En referencia concreta a los delitos que más se ven e inquietan también aparecieron los que se vinculan con la drogadicción y el narcotráfico . La venta de paco, cocaína y marihuana fue colocada como delito predominante por el 34% de los consultados, al mismo nivel que los robos en la vía pública. Menos menciones tuvieron el robo de autos (19%) y en viviendas (13%).

"Los datos de las mesas barriales se cruzaron con la información del mapa del delito que se analiza en el Ministerio de Seguridad para reorganizar el sistema de paradas policiales", explicaron fuentes de esa cartera.

A comienzos de este mes, la ministra Nilda Garré anunció modificaciones en el armado del esquema policial de prevención del delito. Los de prevención del delito. Los comisarios perdieron la función de definir el lugar a patrullar por los agentes , esquema que ahora es definido en las oficinas del Ministerio de Seguridad. Garré le otorgó una importancia real para la gestión de seguridad a lo expuesto en las mesas barriales.

Otras preocupaciones vecinales, como la acción de los llamados motochorros, derivó en la creación de un cuerpo especialmente armado de la Policía Federal, que en los próximos días empezará a verse en las calles con escuadrones de tres motocicletas, con dos policías por rodado, que buscarán frenar a ese clase de delito en zonas bancarias y avenidas.

Calles mal iluminadas y terrenos baldíos figuran, además, como cómplices estructurales de los delincuentes, según los habitantes de la ciudad de Buenos Aires que participaron de esas mesas barriales.

El 32 por ciento de los asistentes a las mesas vecinales de prevención indicaron que los problemas en el alumbrado público colaboran con la inseguridad social; el 44 por ciento apuntó la necesidad de mejorar los espacios abandonados y los lugares con urbanizaciones precarias, mientras que el 15 por ciento señaló calles por las que escapan, habitualmente, delincuentes. Los últimos cambios en las paradas policiales dispuestos por Garré se sustentaron en esa información brindada por los vecinos, relataron en el Ministerio de Seguridad.

Para la ministra resultan esas reuniones un mecanismo de alerta temprana sobre delitos que toman vuelo en los barrios y, además, considera esas mesas de trabajo como una forma de controlar en el terreno el trabajo policial.

Militantes de organizaciones sociales fueron los pioneros en esas mesas barriales -que habían sido usadas en Buenos Aires durante la gestión de León Arslanian-, aunque las reuniones quedaron abiertas a toda la comunidad.

ANTECEDENTES DEL PROBLEMA

El análisis de lo expuesto en esos encuentros vecinales puso, por primera vez, en manos del sistema ejecutivo de seguridad la real preocupación porteña vinculada con las drogas y el narcotráfico. Sin embargo, esa inquietud había sido visualizada antes en un sondeo realizado en noviembre de 2008 por el Observatorio de Drogas de la Ciudad de Buenos Aires. Tres años después el gobierno nacional obtuvo resultados similares. La diferencia es que ahora la problemática de las drogas vinculadas con el delito quedó en el primer lugar de las cuestiones de seguridad por resolver.

Ese anterior informe del Observatorio de Drogas porteño sirve para entender por qué causa tanta inquietud el consumo de drogas. En ese trabajo se había establecido que para el 79,5 por ciento de los vecinos había una relación entre el aumento de la violencia en los delitos y el consumo de drogas. Y el 56 por ciento afirmó, entonces, que era habitual observar personas drogándose en las calles de sus barrios.

Incluso, el 73,5 por ciento de los porteños consultados en esa encuesta de 2008 había manifestado que la droga era vendida muy cerca de sus hogares.

De todas formas, la inclusión del consumo de drogas como principal problema social en los barrios porteños choca con la posición de la Corte Suprema de considerar inconstitucional la detención de personas por tenencia de estupefacientes para consumo personal. La opinión de los vecinos sobre la seguridad parece no detenerse en tecnicismos jurídicos. Para los porteños, la droga atraviesa las principales preocupaciones vinculadas con la seguridad. Así lo establecen las mesas barriales organizadas por el gobierno nacional.

  • 30
    Mesas barriales se crearon en la Capital. Allí expresaron los vecinos su preocupación por todo lo relacionado con las drogas.

  • 50
    Personas asisten, en promedio, a las conferencias con funcionarios en las que se analiza el problema de la creciente inseguridad.

  • 39%
    Consumo de drogas a la vista
    En las 30 mesas barriales de prevención del delito, organizadas por el Ministerio de Seguridad, quedó establecido que, para los porteños, el consumo de cocaína, paco y marihuana resulta el principal problema social en la ciudad. En segundo lugar figuró la condición de los menores en situación de calle, con el 17% de las respuestas.

  • 34%
    El foco en la venta de drogas
    Además de colocar al consumo de estupefacientes en lo más alto de los problemas de índole social, los asistentes a las mesas vecinales de seguridad pusieron, también en primer término, a la venta de drogas como el delito preponderante en los barrios porteños.

  • 34%
    Igual al robo callejero
    El porcentaje de porteños que calificó la venta de drogas como el delito preponderante en sus barrios es igual al porcentaje que apuntó a la sustracción de valores mediante arrebatos o asaltos a mano armada en la vía pública. Para los vecinos, los robos de automóviles (19%) y en viviendas (13%) son otros de los delitos que más se padecen.

DICEN LOS VECINOS

"La inseguridad está ligada a las drogas. Te roban para conseguir plata para comprar drogas"

FERNANDO VEIGAS. Músico - Balvanera

"La falta de educación e información lleva a los chicos a las drogas. Hay miedo de decir dónde venden"

FERNANDO MEOZZI. Empleado - Barracas

"La inseguridad y las drogas están ligadas. Pero hay gente que se droga y no por eso sale a robar"

BELEN BOHN. Estudiante - Almagro

"La inseguridad tiene que ver con la droga y con un régimen penal débil, no acorde con la sociedad de hoy"

NOELIA MARTIN. Abogada - Villa Lugano

BOCA Y UN APOYO A LAS MADRES CONTRA EL PACO

Antes del comienzo del partido que ayer jugaron Boca Juniors y Belgrano, en la Bombonera, hubo una conferencia de prensa entre el presidente del equipo local, Amor Ameal, y María Isabel Rego, presidenta de la Asociación Civil Madres Guiando la Vida y en Lucha contra el Paco, en la cual se habló del flagelo de esta droga en la sociedad. Los jugadores de Boca salieron con una bandera en apoyo de las madres, quienes llevan pañuelos negros para combatir el flagelo. Ameal indicó: "La institución está a disposición de ellas. Esta es una posición de Estado; por lo cual, sea cual fuere el gobierno lucharemos para erradicarlo"

FUENTE: LA NACIÓN

No hay comentarios: