SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

lunes, 11 de octubre de 2010

¿Adelantar el horario de cierre de bares reduce los asaltos?



Por Lynne Peeples (enviado por Alfredo Yuncoza)
NUEVA YORK (Reuters Health) - Enviar a casa a los dueños de los bares más temprano reduciría la tasa de violencia nocturna, reveló un estudio efectuado en Australia.

En la ciudad de Newcastle, Nueva Gales del Sur, donde vive medio millón de personas, un equipo halló que adelantar el horario de cierre de un grupo de pubs céntricos disminuyó más de un tercio la cantidad de asaltos que registró la policía.

"Existe gran debate sobre el efecto de limitar el horario de los bares autorizados", dijo a Reuters Health el investigador Craig Jones, del Consejo de Estadísticas e Investigación del Crimen de Nueva Gales del Sur.

"La industria del alcohol cuestiona que esa medida la vaya a perjudicar a la vez que no hace nada para reducir el daño asociado con el alcohol. Las mejores evidencias demostrarían lo contrario, pero la mayoría surge de estudios sobre el efecto de la ampliación del horario de funcionamiento", el experto.

En el 2008, las autoridades de Newcastle cambiaron el horario de cierre de las 5 a las 3 a.m., que rápidamente pasó a ser a las 3.30 de la madrugada.

El equipo identificó un distrito con vida nocturna similar en una ciudad cercana, Hamilton, donde el horario de cierre siguió siendo el mismo.

Esto le permitió comparar las tasas de asaltos antes y después de la modificación del horario y considerar otros factores que influirían en la violencia, como los problemas económicos o el mal tiempo.

Según los registros policiales entre enero del 2001 y septiembre del 2009, la modificación del horario de cierre en el 2008 redujo un 37 por ciento la cantidad de asaltos entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana. Eso se tradujo en un total de 132 asaltos menos por año.

Y, para Jones, la cantidad real de asaltos prevenidos fue aún mayor si se tiene en cuenta que sólo se denuncia a la policía uno de cada tres.

En cambio, en Hamilton no varió la tasa de asaltos nocturnos, publicó la revista Addiction. Esto sugiere que la causa de estos resultados fue la decisión de las autoridades y que no hubo un desplazamiento de la violencia.

Tim Stockwell, director del Centro para la Investigación de Adicciones de British Columbia, en la University of Victoria, sostuvo que estos resultados coinciden con los de sus investigaciones.

FUENTE: Addiction, online 15 de septiembre del 2010
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_104179.html

No hay comentarios: