SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

miércoles, 17 de agosto de 2011

MANUAL PARA LA PREVENCIÓN DEL SECUESTRO Y LA EXTORSIÓN TERCERA PARTE

EL PRESENTE MANUAL FUE ESCRITO Y ENVIADO POR EL COMPAÑERO DE PROCEDIMIENTOS POLICIALES ORLANDO HERNANDEZ ANGARITA ohaorlando@yahoo.com . EXCELENTE TRABAJO - DIGNO DE LEER Y FELICITAR A SU AUTOR. GRACIAS ORLANDO POR ESTE VALIOSÍSIMO APORTE AL GRUPO.

PROTOCOLOS EMPRESARIALES PARA PREVENIR EL SECUESTRO O AFRONTARLO CUANDO SE PRESENTE. MANUAL PARA LA PREVENCIÓN DEL SECUESTRO Y LA EXTORSIÓN
Un eventual caso de secuestro podría llegar a presentarse en actividades relacionadas con el trabajo o fuera de éste, (Ej. en vacaciones, fin de semana o festivos, tiempo de descanso, entre otros). En cualquier caso o escenario, el empleado deberá contar con un guión que le permita pasar desapercibido y como alguien de bajo perfil, que no cuenta con poder económico ni representatividad al interior de la compañía.

Teniendo en cuenta que es mejor estar preparados para algo que quizás no ocurra, a que ocurra algo y nos tome por sorpresa por no estar preparados, es recomendable que al interior de las empresas se cuente con un protocolo escrito que contemple acciones dirigidas a evitar el secuestro, así como también acciones para afrontar el durante y el después del hecho, para ello, tenga en cuenta las siguientes recomedaciones:

Antes:
• Promueva una Cultura de Autocuidado orientada a la adopción de hábitos y comportamientos preventivos que conduzcan a la reducción del nivel de riesgo.
• Mantenga actualizadas las bases de datos y los listados con la información personal de empleados, contratistas y familias.
• Mantenga actualizado el directorio telefónico de las autoridades civiles, los organismos de socorro y Organismos de Seguridad del Estado.
• Establezca el proceso gerencial de gestión de riesgos, que facilite identificar las amenazas, evaluar los riesgos y desarrollar los planes de prevención para: gente, activos e intereses, EXÍJALO A COMPAÑÍAS CONTATISTAS.
• Diseñe, implemente y divulgue los procedimientos, protocolos e instructivos operativos sobre contingencias por actos intencionales.
• Capacite a Toda La Fuerza Laboral sobre cultura de prevención y autocuidado. Implemente un sistema de reporte de Condiciones y Actos Inseguros.
• Asigne la persona responsable de atender las llamadas de los delincuentes. Establezca un programa de entrenamiento.
• Destine un lugar dotado con los recursos técnicos en sistemas y telecomunicaciones necesarios para el manejo efectivo del evento.

Durante:
Recibida la información, confirmados los datos, se recomienda adelantar las siguientes actividades:
• Instaurar la correspondiente denuncia ante las autoridades competentes. Solicite asesoría y confíe en entidades expertas (GAULA). Siga sus instrucciones.
• Convocar e instalar el Equipo Manejo de Crisis – EMC en el lugar dispuesto para el manejo de la crisis por secuestro.
• Establecer un programa de comunicaciones que garantice una efectiva interacción entre todos los actores designados e involucrados para el manejo de la situación.
• Informar la situación a la familia manifestando solidaridad y apoyo para afrontar el evento. Asignar enlaces núcleos familiares. (expertos en psicología & seguridad)
• Brindar a la familia el apoyo necesario en aspectos jurídicos y psicológicos a través de profesionales especializados.

Después:
Tenga en cuenta que el evento de secuestro no termina con la liberación de la víctima. Requiera asesoría e infórmese sobre los efectos psicológicos y aspectos legales.
• Continuar ofreciendo el soporte integral para el liberado y su familia sobre los aspectos: jurídico, psicológico y prevención.
• Mantener activo el Equipo Manejo de Crisis – EMC hasta que cese la presión y requerimientos periodísticos.
• Asegurarse que únicamente el vocero de la empresa, sea quien tenga contacto con los medios de comunicación, bien sea mediante declaraciones verbales o a través de comunicados de prensa. Las víctimas, aún se encuentran bajo los efectos psicológicos del estrés postraumático, la prioridad es la atención psicológica y el contacto con su familia, se recomienda que no sean expuestos ante los medios y menos que den declaraciones en caliente una vez recuperada la libertad.
• Garantizar el control efectivo sobre los riesgos asociados al evento con capacidad de continuar afectando la integridad de las personas o la imagen de la empresa.
• Emitir y distribuir el comunicado declarando la terminación de la crisis.
• Designar el equipo de expertos para adelantar la investigación del incidente.
• Identificar, evaluar y mitigar, las posibles consecuencias e impactos.
• Realizar la evaluación de las estrategias y acciones tomadas, que permita identificar las oportunidades de mejora del plan y sus protocolos.
• Definir una estrategia de comunicación efectiva para realizar la retroalimentación sobre las lecciones aprendidas dirigida a todos los niveles de la organización y organizaciones colegas.

CÓMO PREVENIR Y ENFRENTAR LA EXTORSIÓN
¿Qué es la extorsión?
Un delito que consiste en constreñir a otro a tolerar, omitir o hacer alguna cosa, con el propósito de obtener provecho ilícito para sí o para un tercero. (Código Penal Colombiano)
¿Cuándo se es víctima de extorsión?
Si está siendo presionado mediante amenazas o chantajes, para obligarlo a obrar o dejar de obrar en determinado sentido contra su voluntad.
¿Quiénes son las personas más vulnerables a ser extorsionadas?
Cualquier persona. Para el delincuente no importa su género, edad, ocupación y nivel socioeconómico.
¿Pueden los niños y los adultos mayores ser víctimas de extorsión?
Cualquier presión para obtener algo en contra de la voluntad del niño o adulto mayor, puede ser considerada una modalidad de extorsión que limita su libertad de acción y toma de decisión.
¿De qué forma puede ser extorsionada una persona?
A través de presiones por medio de:
• Llamadas telefónicas
• Citación a sitios lejanos
• Cartas o notas
• Sufragios
• Videos
• Grabaciones
• Mensajes de texto
• Emisarios de forma presencial
• Correos electrónicos.
¿De dónde obtienen información los extorsionistas?
• Buscan en el directorio telefónico
• Mediante llamadas engañosas respondidas por niños, personas ingenuas o empleadas domesticas.
• En los documentos y sobres que se arrojan en la basura de su casa u oficina
• En publicaciones de avisos clasificados de compra y venta
• En internet a través de chats y páginas de redes sociales
• Mediante familiares, empleados, o exempleados descontentos
• En diferentes tipos de reuniones sociales.
¿Quiénes son los principales extorsionistas?
Grupos al margen de la ley y la delincuencia común. En algunos casos son familiares, empleados y personas cercanas desleales. En ocasiones las llamadas las realizan personas privadas de la libertad desde las cárceles.
¿Cómo actúan los extorsionistas?
Desde las cárceles:
- Realizan llamadas vía celular
- Se expresan con lenguaje violento y actitud agresiva
- Muestran ansiedad con llamadas constantes y cortas
- Utilizan emisarios que están en libertad
- Se autodenominan miembros de organizaciones narcoterroristas
- Hacen petición de: munición, botas, medicamentos controlados y de difícil consecución, vuelos chárter, etc.
- Consiguen la información sobre potenciales víctimas a través de la presión que ejercen sobre otros internos e incluso de directorios telefónicos al azar.
- Exigen la recarga de tarjetas prepago para celulares.
- Buscan que se les consigne en cuentas bancarias.
Delincuencia común:
- Con llamadas amenazantes y vocabulario soez
- Presionan para obtener rápidamente sus propósitos
- Tienen información de la víctima y su entorno
- Utilizan como señuelo a personas atractivas que se ganan la confianza de la víctima
- A veces se identifican como miembros de organizaciones narcoterroristas
- Extorsionan cobrando deudas
- En ocasiones son cercanos al núcleo familiar o a las empresas
- Proponen o acceden a recoger el pago de la extorsión generalmente en lugares urbanos.
Grupos terroristas:
- Citan a las víctimas en sitios rurales alejados
- No siempre hacen exigencias económicas por teléfono
- Se atribuyen atentados recientes para intimidar
- Declaran a sus víctimas como “objetivo militar”
- Utilizan lenguaje característico (“compañero”, “camarada”)
- No quieren que se les compare con la delincuencia común
- Confirman quienes son, identificándose plenamente
- Envían mensajes escritos con logotipos
- El factor tiempo no ejerce presión sobre ellos.
¿Cuáles son las amenazas más comunes?
• Atentados contra la vida de la víctima o un miembro de su familia
• Atentados contra las instalaciones o bienes
• En el caso de empresas, deterioran o sabotean la calidad de los productos para su desprestigio
• Publicación de fotografías o videos comprometedores
• Involucrar a la víctima en procesos judiciales, generalmente falsos.
¿Cuáles son las principales exigencias hechas por los extorsionistas?
Dinero, traspaso de bienes muebles e inmuebles, “impuestos” ilegales, medicinas, elementos de dotación, giros a través de empresas de encomiendas, víveres, tarjetas telefónicas prepago etc.
¿Cómo actuar frente a la primera señal de amenaza de extorsión?
• Conserve la calma y escuche atentamente
• Evite alterar, romper o borrar las evidencias
• No subestime ningún indicio de amenaza
• No asuma ningún compromiso, ni haga promesas sobre el pago con el delincuente
• Mantenga y dilate el contacto mientras recibe asesoría profesional
• Acuda al Gaula para obtener orientación y ayuda. Marque las líneas gratuitas 147 y 165
• Reconozca los sentimientos presentes y exteriorícelos verbalmente con un profesional en el tema
• Evite comentar a toda su familia y grupos de amigos para no aumentar los motivos de tensión, sólo coméntelo con su círculo de absoluta confianza
¿Cómo disminuir el riesgo de ser víctima de extorsión?
• Sea prudente en el manejo de información personal, financiera y económica, en sus conversaciones y en el manejo de los documentos físicos y digitales
• No deje a la vista documentos que tengan gran valor informativo
• No alardee de sus éxitos financieros
• No suministre información personal a extraños
• Emplee contestador automático e identificador de llamadas y de ser
posible grabadora para llamadas al teléfono fijo.
• Sepa como grabar llamadas desde su celular.
• Entrene a niños y empleados para no entregar información personal al responder llamadas telefónicas.
• Hable con su familia y personas de confianza sobre las medidas de protección.
• Proteja su vida íntima y de pareja, ya que las extorsiones por información emocional y sexual son más comunes de lo que las personas creen.
• Acuda al Gaula ante el primer indicio de extorsión. Líneas gratuitas 147 – 165.
• Permita que las autoridades le asesoren y no realice actividades a título personal.

IDENTIFICANDO VULNERABILIDADES PROPIAS
El reconocimiento de las propias vulnerabilidades le conducirá a identificar aquellos factores que podrían facilitarle su accionar a a la delincuencia, por lo tanto es importante que adopte las medidas necesarias para cerrarle las posibilidades a cualquier potencial agresor, si este tuviera el interés de actuar en su contra en cualquiera de los entornos donde realiza usted sus diferentes actividades.

ENTORNO RESIDENCIAL. Corresponde al barrio, manzana, cuadra, conjunto residencial o vivienda.

DESCRIPCION SI NO N/A
Existen antecedentes de hechos realizados por la delincuencia Maneja usted rutinas con respecto a las salidas de su residencia y regreso a la misma
Su profesión, cargo o posición ideológica, le ocasionan algún tipo de dificultad en el desenvolvimiento en su ámbito residencial
Cuenta con más de una vía de acceso a la residencia Existen terrenos baldíos o residencias desocupadas alrededor
Existe contraste social (mezcla de estratos sociales en un mismo sector)
Considera el entorno de su residencia seguro
Cuenta con barreras eficientes (portón, cerramiento, muros, otros)
Existe algún grado de vulnerabilidad en las barreras
Existen algún otro acceso diferente a la entrada principal
Están asegurados los accesos al edificio y parqueadero
Existe un procedimiento para el control de acceso de las personas, los vehículos
y materiales
Existe control de las llaves de los accesos y sus duplicados
Posee la edificación algún sistema de seguridad electrónica
Cuenta con servicio de vigilancia privada certificada
El servicio de vigilancia cuenta con algún tipo de radio comunicación
Es eficiente la iluminación perimetral
Es eficiente la iluminación de áreas comunes y parqueadero
Hay áreas comunes de fácil observación desde la calle
Hay áreas internas de la residencia visibles desde el exterior
Considera segura la puerta de acceso a su vivienda
Cuenta la puerta principal con "ojo mágico"
Las puertas poseen sistemas de cerradura seguro y confiable
Están las bisagras exteriores de las puertas protegidas
Las ventanas cuentan con sistema de aseguramiento eficiente
Los equipos de aire acondicionado están debidamente instalados y dificultan su remoción
Existe un sistema de intercomunicaciones entre el acceso principal y la residencia
Cuenta con algún sistema de alarma o de seguridad electrónica
La alarma tiene interconexión con un centro de atención de emergencias
El sistema de alarma es revisado y ensayado periódicamente
Cuenta con identificador de llamadas y grabación telefónica
Se verifica antecedentes y referencias de empleados del servicio
Asegura que se anuncien los visitantes antes de su ingreso
La familia y los empleados reciben instrucción en temas de seguridad

ENTORNO LABORAL. Corresponde tanto al lugar habitual de trabajo, como a los lugares donde debe ejecutar actividades de carácter laboral.
La familia y el servicio doméstico tiene instrucciones precisas sobre el adecuado manejo
de la información privada
La familia y el servicio doméstico tienen disponible un directorio con los números de
teléfonos para casos de emergencias
Sabe cómo actuar en caso de contingencia por actos de terceros
Cuenta dentro de su residencia con algún sector donde se pueda refugiar mientras
recibe apoyo externo en caso de algún incidente contra su seguridad personal y/o la de
su familia

DESCRIPCION SI NO N/A
Maneja usted rutinas con respecto a las horas de llegada y salida de su lugar de trabajo
El resultado de su trabajo afecta positiva o negativamente a los demás
Cuenta su oficina o sitio de trabajo con un adecuado sistema de seguridad
general
Considera adecuado el sistema de control de acceso de visitantes, paquetes y vehículos a su oficina o sitio de trabajo
Cuenta usted con servicio de protección personal directa. En caso afirmativo, considera que el esquema es efectivo
Se verifican antecedentes y referencias de los empleados
Los procesos de selección para ocupar cargos sensibles involucran pruebas de confiabilidad
Los empleados reciben instrucción en temas de prevención y autocuidado
Los empleados reciben instrucciones precisas sobre el adecuado manejo de la información confidencial
La información sensible está bien protegida
Usted y sus compañeros de trabajo adoptan medidas de protección de la información
Saben los empleados cómo actuar en caso de contingencia por actos de terceros
Tienen planes de respuesta a emergencias
Han realizado simulacros de evacuación

ENTORNO SOCIAL. Trate de identificar qué situaciones le generan vulnerabilidad en las actividades de carácter social que usted realiza, tales como visitas a sitios de esparcimiento, culto, deportes, restaurantes, compras, etc.

ENTORNO DESPLAZAMIENTOS. Trate de identificar qué situaciones le generan vulnerabilidad en los momentos en que usted se encuentra en desplazamiento por vías
públicas o en diferentes medios de transporte.
Cuenta dentro de su lugar de trabajo con algún lugar donde se pueda refugiar mientras recibe apoyo externo en caso de algún incidente contra la seguridad personal
DESCRIPCION SI NO N/A
Es usted reconocido por los miembros de la comunidad en la que normalmente se desenvuelve
Considera que es percibido como alguien de alto perfil bien sea este económico, político o social
Tiene algún tipo de rutina en el desarrollo de actividades sociales
Los sitios que usted frecuenta le ofrecen un nivel de protección adecuada
Considera que da una adecuada protección a la información de las actividades relacionadas con su vida social
Procura conocer anticipadamente la situación de seguridad de los sitios que va a visitar
Tiene identificados sitios próximos a los cuales podría acudir para obtener apoyo de las autoridades
Ha identificado los lugares donde podría refugiarse mientras recibe apoyo externo en caso de algún incidente contra la seguridad personal
Conoce las rutas de evacuación y las salidas de emergencia de los lugares que frecuenta

DESCRIPCION SI NO N/A
Tiene rutina en las horas y/o rutas de desplazamiento especialmente residencia - sitio de trabajo – residencia
CÓMO AFRONTAR EL SECUESTRO?
Manejo de Crisis
Cuando hablamos de la problemática del secuestro y sus efectos psicológicos, es importante mencionar que cada caso es particular e individual y la forma de reaccionar ante este evento depende mucho de las características individuales y familiares y de las estrategias, recursos y potencialidades que tienen los seres humanos para afrontar los eventos traumáticos.

No existen fórmulas mágicas para superar el drama de este flagelo y es por esto, que la creatividad y conocimiento del terapeuta deben ser lo suficiente dinámicos, flexibles y ágiles para poder ayudar en cada vivencia y realidad.

Sin embargo, sí se ha podido establecer una sintomatología; ya que existen ciertas reacciones, emociones y comportamientos que se presentan en la mayoría de las personas y familias que afrontan esta problemática y recomendar algunas estrategias de afrontamiento para superar la crisis que se desencadena, de acuerdo con el ciclo evolutivo en el que se encuentre la familia, ya que éste influye en las reacciones y formas de afrontar el evento.

Considera que le está dando usted y las personas cercanas un adecuado control a la información sobre sus desplazamientos
Ha realizado algún tipo de estudio a las rutas que utiliza para desplazarse a los sitios que visita con frecuencia
Ha identificado rutas alternas y sitios de apoyo a los cuales podría acudir en caso necesario
Tiene usted la posibilidad de alternar el medio de transporte que utiliza para sus desplazamientos
Tiene usted conductor
En caso afirmativo, tiene el conductor hábitos de prevención y autocuidado
Tiene su conductor conocimiento de la metodología de estudio de rutas
Realiza viajes a zonas rurales en horas nocturnas
Su actitud durante los desplazamientos favorece el accionar de un agresor
Desde la perspectiva sistémica, se considera que los familiares atraviesan por diferentes ciclos vitales a lo largo de su historia de vida, los cuales son:
• Conformación de pareja
• Familias con hijos en edad escolar
• Familias con hijos en edad de adolescentes
• Familias con hijos en edad adulta
• Nido vacío
Iniciaremos esta primera parte con los principales efectos y estrategias de afrontamiento que vivencian las familias como:
Comprender el momento particular por el que atraviesan las familias y sus necesidades emocionales de sostén y orientación en la toma de decisiones permitirá apoyarla de manera más oportuna y eficiente. Siendo así, se podrían identificar los momentos o fases en las que se presenta el secuestro:
• Crisis inicial
• Cautiverio
• Liberación o desenlace
• Reencuentro familiar
• Readaptación y resignificación del evento
En los primeros momentos de la crisis inicial aparecen diferentes reacciones y emociones tanto en la familia como en la víctima:
La angustia, incertidumbre, impotencia, dolor, confusión y desespero se hacen presentes y todos los allegados al sistema familiar esperan encontrar respuestas sobre el paradero de su familiar y recurren a todo tipo de recursos para encontrar respuestas
• Las reacciones e influencia de la familia de origen se presentan de manera abrupta e inesperada como el mismo evento, hay casos en que los padres y esposo(a) de la víctima se unen para buscar el pronto regreso de su ser querido; sin embargo, existen otros en que los desacuerdos y culpas crean distanciamiento en las relaciones que en muchas ocasiones terminan por romper los vínculos afectivos creados y el manejo de la situación se torna aún más complicada.
• Los miembros de la familia pueden tener reacciones muy variadas, según sus temperamentos. Algunos logran expresar sus sentimientos de manera abierta y desaforada. Otros se silencian y no manifiestan sus emociones, se reprimen o se niegan aceptar que la realidad que están viviendo los está afectando.
• Es común que las familias de origen decidan acompañar al miembro de la pareja que está libre y decidan compartir su espacio hasta cuando regrese el secuestrado; sin embargo, se ha visto que la convivencia bajo la presión que genera una situación de éstas, hace que las relaciones familiares se tornen mas vulnerables y sensibles, lo cual puede terminar por deteriorar o generar dependencia de un vínculo afectivo.
• Se entremezclan sentimientos de angustia y temor por la vida y el bienestar del ser querido pero al mismo tiempo de rabia, impotencia, incertidumbre, zozobra, culpa, tristeza, desconcierto, abandono, pérdida y esperanza de recuperarlo pronto.
• La familia no sabe cómo actuar, el desconcierto es total y reciben sugerencias de amigos, conocidos, autoridades, lo cual muchas veces genera más confusiones al escuchar tantas opiniones y puntos de vista.
En la víctima.
• La primera reacción es de desconcierto y confusión. La sorpresa y el temor permanente por su vida lleva a la persona a asumir actitudes extremas de estupor y sus reacciones pueden aparecer desde la resistencia absoluta ante sus captores hasta la sumisión de llorar e implorar misericordia.
• El miedo permanente lo acompaña pero empieza a pensar que pronto regresará con sus seres queridos.
• También llega a pensar que todo hace parte de una equivocación y niega que el hecho que está viviendo corresponde a su realidad.
Recomendaciones para el apoyo general en esta fase
La intervención psicológica en esta fase es de manejo de crisis y se comienza por generar un espacio con la familia donde puedan expresar sus sentimientos y organizar sus ideas.

Las primeras recomendaciones están orientadas a:
• Denunciar el secuestro ante las autoridades, en caso de no haberlo hecho
• Buscar la asesoría de expertos en el tema e informarse sobre las leyes que existen en relación con el tema
• Recibir el acompañamiento psicológico a los miembros de la familia para que organicen sus ideas y manifiesten sus sentimientos
• Aceptar la realidad por la que están atravesando
• No buscar culpables al interior de la familia y movilizar recursos para salir adelante de la situación
• Intentar que la comunicación sea abierta y eficiente
• Mantener la cohesión familiar, los roles deben ser flexibles y las labores de la persona ausente deberán ser asumidos por otro
• Comprender los estados emocionales de los miembros de la familia
• Fortalecer la red de apoyo social.

Recomendaciones para la familia del secuestrado
• Tan pronto como se entere de la ocurrencia del secuestro acérquese al Gaula más cercano para recibir información y asesoría sobre la forma como se debe proceder en estos casos o solicite apoyo a través de las líneas gratuitas 165 o 147, desde teléfono celular o fijo.
• Busque asesoría sobre la forma particular como opera el secuestro, con personas capacitadas e idóneas para manejar este tipo de situaciones, que ustedes pueden encontrar en el Gaula de la policía o del ejército. Para usted es algo nuevo; confíe en la experiencia de estos funcionarios investigadores y aclare sus dudas.
• El tiempo que tardan los secuestradores para comunicarse es variable. Conserve la calma frente a esta situación y prepárese para responder adecuadamente a lo que le planteen.
• La decisión de quién va a liderar el proceso debe tomarse en familia, ustedes se conocen y saben quien tiene el perfil más indicado para manejar la comunicación con los secuestradores.
• La persona que va a mediar con los secuestradores debe pedirles pruebas de supervivencia.
• La información sobre el proceso de negociación debe manejarse en un círculo muy reducido de personas; los demás miembros de la familia deben entender la importancia que tiene dentro de esta situación el mantener la reserva de los datos; evitar sentirse aislados o generar conflictos por esta causa y por el contrario encargarse de otras actividades y asumir los roles necesarios para mantener la cohesión familiar.
• Sean cuidadosos con la información que entregan a los medios de comunicación, eviten utilizar este recurso para subir el perfil de la persona secuestrada. Tengan en cuenta que pueden enviar mensajes a través de los diferentes espacios radiales destinados para este propósito.
• Ahora todos o algunos miembros de la familia pueden estar más susceptibles e irritables, estas reacciones los hacen más propensos a los disgustos o conflictos entre unos y otros o los puede llevar a sacar problemas previos. Aprenda a expresar sus sentimientos y sus disgustos de una manera apropiada.
• Ustedes pueden experimentar sentimientos, pensamientos o tener comportamientos nuevos, como: impotencia, incertidumbre, rabia, miedo, irritabilidad, desespero, desconfianza, dificultad para dormir, comer, concentrarse y realizar actividades cotidianas, entre otras.
Tenga presente que lo normal en estos casos es tener este tipo de reacciones, apóyese en su terapeuta para que las entienda y pueda manejarlas.
• Ustedes pueden percibir ahora que el paso del tiempo es más lento, traten de mantener al máximo posible las actividades cotidianas que cada quien venía desempeñando y cuando esté bien con usted mismo realice alguna actividad física (caminar, gimnasio, otro deporte) para que experimente los beneficios.
• El sentimiento de impotencia puede ser muy fuerte, sin embargo usted puede ayudar consultando sobre las instituciones que están dedicadas a apoyar a las víctimas de este delito; buscando y estableciendo nexos con las redes de apoyo como exsecuestrados, familiares, las autoridades competentes, Cruz Roja, Defensoría del Pueblo, entre otras.
• Algunos miembros de la familia podrían encargarse de ir registrando (escribir, grabar) lo que sucede día a día durante la ausencia del ser querido e ir guardando fotos, artículos o recortes de prensa sobre el secuestro, notas personales de familiares o amigos para que cuando regrese tenga la posibilidad de conocer lo que pasó en su ausencia.
• Si ustedes deciden apoyarse en las vivencias de otras familias que han pasado por la situación de secuestro de un ser querido o en la de algunos ex secuestrados conocidos, tenga siempre presente que cada caso es diferente, aproveche esta oportunidad para validar sus sentimientos y compartir con otros esta dura experiencia, sin perder el rumbo del proceso que ha sido encausado por los investigadores que los están asesorando para manejar el caso.
• Es posible que llegue un momento en el que ustedes no deseen recibir visitas porque quieren estar solos, intenten darse cuenta de sus necesidades y traten de satisfacerlas, evite sentir culpa o vergüenza por esta situación.
• Durante este proceso surgen rumores que en ocasiones pueden resultar molestos para ustedes, traten de no dar crédito a todo lo que escuchan y canalicen cualquier comentario a través del funcionario investigador que los está acompañando en el manejo del caso.
• Dentro de este proceso los sentimientos de ustedes suelen ser fluctuantes, por lo tanto pueden tener días buenos y otros no tan buenos. Intente controlar sus pensamientos negativos, apóyese en sus creencias espirituales y conserve la esperanza en el regreso de su ser querido.
• Asesórese sobre el marco legal actual, despejen las dudas que tengan en este sentido consultando la ley.
• El ambiente familiar se caracteriza por la tristeza, el cansancio, el desasosiego. Movilicen sus recursos emocionales para continuar adelante y lograr el equilibrio en medio de la crisis por la que están atravesando.
• Para manejar adecuadamente la situación con los niños, infórmense leyendo la parte pertinente dedicada exclusivamente a ellos.
• Una de las mayores incertidumbres cuando se tiene un ser querido secuestrado es cuánto tiempo tardará en regresar. Cuiden su salud física y mental y prepárense para el regreso de la persona secuestrada.´
Recomendaciones para el regreso del secuestrado.
• Después de ocurrido el secuestro ustedes deben considerar todas las posibilidades de desenlace del mismo.
• El secuestro no termina con la liberación, infórmense sobre los aspectos legales y los efectos psicológicos, para que las diversas situaciones o reacciones presentes en esta nueva etapa no los tomen por sorpresa y sean manejables.
• Tan pronto como se enteren de la liberación, intenten reunir a toda la familia para celebrar el reencuentro con música, carteles de bienvenida, su comida preferida; eviten las bebidas negras y alcohólicas, tenga a mano cámara fotográfica o de video con película disponible, estas imágenes le ayudaran a integrar aspectos de la experiencia vivida.
• Después de la persona haber sido liberada es muy importante que se realice una serie de chequeos médicos; contacten un médico o a los profesionales que consideren necesarios y que puedan estar presentes en casa o en el lugar donde el ex secuestrado va a llegar.
• Es de esperar que el ex secuestrado presente cambios físicos como pérdida de peso, barba y/o pelo largo, palidez, ojeras, lesiones o alteraciones en la piel, debilidad muscular, cansancio, palidez, entre otros. a nivel emocional es común que las reacciones iniciales sean ambivalentes, la persona puede presentar llanto y risa simultáneamente, ansiedad, temor, irritabilidad, inicialmente se le puede ver frío y distante, con el paso del tiempo y el acompañamiento psicológico debe ir estabilizándose.
• Disponga de elementos de aseo (agua caliente, jabón, loción, entre otros), ropa limpia y un peluquero que esté dispuesto a ir a la casa, en caso de ser necesario.
• Se puede esperar que inicialmente no duerma a pesar de haber pasado varias horas en estado de vigilia, permítanle contar lo sucedido cuantas veces lo desee, muestren interés en sus relatos,
pregúntenle cómo se dio el proceso de liberación, cómo se siente, cuáles son sus planes a futuro, sin presionarlo demasiado, si está silencioso, respete su silencio.
• Trate de evitar el contacto del ex secuestrado con los medios de comunicación, debido a su estado inicial de estupor es posible que dé información no necesaria y perjudicial que le genere preocupación posteriormente.
• Si tienen la posibilidad pasen algunos días como familia en un lugar diferente a la casa.
• Si tienen que darle malas noticias respecto a algún incidente familiar como la muerte de alguien cercano, espere unos días y hágalo gradualmente.
• Faciliten las condiciones para que pueda cumplir con las promesas que se hizo en el cautiverio y con los compromisos que adquirió allí con otros secuestrados.
• Procuren respetar sus espacios y decisiones iniciales sobre qué ponerse, a donde ir, a que visitas recibir y qué hacer con su vida. el/la ex secuestrado(a) es quien debe decidir sobre los pasos a seguir; estén pendientes para apoyar y sugerir, eviten decidir o actuar por el/ella. no le organicen la vida.
• Recíbalo(a) afectuosamente, abrácelo(a), acarícielo(a); el ex secuestrado necesita ser tocado como prueba y parámetro real del reencuentro.
• No se engañen creando falsas expectativas de perfección al interior de la familia o del ex secuestrado(a), es de esperarse que continúen teniendo algunas dificultades aun después de haberse dado la liberación.
• Durante el tiempo de cautiverio, todos han cambiado, el propósito ahora es volverse a conocer, quererse tal como son ahora, aceptar los altibajos emocionales, para ajustarse a la nueva etapa que están
viviendo.
• Recuerde que la presión intensa y prolongada a la que han estado sometidos todos, puede generar enfermedades por el desgaste, cuiden su salud, visiten al médico, hagan ejercicio, aliméntense bien, manténganse positivos(as), activos(as) y fortalezcan la red de apoyo social.
• Sean pacientes, el tiempo de recuperación de cada uno es diferente y depende de los recursos personales de cada uno, poco a poco todo irá volviendo a la normalidad.
• Con el regreso del secuestrado ustedes van a vivir una situación similar a la que vivieron los primeros días del secuestro (visitas, llamadas, presencia de los medios de comunicación) estas
circunstancias se irán normalizando poco a poco.
• Continúen con la asesoría psicológica por parte de expertos en el tema, quienes podrán apoyarlos en diferentes aspectos y orientarlos en la búsqueda de nuevas alternativas de vida, las reacciones que surgen como consecuencia del secuestro pueden ser superadas cuando son tratadas con la ayuda de un profesional.
• Es importante que el ex secuestrado rinda la declaración ante la fiscalía cuando las condiciones físicas y emocionales se lo permitan, lo que cuente ayudará a esclarecer los hechos, es el fiscal quien deberá tomar su declaración o el funcionario que él delegue, la persona tiene el deber de atender las citaciones y los requerimientos que le haga el fiscal; es mejor acudir los primeros días después de la liberación ante el fiscal porque podría suceder que más adelante, cuando ya no quiera tocar el tema sea llamado, si siente temor, puede solicitar al fiscal la protección como testigo.
Recomendaciones para el ex secuestrado
• Es posible que usted sienta la necesidad imperiosa de hablar, no pierda ese impulso e inicie su recuperación emocional hablando una y otra vez de sus vivencias en el cautiverio y exprese sus sentimientos, emociones y pensamientos, hasta que logre darle sentido a esta experiencia.
• Evite posponer lo emocional, equilibre la responsabilidad de los compromisos sociales y el proceso de terapia y acompañamiento psicológico.
• La etapa que sigue a la liberación es de “falsa alegría” porque la experiencia no se ha asimilado y las secuelas psicológicas del secuestro tardan en aparecer, el evitar y/o negar esta realidad muestran su ineficacia en el mediano o largo plazo, los efectos irrumpirán en el momento más inesperado.
• Esta es una fase de aceptación, adaptación y asimilación de cambios emocionales, cognoscitivos, de comportamiento, afectivos, económicos, laborales y espirituales.
• Si usted decide afrontar los hechos desde el comienzo es normal que sienta que está retrocediendo; recordar le puede generar tristeza, sin embargo es la forma como la herida ocasionada por el secuestro empezará a sanar.
• Después de la liberación usted puede experimentar sensaciones, sentimientos o tener pensamientos parecidos a los que tuvo en el cautiverio y como consecuencia de ello sentir malestar psicológico o reacciones fisiológicas.
• Entre las reacciones más comunes y esperables que se pueden presentar después de la liberación, están: el miedo, la desconfianza, la rabia, la tristeza, la confusión, la angustia, la inseguridad, la dificultad para concentrarse, los olvidos, la soledad, la irritabilidad, entre otras.
• Aprenda con la asesoría de su psicólogo(a) a: vencer el miedo, canalizar la rabia adecuadamente, recuperar la confianza, enfrentar las pérdidas y sobre todo a encontrarle significado a esta dura experiencia.

Recomendaciones para con los niños
• Eviten ocultarle al niño(a) lo que está sucediendo, es normal que usted quiera protegerlo(a) contándole un relato distorsionado de lo que está pasando (v. g. la persona ausente está de viaje) o ignorando frente a él/ella la situación por la que están atravesando como si ellos no se dieran cuenta de lo que ocurre a su alrededor, los niños perciben los cambios en el ambiente familiar y sufren con la indiferencia de los adultos.
• Es importante decirle al niño la verdad de una manera sencilla, utilizando un lenguaje que esté a su alcance y no darle más información de la necesaria.
• Animen al niño a conversar sobre lo que está sucediendo, igualmente muéstrense interesados en lo que les dice y escúchenlo con atención.
• La noticia del secuestro se la debe dar un adulto cercano, de confianza y sereno; dispuesto no solo a entregarle al niño(a) la información sino también a darle el apoyo que el menor necesita.
• Los niños tienen muchos temores frente a la situación de secuestro, tales como el miedo a que la situación se repita con otro miembro de la familia, a quedarse solo, al daño o muerte de su ser querido, escuche sus temores y lo que dice sobre estos.
• El niño(a) necesita confiar tanto en las explicaciones que le dan los adultos cercanos como en las acciones que están realizando para traer de regreso al secuestrado, los adultos que lo rodean deben comunicar al niño que ellos están manejando la situación.
• No tema mostrar su tristeza delante del niño(a) y anímelo a expresar sus sentimientos y fantasías.
• Permítale acercarse a las pertenencias del secuestrado y estar en contacto con estos objetos.
• Ayude al niño(a) a entender que lo sucedido no es culpa de él/ella; los únicos culpables son los secuestradores.
• Es natural que el niño(a) desee estar cerca de sus familiares más cercanos, los adultos deben darse cuenta de sus propios sentimientos y del efecto que estos pueden tener sobre el niño, la forma como los adultos asumen la situación marca al niño(a) la pauta para hacer su propio manejo.
• No le haga al niño(a) promesas sobre el regreso del ser querido (que les va a traer regalos) y prepárelo para que el impacto del primer encuentro con el secuestrado no sea motivo de temor o rechazo, la persona va a llegar notablemente cambiada.
• Evite imponer las medidas de seguridad, tómese el tiempo para explicarle la importancia de estas normas y ayúdelo(a) a asimilar los cambios que se están presentando en su vida cotidiana.
• Las reacciones más comunes en los niños frente al secuestro de su ser querido son, entre otras: susceptibilidad, llanto fácil, aislamiento, rabia, tendencia a enfermar, ansiedad de separación, fantasías, esté atento a las reacciones que pueda presentar el niño(a) y comuníquelo a su psicólogo.

VALORE LA VIDA Y LA LIBERTAD LA PREVENCIÓN ES LA MEJOR ESTRATEGIA

EPÍLOGO
El delito de secuestro no sólo debe ser rechazado por toda la sociedad en su conjunto, sino que debe impulsar a la ciudadanía en la capacitación para su prevención y en el desarrollo de una cultura de autocuidado, haciéndose consciente de su corresponsabilidad y asumiendo los deberes
constitucionales de solidaridad y de apoyo a las autoridades en la lucha contra el delito. Debido a que aún en muchos países las mayores manifestaciones del secuestro ocurren con fines económicos y las víctimas son seleccionadas con base en su prestancia social y económica, la mayoría de los miembros de la comunidad considera que es un delito que afecta a los otros, no a ellos porque no son ricos; no obstante el secuestro ha sido y sigue siendo utilizado como una estrategia de guerra, sus fines en la actualidad no son solamente económicos, se presenta a veces para mostrar capacidad de daño y presionar o persuadir a los gobiernos, a las familias o a grupos adversarios, a veces con fines de trata de personas para esclavitud sexual, para tráfico con menores de edad a quienes utilizan en mendicidad o para adopción ilegal, también para presionar a las empresas el pago de sumas extorsivas o cuotas periódicas por permitir la ejecución de actividades comerciales en zonas de influencia y control de grupos armados ilegales, por lo que hasta los trabajadores de menor nivel como los obreros han sido victimizados.

1 comentario:

Anónimo dijo...

EXCELENTE DOCUMENTO. GRACIAS POR COMPARTIRLO. FELICITACIONES.