SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

domingo, 4 de octubre de 2009

El mal uso de los dispositivos GPS puede causar accidentes


Manipular el navegador cuando se conduce reduce la concentración en un 50%
.
El uso de elementos de tecnología en los vehículos puede generar distracciones muy riesgosas para los automovilistas. El aparato que funciona con el Global Positioning System -sistema de posicionamiento global- (GPS) es uno de los nuevos dispositivos que ayudan a los conductores a llegar con precisión al destino deseado. Pero, mal utilizado, puede producir accidentes.
.
Según un estudio realizado por el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi), el 60 por ciento de los accidentes graves se producen por las distracciones de los conductores. Segundos fatales obligan a desarrollar una maniobra brusca e inesperada que desemboca en un ineludible choque.
.
"El GPS mal usado es un elemento de distracción. Cuando el conductor manipula la pantalla durante la marcha del vehículo, se convierte en una acción peligrosa", aseguró a LA NACION Alberto Silveira, director de la Asociación Luchemos por la Vida. "Lo menos riesgoso -agregó- es utilizar el aparato con las instrucciones de voz y no estar atentos a la pantalla. Sin embargo, al prestar atención a la voz también se pueden generar accidentes por falta de concentración."
.
Fernanda García asegura que el navegador le facilitó la vida. "Al GPS le pongo el sonido y no miro la pantalla. No tengo orientación y me ayuda mucho. Programo el camino desde la puerta de mi casa y después no veo la pantalla, sólo escucho las indicaciones. Sólo lo miro cuando tengo dudas sobre el camino, pero lo hago con el auto parado", afirmó.
.
Un estudio realizado por la compañía de seguros española Línea Directa y el Instituto de Tráfico y Seguridad Vial de la Universidad de Valencia demuestra que si se manipula el GPS al conducir a 90 km/h el conductor deja de percibir la mitad de las señales, cuando en condiciones normales ve el 85 por ciento.
.
"Las señales de tránsito son distractores necesarios. Nunca puede ser positivo seguir sumando distracciones", dijo Silveira.
.
El Instituto Mapfre de Seguridad Vial, de España, realizó un ensayo sobre el uso de los navegadores. El grupo de conductores que participó de la investigación aseguró que hay una clara pérdida de la concentración en el momento que el navegador da una instrucción de voz. A su vez, el 100 por ciento de los conductores no llegaba a percibir las señales en momentos críticos.
.
Además, cuando las instrucciones del GPS no eran comprendidas, la reacción de los conductores ha sido, en su mayoría, trasladar la mirada desde el carril o ruta hacia la pantalla del navegador, para poder interpretar la orden de voz. En ese momento, se registraron faltas graves, como pasar un semáforo en rojo o hasta se puede atropellar a una persona.
.
A pesar de los informes nacionales e internacionales, fuentes de la Comisión de Tránsito de la Legislatura porteña dijeron a LA NACION que "no hay proyectos enfocados a prohibir y multar el uso del GPS".
.
La ley nacional de tránsito N° 24.449 limita el uso de dispositivos distractores, aunque el GPS no está incluido. El inciso X del artículo 48 de la ley dice que "queda prohibido conducir utilizando auriculares y sistemas de comunicación de operación manual continua". Además, el inciso Q del artículo 77 explica que "constituyen una falta grave la conducción de vehículos utilizando auriculares y/o sistemas de comunicación manual continua y/o pantallas o monitores de video o similares en la cabina del conductor".
.
Además, según un estudio de la Universidad de Utah, tras un minuto y medio de hablar por celular (incluso con manos libres) el conductor no percibe el 40 por ciento de las señales y se tarda casi un segundo más en reaccionar. Los datos recogidos por datos similares a los expuestos por Línea Directa y la Universidad de Valencia indican que el 75 por ciento de los automovilistas que utilizan GPS disminuyen el control y el tiempo de reacción sobre su vehículo.
.
Agustín Goyret, de 30 años, piensa que la utilización del GPS es menos peligrosa que la de un mapa de papel o un celular. "Yo no tengo el GPS agarrado a un soporte en el parabrisas. Lo meto en la guantera y lo consulto antes de iniciar el viaje", dijo.
.
El uso y la comercialización de los dispositivos con GPS aumentó en los últimos tiempos. Los teléfonos móviles de alta gama con funciones de navegación ya son comunes en el mercado. Sus precios, según la capacidad de almacenamiento y sus múltiples funciones, van desde los 800 a los 4000 pesos. Los aparatos más avanzados tienen Wi-Fi, que actualizan el estado de los caminos. Otros tienen cámara de fotos y son resistentes a los golpes.
.
Claves
.
Se recomienda no programar el navegador mientras se conduce. Hay que detenerse en un lugar seguro para modificar o introducir datos de la ruta.
.
Para obtener la información de ruta hay que activar el sistema por voz. De esta manera, se logra reducir el riesgo por distracción, provocado por la observación de la pantalla.
.
Es mejor utilizar un sistema que permita introducir los datos de la ruta mediante la voz, para evitar manipular el GPS durante el viaje.
.
Se deben seleccionar los caracteres más claros y sencillos de entender. Los mensajes deben ser fácilmente reconocibles.
.
La cartografía y los puntos de interés deben ser actualizados periódicamente, como obras y tramos de riesgo.
.
El recorrido debe ser memorizado antes de comenzar el viaje. Así, no hay necesidad de consultar el GPS en forma continua.
.
Se recomienda evitar el exceso de información en el display, ya que puede provocar estrés perceptivo.

No hay comentarios: