SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

martes, 14 de diciembre de 2010

Un prófugo del blindado había tomado rehenes hace 10 años


INFORMACION ENVIADA POR ANDRES PENACHINO

Este personaje, hace diez años tuvo en vilo a la población cuando, tras un asalto fallido a una estación de servicio de General Rodriguez tomo como rehenes a tres personas.

En este hecho tuvo una destacadísima intervención el entonces INSPECTOR DANIEL ABACA, hoy Comisario Jefe y Honorable Compañero de nuestro grupo.

El Comisario Jefe Abaca, no solo tuvo que mediar y terminar con las pretensiones del caco en cuestión, sino que también con la presión de los máximos jefes de la institución dado que, muy poco tiempo antes, una toma de rehenes similar resulto ser un verdadera tragedia, con varias muertes de civiles inocentes.

La pericia del Compañero Comisario Jefe Abaca hizo que este hecho no se convirtiese en una nueva tragedia, pero el tiempo pasa. Hoy el caco reducido, detenido y condenado por este hecho, esta de nuevo en la calle y se lo sindica como un importante eslabón en el fallido asalto al blindado donde mataron a dos policías para luego intentar robar la nomina que transportaba el camión.

EL CACO EN CUESTION SE LLAMA DIEGO GUARDO, APODO "EL SUCIO"
LA NOTA:
Uno de los cinco prófugos por el ataque al blindado en el que fueron fusilados dos policías bonaerenses es uno de los hombres que hace 10 años protagonizaron una toma de rehenes en General Rodríguez, recordada por la impactante imagen que ilustra esta página, según confirmaron ayer a Clarín dos fuentes policiales vinculadas al caso.

En junio de 2000, tres ladrones robaron en una empresa de Luján y, en la fuga, dos de ellos terminaron atrincherados con varios rehenes en una estación de servicio. Pocos meses más tarde, dos de los asaltantes fueron condenados a 13 y 14 años de prisión. Ahora, los investigadores sostienen que uno de ellos es el mismo hombre que, tal como informó Clarín en su edición de ayer, el jueves pasado escapó de la Policía tras una persecución cinematográfica por la Panamericana, a la altura de Garín.

Todo se remonta a la mañana del 14 de junio de 2000. Ese día, tres hombres entraron a robar en la fábrica El Quinto (en Luján) y escaparon con 600 pesos. Huyeron en un Fiat Duna por el Acceso Oeste y comenzaron a ser perseguidos por varios patrulleros. A la altura de la ruta 28, los ladrones se atrincheraron en una estación de servicio y tomaron cautivas a tres personas. Una de ellas era Martín Filpo, fotógrafo de un diario de Luján, que había llegado al lugar a cubrir el caso y terminó ofreciéndose para reemplazar a un rehén que se descompuso .

El asaltante que lo mantuvo apuntado con una pistola mientras le gritaba a la Policía las condiciones para entregarse era Diego Gabriel Guardo (33). Los investigadores dicen que es “El Sucio”, el mismo que el jueves escapó de la Policía a los tiros.

El 19 de diciembre de 2000, el Tribunal Oral II de Mercedes condenó a Guardo (y a su cómplice en la toma de rehenes, José Luis Palacios) por los delitos de encubrimiento agravado, robo calificado por el uso de arma, resistencia a la autoridad y abuso de armas, coacción agravada y privación ilegítima de la libertad . El tercer asaltante, que no participó de la toma de la toma de rehenes, recibió 9 años de prisión. Ayer se especulaba con que Guardo había sido liberado en 2008, al cumplir dos tercios de su condena.

disparando contra todo lo que se le cruzó en el camino . Guardo apareció ante los ojos de los policías que lo buscaban caminando entre los monoblocks del barrio FONAVI de Garín y se subió a una Toyota Hillux. Los agentes comenzaron a seguirlo y, mientras subían al Ramal Pilar de la Panamericana en dirección norte, el sospechoso los vio y empezó a disparar.

La carrera terminó de regreso a los monoblocks , donde “El Sucio” corrió entre los edificios y robó un auto con el que hizo otras 40 cuadras, hasta que se esfumó (y sigue prófugo). Los investigadores creen que él pudo ser uno de los hombres que fusilaron a los policías en el ataque al blindado.

“Un tipo que no se va a entregar vivo” , describieron fuentes policiales.

No hay comentarios: