SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

jueves, 29 de septiembre de 2011

Detuvieron a la madre que golpeó al director de escuela


LA PLATA.- En la mañana de ayer fue detenida la madre del adolescente que atacó físicamente, el lunes pasado, al director de una escuela de Pergamino hasta dejarlo inconsciente. La mujer justificó su actitud al denunciar ante los medios que el docente acosaba a su hijo, aunque luego se negó a declarar ante la Justicia. El directivo negó esa versión.

En repudio al violento hecho que sufrió el profesor Ricardo Fusco, los gremios docentes bonaerenses decidieron realizar un paro de actividades durante la jornada de hoy. Ayer, compañeros del maestro y alumnos de la escuela marcharon por el centro de Pergamino en respaldo a Fusco.

Susana Enríquez, la mujer que atacó a golpes con un caño al director de la escuela secundaria N° 11, fue detenida a pedido de la Fiscalía Penal Juvenil, a cargo de Horacio Oldani, por el delito de coacción agravada, que prevé una pena de entre cinco y diez años de prisión.

Minutos antes de ser aprehendida, la acusada denunció a medios televisivos que Fusco acosaba a su hijo de 15 años desde que comenzó el año escolar y que, por eso, había radicado una denuncia en su contra en mayo.

Según indicó el abogado de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Víctor Nanni, "no hay ninguna denuncia hecha por la mujer". Y agregó: "Es una estrategia para desviar la atención. Al negarse a declarar, no ratificó la versión que dio a la prensa".

El hecho que conmocionó a toda la comunidad ocurrió cuando Enríquez se presentó en el colegio porque había sido citada por problemas de conducta de su hijo, que cursa el tercer año. "Le pedí al alumno que el lunes viniera con su mamá. Eran las 7.30 y se presentó solo; me acerqué y le pedí nuevamente que volviera con ella. A los 15 minutos, vuelven los dos y me encuentran en Preceptoría. La madre tenía un fierro y el alumno un cuchillo de cocina. Me empezaron a golpear y logré escaparme al patio -relató Fusco, de 45 años, casado y con dos hijas -. Me siguieron y los testigos me contaron que, aunque me desvanecí, los dos continuaron pegándome patadas cuando yo ya estaba en el suelo".

Por la gravedad de las heridas, permaneció internado un día y ahora debe hacer reposo absoluto.

Este no fue el primer altercado entre los protagonistas. En 2007 Fusco denunció penalmente a Enríquez por amenazas, pero no prosperó. "En aquella oportunidad, hubo un problema con una hija y recibí amenazas que me decían que me iban a agarrar y romperme todo", contó el directivo.

Mirta Petrocini, titular de la FEB, indicó que el 35% de las consultas que reciben están relacionadas con agresiones contra los docentes y las secuelas postraumáticas de los ataques. El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, y su par bonaerense, Mario Oporto, repudiaron el hecho y se manifestaron en favor de sancionar a quienes no respeten la autoridad del maestro.

FUENTE: LA NACION

No hay comentarios: