SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

domingo, 30 de enero de 2011

El móvil policial, cita para el amor

Dos jóvenes policías de la provincia de Mendoza, un hombre y una mujer, fueron sumariados luego de que se descubriera que, durante una ronda nocturna, mantuvieron relaciones sexuales dentro de un patrullero.

El hecho ocurrió la semana pasada, cuando un operador del 911 alertó sobre el desvío del móvil de su zona de patrullaje.

Cuando se conectó con la radio del patrullero comenzó a escuchar por el transmisor gemidos, frases eróticas y pedidos para adoptar diferentes posturas.

Los jóvenes oficiales prestaban servicios en la localidad de Rivadavia, situada a 50 kilómetros de la capital provincial, y se trasladaban en un patrullero de la comisaría 13a., vehículo que utilizaron para su cita amorosa.

Según informó la prensa mendocina, el operador del 911 sospechó porque la unidad había salido de su zona de patrullaje y había apagado el equipo de radio.

Como las centrales de llamadas de denuncias cuentan con un sistema de monitoreo, conocido como Tetra, que permite escuchar los sonidos ambientes de los móviles a pesar de tener la radio apagada, el operador pudo tomar contacto con la unidad.

Esa medida se toma para evitar situaciones de inseguridad para los agentes mientras cumplen servicio. Sin embargo, los jóvenes oficiales, aparentemente, no conocían la existencia de ese sistema.

Sorpresa

El agente se sorprendió cuando comenzó a escuchar gemidos, frases eróticas y pedidos para adoptar diferentes posturas sexuales que eran transmitidas desde el equipo de comunicaciones que tiene el patrullero para contactar al sistema de monitoreo.

El operario del 911, teniendo en cuenta que sus compañeros estaban en servicio y que debían estar patrullando Rivadavia, decidió informar la irregularidad a su superior, mientras el audio del acto sexual quedaba grabado en el sistema.

Los jóvenes policías regresaron, minutos después, a su lugar de patrullaje sin saber que la situación había sido grabada y que sería escuchada hasta por el ministro de Seguridad provincial.

"Son dos chicos jóvenes y pueden hacer lo que quieran, pero no cuando están de servicio, utilizando bienes del Estado y brindando seguridad a la ciudadanía", dijo al diario Uno anteayer una alta fuente policial que, a pesar de su molestia por la situación, mostró cierta compasión por los jóvenes.

Por el hecho, los policías, de unos 20 años, fueron sumariados y trasladados a otra unidad policial, situada en la capital mendocina.

No hay comentarios: