SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

viernes, 13 de agosto de 2010

El subcomisario Ríos de la Policía Vial salvó a un bebé de meses


2010-08-12 | En horas de la tarde una vecina del Barrio Bosch se acercó hacia el Destacamento (Rotonda) pidiendo ayuda porque su bebé, de tan sólo 23 meses, estaba sufriendo un paro cardio-respiratorio. Fue allí cuando el Subcomisario Guillermo Ríos camino al hospital se convirtió en héroe, salvando al pequeño con su intervención.

Eran las 14.45 horas cuando una vecina del Barrio Bosch se acercó hacia el Destacamento de la Policía de Seguridad Vial de Zárate (Rotonda), pidiendo ayuda porque su bebé, de tan sólo 23 meses, estaba sufriendo un paro cardio-respiratorio.

Rápidamente los efectivos sin perder tiempo tomaron sus vehículos y se dirigieron con la mamá y su bebé hacia el Hospital Virgen del Carmen, para poder darle atención a la criatura, que estaba en gran peligro.

Allí surgió la figura del gran Subcomisario que tiene este Destacamento, Guillermo Ríos, que gracias a su entrenamiento y su capacitación permanente, decidió tomar cartas en el asunto y comenzar a actuar, al ver que la vida del bebé estaba en riesgo.

La intervención de Ríos, durante el trayecto hacia el hospital zonal, con un trabajo de resucitación cardiopulmonar hizo que “Bautista”, pueda seguir con vida y por estas horas esté fuera de peligro.

EL DEBATE dialogó con el protagonista de este salvataje, que muy emocionado informó como sucedieron los hechos.

“A las 14.45 horas llegó la mujer acá con su bebé que presentaba un paro cardíaco. Como no tenía signos de vida, yo me subí a un patrullero, a la mamá le ordené que subiera en otro patrullero para que no viera todo el procedimiento de emergencia que le iba a hacer al bebé, porque por ahí vio como son las madres, viendo lo que hacía por ahí se desesperan más. Entonces tomamos la precaución de subirla en otro patrullero, justo venía un móvil de la Comisaría y le dijimos que nos abra paso.

Iba el móvil de Comisaría, dos motos nuestras, un patrullero y en el último patrullero venía yo. Como no reaccionaba le empecé a aportar oxígeno, boca a boca, seguía sin reaccionar, le seguí dando oxígeno y a darle masajes cardíacos en el pecho, que se hace con oxigenación.

Así lo fui llevando, no tenía reacción, todavía siento la boca fría del bebé y ya casi llegando al hospital el bebé me sopla a mí”, contó el Subcomisario Ríos sobre el suceso y sobre sus sensaciones mientras ocurría el hecho.

En tanto, indicó: “El médico nos preguntó ¿Qué le hicieron ustedes?, le digo ‘mire desde que llegó, hasta que vino acá le vine haciendo resucitación cardiopulmonar y me dijo que eso le salvó la vida y me felicitó”, señaló alegre y agregó: “El regalo que me dio hoy Dios, no tiene precedentes en mi vida. Muchas veces hemos hecho de todo, pero salvarle la vida a un bebé así no tiene precio, no tiene connotación, es totalmente agradable y estamos muy felices todos”, resaltó el héroe de la jornada Guillermo Ríos.

Por último aclaró: “Siempre hablamos para darles otro tipo de noticias, pero esta vez queríamos compartir la alegría que tiene el Destacamento”, concluyó.

Convulsión Solloza

El Jefe del Destacamento Subcomisario Guillermo Ríos, habló sobre las indicaciones que le precisaron los médicos al llegar al Hospital Zonal Virgen del Carmen, sobre lo que le produjo al bebé el paro cardio-respiratorio.

“Allá el médico nos explicó que el bebé era muy caprichoso, no le prestaban mucha atención, entonces empezó a llorar tanto y entró en un shock, en una convulsión solloza. El bebé llora tanto que se queda sin oxígeno, contuvo la respiración tanto que le provocó que no llegara oxígeno al cerebro, entonces cuando el mismo, por propio mecanismo de defensa quiere volver a respirar no puede y entro en paro cardio-respiratorio”, indicó Ríos.

“Ahora está en el hospital, se recuperó, lo oxigenaron, quedó en la guardia”, dijo y añadió “es el día más feliz de mi vida. Si yo estoy contento la mamá no se imaginan”.

Currículum
Para precisar más datos sobre el héroe de la jornada, cabe señalar que el Subcomisario estuvo 14 años en Panamericana, en la División Aérea del Ministerio y en Lobos.

Además este joven oficial de 36 años que a diario se traslada desde San Isidro, para cumplir con su labor en nuestra ciudad, es piloto de helicóptero, Rescatista y Bombero profesional.

Como rescatista estuvo colaborando en la tragedia del 11 de septiembre del 2001, con el atentado a las Torres Gemelas (EE.UU.)

En declaraciones anteriores a este matutino, Ríos había indicado: “Yo estoy interesado que cada miembro de la Policía de Zárate, sepa como asistir a un herido. Desde la contención psíquica, física, como van a ser las primeras curaciones y ser parte de una cadena”.

“Cuando llegue el médico saber dónde está la herida, dónde está localizada, saber hacer un triage y todo eso es lo que yo quiero para mis hombres”, había anunciado dando cuenta de lo que significa tener una capacitación al respeto, para poder como en el caso de ayer, salvar una vida.

No hay comentarios: