SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

martes, 13 de octubre de 2009

DESPUES DE UN ACCIDENTE PRIMEROS PASOS

DESPUES DE UN ACCIDENTE PRIMEROS PASOS
http://www.actualidadmotor.com/wp-content/accidente-moto.jpg

Estás entrando en una curva y ves que a tu compañero le patina la moto y se pega un serio trastazo. Aparcas la moto, corres hacia él, y respiras al ver que se levanta.
Hay algunas cosas que no son obvias pero que deberías recordar en esta situación:
En el momento de un accidente e inmediatamente después, los niveles de adrenalina en el cuerpo pueden ser enormemente altos . Probablemente sin esta descarga de adrenalina, tu compañero no sería capaz de ponerse en pie, y muy posiblemente parecerá que se encuentra bien, fuerte y alerta. Las lesiones no son siempre obvias. El accidentado puede estar consciente y coherente, pero estar sufriendo de alguna lesión que esté atentando con su vida, hemorragias internas, lesiones de espalda, cuello etc. Además, el accidentado podrá sentirse confuso, y no será capaz de tomar decisiones muy claras. Por eso recomiendo lo siguiente para todo tipo de accidentes, incluso los más estúpid0s:


• Inmoviliza al accidentado lo antes posible para prevenir posibles empeoramientos en caso de una lesión de espalda. Si es posible, pon algo alrededor del cuello para que no lo mueva, y si todavía tiene el casco puesto no se lo quites.


• Llama a una ambulancia lo antes posible, a pesar de que el accidentado te diga lo contrario. No llames a amigos o familiares para que lo lleven. Lo mejor es que lo haga una ambulancia, particularmente si se trata de una lesión de columna.


• Tratar con un accidentado consciente es mucho más difícil que hacerlo con uno inconsciente. Trata de persuadirle que todo lo haces por su bien, y ser lo más persuasivo posible.


• En la mayoría de los casos, el accidentado estará preocupado por el estado de su moto. Recuerda que está confuso, y que no piensa con claridad. Si hay gente ayudando trata que pongan la moto en pie o que cuiden de ella lo antes posible. Si el accidentado te pregunta sobre el estado de su moto, dale una respuesta sincera. La razón es simple, si piensa que le estás mintiendo va a tratar de comprobar el mismo el estado de la moto. Convéncele de que no habrá ningún problema con la moto, y si es posible pregúntale donde quiere que la lleven.


• Tu labor principal es mantener al accidentado lo más tranquilo e inmóvil posible
La razón por la que escribo esto es porque hay veces que parece innecesario tomar estas acciones, pero recuerda que el accidentado puede estar seriamente lesionado, a pesar de la habilidad de sonreír, reír o mofarse de la caída.


Además, debido al subidón de adrenalina, se sentirá fenomenal, y tratará de discutir sobre las recomendaciones que le des.

Quiero añadir una cosa que me enseñó un amigo que trabajaba en emergencias, y es que NUNCA se debe de quitar el casco a un accidentado a no ser que sepas con certeza como hacerlo sin la posibilidad de empeorar una posible lesión. Y para hacerlo correctamente parece ser que se necesita que lo hagan dos personas. Después del accidente es muy posible que el accidentado quiera que le quiten el casco a toda costa, especialmente si se trata de un integral. Convéncele de que no se lo tiene que quitar hasta que no tenga asistencia especializada. Y lo último de todo:
Procura siempre mantener la calma. Si tu te pones nervioso, ¿como piensas calmar a tu compañero?


Rueda seguro, y siempre con casco.



Más consejos sobre caídas


Es frecuente tener una caida sin consecuencias físicas graves, y tras la cual a veces podemos continuar con nuestra moto hasta el pueblo más cercano. Pero antes de esto hay que tomar ciertas precauciones:


• Las fibras que se hayan dañado pueden acabar de caerse, provocando un accidente a nosotros u otros usuarios de la vía. lo mejor es sujetar todo lo dañado con cinta americana.


• Lo más importante de todo es comprobar que la dirección no se traba con nada, y que los neumáticos no se han desinflado por algún "llantazo".


• Hay que comprobar que los frenos están operativos, es decir, que nos ha quedado por lo menos un trozo de maneta y las estriberas. (no sería la primera vez que arranca uno y luego cuando los necesita descubre que no tiene frenos).


• Por último, comprobar antes de arrancarla que no ha entrado aceite en los cilindros.


• Muchísimo cuidado al iniciar la marcha, y si vemos algo raro, STOP.

Gracias y Un saludo.

No hay comentarios: