SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

miércoles, 2 de febrero de 2011

Narcoavión: denuncian a funcionarios del Gobierno


Tres ministros y el jefe de Gabinete del gobierno nacional fueron denunciados por legisladores de la Coalición Cívica por el presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público en la causa en la que se investiga el contrabando de 944 kilogramos de cocaína que habrían salido de la base militar de Morón y que fueron secuestrados en el aeropuerto El Prat, de Barcelona, España.

En la presentación realizada ayer ante el juez en lo Penal Económico Rafael Caputo, el diputado nacional Juan Carlos Morán acusó al ministro de Planificación, Julio De Vido; a Alejandro Agustín Granados, titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), que depende de aquel ministerio; al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; a la ministra de Seguridad, Nilda Garré, y al ministro de Defensa, Arturo Puricelli.

"Creemos que existen suficientes elementos para sostener que los funcionarios denunciados cumplieron de manera negligente los deberes y obligaciones a su cargo y, como consecuencia de ello, determinaron que se pueda crear una situación que favoreció el narcotráfico que se investiga y la libre circulación del avión sin control alguno, facilitando de esta manera que se pudiera concretar la operación", dijo el diputado Morán, quien concurrió a los tribunales situados en la avenida de los Inmigrantes, acompañado por las legisladoras Liliana Piani y Maricel Etchecoin Moro.

Los legisladores reclamaron que se solicite información a las empresas de telefonía celular para conocer el registro de llamadas y el contenido de los mensajes de texto del último año de los celulares de Eduardo Juliá, Gustavo Juliá y Matías Miret (los tres apresados en España) para saber si tienen vínculos o protección política.

Los hermanos Juliá y Miret fueron detenidos cuando las autoridades del aeropuerto de Barcelona descubrieron el cargamento escondido en el avión.

Además, en la denuncia, los legisladores plantearon que el 30 de diciembre de 2010 "el avión Challenger 604 se encontraba en la Base Aeronáutica de Morón, desde donde habría partido a Ezeiza y luego a Cabo Verde para terminar en Europa; por lo tanto, lo primero que podemos afirmar es que el vuelo partió desde una zona que era controlada por la Fuerza Aérea Argentina".

"Creemos que el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y el titular de la ANAC, Alejandro Agustín Granados, hijo del intendente de Ezeiza, entre otros, pudieron haber liberado la zona de control del avión de Medical Jet en la base aérea de Morón y en el aeropuerto de Ezeiza. Aparentemente, la aeronave Challenger 604 habría estado como mínimo estacionada durante 51 horas antes de partir hacia Barcelona", dijeron los legisladores en la denuncia.

En la presentación se plantea que los Juliá habrían mentido en la documentación del Challenger ante la ANAC y por ello se denuncia a los funcionarios que debían controlarlo. Se menciona, por ejemplo, que "Alejandro Agustín Granados no habría cumplido con el deber de controlar y pudo haber facilitado la operación descripta".

Mientras los legisladores de la Coalición Cívica presentaban la denuncia ante el juez Rafael Caputo, quien reemplaza por unos días al magistrado Alejandro Catania, los funcionarios del juzgado les tomaban declaración testimonial a cinco empleados de la ANAC que se desempeñan en la base aérea de Morón y a otras dos personas que trabajan en el lugar.

Dos de esos testigos dijeron que en diciembre vieron a los hermanos Juliá en el avión cuando estaba en la base militar de Morón. Días después fue secuestrado con el cargamento de droga.

Hoy comenzarán a declarar 10 de los 180 suboficiales de la Fuerza Aérea que se desempeñaban en la base de Morón, el lugar donde habría sido cargado el avión con la cocaína.

Los investigadores esperan que a partir de estos testimonios se pueda establecer si los tres detenidos en España tuvieron la ayuda de funcionarios argentinos.

FUENTE: LA NACION

No hay comentarios: