SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

martes, 9 de agosto de 2011

Lapiceras de cobre: una manera original de disminuir la posibilidad de infecciones en terapia intensiva

(www.neomundo.com.ar) Una lapicera con la que los médicos hacen anotaciones en la hoja clínica de un paciente de terapia intensiva, tras revisarlo, o con la que le deja nuevas instrucciones a las enfermeras, pueden ser una fuente de contagio.

Es que una lapicera puede tener, en su superficie, una gran cantidad de microorganismos dañinos, transportadas hasta allí en las manos de un trabajador de la salud tras atender un paciente.

Ese mismo médico puede volver a manipular su lapicera y volver a "infectar" sus manos, pese a los cuidados y lavados debidos entre paciente y paciente.

Esta preocupación llevó al equipo de investigación de los Hospitales Universitarios de Birmingham, en Inglaterra, a probar la efectividad del cobre antimicrobiano.

El estudio se basó en una investigación previa realizada en el Hospital Trust’s Selly Oak, que demostró una significativa reducción de los niveles de microorganismos en una sala de hospital con superficies de cobre en comparación con elementos estándar como el aluminio, cromo y plástico.

EL ESTUDIO

Al personal de dos unidades de cuidados intensivos se le dio el mismo diseño de lapicera, ya sea de acero inoxidable o de bronce (una aleación de cobre y zinc).

Y se asignaron 100 lapiceras fueron asignadas al azar a los médicos, al comienzo de su turno de guardia, de 12.5 horas, para ser utilizadas en lugar de la lapicera estándar que utilizaban comúnmente.

La contaminación en cada tipo de lapicera se midió y comparó al final del turno de 12,5 horas (25 lápices de bronce y 25 lápices de acero inoxidable), y después mantener una temperatura ambiente durante 11 horas, equivalente al inicio del turno siguiente (25 lapiceras de bronce y 25 lapiceras de acero inoxidable).

El estudio concluyó que al final del turno de trabajo:

* 52% de las lapiceras de bronce estaban libres de contaminación, comparado con el 32% de los lápices de acero inoxidable.

* La contaminación total en los lápices de bronce fue 87.3% menos que en los lápices de acero inoxidable.

* Después de 11 horas a temperatura ambiente, el 80% de las lapiceras de bronce estaban libres de microrganismos comparados con el 28% de las lapiceras de acero inoxidable.

* La contaminación total de las lapiceras de bronce fue 94.8% menos que las de acero inoxidable.

La líder del estudio Dra. Anna Casey señaló "Nuestras conclusiones demuestran claramente que el uso de cobre antimicrobiano en las lapiceras redujo significativamente los niveles de contaminación microbial en los instrumentos de escritura. Por lo tanto, las plumas de cobre puede ser una herramienta para prevenir la reinoculación de patógenos en manos descontaminadas".

El estudio será publicado en el próximo número de la revista American Journal of Infection Control.Más información haciendo click arriba, sobre el logo de WWW.NEOMUNDO.COM.AR

No hay comentarios: