SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

domingo, 5 de junio de 2011

Asesina escuadrón del SWAT a marine hispano

Jose Gúereña marine hispano
José Güereña Ortiz, un hispano héroe de guerra de la Marina de los Estados Unidos en Irak fue confundido con un peligroso delincuente, en circunstancias aún no aclaradas, un escuadrón del grupo de Special Weapons and Tactics (armas y tácticas especiales), SWAT lo acribilló de más de 60 balazos en su domicilio en la calle Redwater entre la Valencia y Wade en Tucson, Arizona el pasado 5 de mayo.

Güereña Ortiz de 26 años de edad era nativo de la comunidad de Oquitoa Sonora, México y desde los 13 años vivía en Tucson, se graduó de la escuela preparatoria Flowing Wells y se unió a la Infantería de Marina de EE.UU. en 2002. Sirvió en Irak en 2003 y 2005 como parte de la base de Yuma-MWSS-173.

De acuerdo con reportes de varios medios de comunicación, los hechos ocurrieron el día 5 de mayo cerca de la 9:30 de la mañana, José Güereña Ortiz descansaba, ya que había laborado toda la noche, cuando llegó un destacamento de SWAT y rodeó su casa.

En el interior de su domicilio se encontraba también su esposa Vanesa y su hijo de cuatro años. Esta al ver el alboroto que se había armado, despertó a su esposo, quién inmediatamente se levantó. Cuando se dirigía a la puerta uno de los elementos disparó contra la puerta, la bala, de acuerdo con un testigo, rebotó en uno de los chalecos antibalas de un miembro del SWAT lo que inició la balacera.

El cuerpo acribillado fue encontrado por su esposa Vanessa, su desesperada llamada al 911 para salvar la vida de su marido fue grabado en un escalofriante video de YouTube. Vanessa pidió ayuda médica para su esposo. "Está en el suelo!" dijo, llorando, a la operadora del 911. "¿Puedes por favor date prisa?".



Según el informe de SWAT, José Güereña portaba una AR-15 al momento del incidente, sin embargo, las pruebas de parafina revelan que nunca detonó dicha arma.

El abogado de defensa criminal Christopher Scileppi estableció que se estarían investigando todos los aspectos del caso, incluyendo un equipo de respuesta médica que no se le permitió entrar a la casa durante una hora y 14 minutos después de que el tiroteo tuvo lugar.

El cuerpo del ex marine fueron trasladado en una carroza de un servicio funerario de Tucson, hacia la frontera, para posteriormente dirigirse a su comunidad natal en México, Oquitoa, Sonora, en donde habrán de descansar sus restos.


No hay comentarios: