SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

sábado, 5 de marzo de 2011

La basura digital también enferma

Acumular basura en forma compulsiva necesariamente afecta la funcionalidad del individuo, pero esto no resulta siempre evidente para en su entorno, ya que puede tratarse de basura digital...

"En la actual era digital, a veces vemos personas que tienen un poco menos de desorden en sus hogares, pero que se vuelven disfuncionales porque almacenan tremendas cantidades de información en sus computadoras y gastan enormes cantidades de tiempo online bajando cosas", comentó la doctora Gail Steketee, experta en acumulación compulsiva de la Universidad de Boston, Estados Unidos.

"Me preguntan seguido si una persona que no vive en medio del desorden pero colecciona cosas en forma electrónica es un acumulador compulsivo -agregó Steketee-. Ciertamente, si eso comienza a interferir con la capacidad de trabajar, o de pasar tiempo con la familia, o involucrándose en actividades valiosas, entonces será un problema serio para la persona, incluso en ausencia del desorden característico."

Pero sin importar si lo que se acumulan son bites, papeles o juguetes, la acumulación compulsiva es considerada un trastorno que requiere tratamiento.

"Para pensar el abordaje terapéutico, primero es necesario hacer una pausa para el diagnóstico diferencial -advirtió el doctor Pedro Horvat, miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina-. Aunque este trastorno es una forma del trastorno obsesivo compulsivo (TOC), se debe tener en cuenta que también la esquizofrenia puede presentar este tipo de conductas y que en las personas mayores las distintas formas de demencia pueden expresarse de este modo. Cada caso requiere una modalidad terapéutica diferente.

"En los TOC, se debe recurrir a un abordaje múltiple: la psicoterapia individual, la terapia familiar y la administración de psicofármacos. De este modo, se procura actuar tanto sobre los significados inconscientes como sobre las conductas, la interacción familiar y los elementos depresivos o ansiosos que dominen el cuadro", agregó Horvat.

Sin embargo, pronto el tratamiento de este trastorno podría cambiar, mejorar, ya que, como comentó Steketee, recientes estudios están comenzando a develar su verdadera naturaleza. "Estudios de neuroimágenes cerebrales muestran que la actividad [cerebral] en el acumulador es diferente de la del TOC. Estos resultados preliminares sugieren que se trata de un problema mental diferente."

No hay comentarios: