SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

sábado, 18 de julio de 2009

LOS CABALLEROS TEMPLARIOS

A escasos metros del portòn de acceso al Castillo, lamentablemente estamos fuera de horario de visita
Idem anterior pero con vista mas amplia al frente del castillo y el foso a mi izquierda

En esta foto podemos observar las torres del castillo desde donde se repelìan los ataques del enemigo

Casi una vista completa del Castillo de los Caballeros Templarios

Los orígenes de esta fortaleza se remontan a la época romana. Miembros de la orden de los Caballeros Templarios iniciaron en 1178 la reconstrucción del edificio destruido por los godos. Su destino era servir de protección a los peregrinos en su camino hacia Santiago de Compostela y de cenobio a los monjes guerreros. Tras la supresión de la orden, el castillo fue abandonado.

La T de los Templarios con un cantero de flores

Aqui vemos detras mìo y a la derecha, las murallas del castillo y frente a èl, el cauce del Rìo Sil

Vista del lateral contrario al de la foto anterior

Aqui el Comisario Ernesto Santamarìa, posando junto a dos Caballeros Templarios


Castillo de Ponferrada
.
Construido por los Templarios a principios del siglo XIII, el castillo de Ponferrada fue erigido sobre construcciones anteriores. Entre ellas se advierten restos de un antiguo monasterio amurallado que, según estudios arqueológicos, data del siglo VII. Durante el XV fue casi totalmente reconstruido por su propietario en esas fechas, Pedro Álvarez Osorio, aunque posteriormente, ya en el reinado de los Reyes Católicos, conoció algunas adiciones arquitectónicas como la torre situada junto a la del homenaje que, según los datos heráldicos que posee, podría fecharse entre 1486 y 1492, ya que en ella aparece un escudo de los monarcas con una granada, que quizá haga alusión al reino nazarí recién conquistado.
.
Realizado para facilitar el paso a los peregrinos que iban camino de Santiago de Compostela, el castillo de Ponferrada es uno de los más bellos e importantes del antiguo Reino de León. Se eleva sobre una pequeña colina que domina el río desde sus 60 metros de altura. Su planta tiene forma de cuadrilátero irregular alargado y posee varios recintos hasta acceder al núcleo del castillo. El más exterior de ellos esta formado por una muralla almenada, con líneas de matacanes y mampostería de pizarra. El ingreso al castillo es de una complicada arquitectura gótica: un puente de piedra salva el foso y nos acerca a una puerta formada por dos arcos de medio punto, con repisas en forma de cabeza humana y de flor. Posee también un peine o rastrillo con cornisa de matacanes.
.
Una vez en el interior se accede al patio de armas, que con una forma trapezoidal, presenta un gran pozo en el centro, mientras en sus lados se abren las estancias o celdas timbradas con el escudo de la Orden del Temple: dos cuadrados en enlace, una cruz, una estrella, una rosa y una divisa bíblica entresacada del Libro de los Salmos. La torre de homenaje es hueca y posee varios accesos precedidos por puentes levadizos desde varios planos de la fortaleza, lo cual facilitaba su defensa en caso de ataque.
.
Al Sur del recinto se encuentran las ruinas del antiguo monasterio, construido en mampostería, sobre el que fue erigido el castillo y que han sido fechadas en el siglo VII. En un gran cubo, situado en el ángulo Noreste, campean las armas de Castilla, Osorio y Castro. En todo el recinto abundan, entremezclados, los escudos de armas y los símbolos que hacen referencia no sólo a la Orden del Temple, como ya dijimos, sino también a los nobles y reyes que tuvieron relación con la vida del castillo, tales como los Castro, don Fadrique de Castilla, y los Reyes Católicos.
.
Con una excelente situación estratégica, este castillo y la villa del mismo nombre se encuentran situados junto al antiguo puente medieval reforzado con hierro ("pons ferrata") de donde toma su denominación. A lo largo de su historia, esta fortaleza contó con numerosos propietarios que valoraban su buena situación geográfica. Aunque el castillo nació con el fin de proteger y dar asilo a los peregrinos jacobeos, este mismo emplazamiento ya conoció un puesto fortificado en época prerromana e imperial. La ciudadela sería destruida tras las duras incursiones en la zona del ejército musulmán de Almanzor.
.
Fue ya en el siglo XIII cuando los Templarios levantaron el actual castillo que durante su existencia activa cumplió una triple misión de fortaleza, cenobio y palacio. Su posesión por parte de la Orden del Temple se debió a la cesión que les realizó en 1218 el rey Alfonso IX. En 1310, durante el reinado de Fernando IV, y a pesar de que en el Concilio de Salamanca los caballeros templarios habían sido absueltos, se ordenó su desalojo del castillo, que pasó a ser propiedad de la Corona de Castilla. Durante el reinado de Alfonso XI fue donado al conde de Lemos, Pedro Núñez de Castro, y con Pedro I el Cruel formó parte del señorío de su esposa, doña Juana de Castro.
.
De ella pasó a manos de don Fadrique de Castilla, hijo de Isabel de Castro, sobrina de doña Juana, de quien finalmente volvió a pasar a ser propiedad de los condes de Lemos. Ya en el siglo XV, Ponferrada retorna su antiguo status de realengo, acabando los Reyes Católicos con las luchas mantenidas entre los miembros de la familia Lemos y los Manrique po la posesión del castillo. Fue entonces cuando los monarcas otorgaron la alcaidia del castillo a los marqueses de Villafranca.
.
Con independencia de los maestres y freires de la Orden del Temple que habitaron durante años el castillo de Ponferrada, uno de los personajes más relacionados con esta fortaleza fue el duque de Arjona, que realizó en ella numerosas reformas arquitectónicas. Su testamento, en el que repartía entre sus herederos su extenso señorío y en el que estaba incluido el castillo de Ponferrada, creó graves problemas a los Reyes Católicos, deseosos de acabar con aquellos nobles que, basándose en su poderío territorial, pudieran alzarse contra la Corona.
.
Por ello, y como pretexto para impedir una guerra con el conde de Benavente, tomaron el castillo de Ponferrada, aunque no pudieron impedir, por ser legítimo su proceder, que Rodrigo Osorio, conde de Lemos y heredero del duque de Arjona, lo sitiara tomando prisionero a su alcaide Jorge de Avendaño. La solución al conflicto llegó en abril de 1485, cuando los monarcas compraron el castillo, aunque éste seguía habitado por el conde de Lemos.
.
LOS TEMPLARIOS: La primera orden de monjes militares de la historia, los Caballeros Templarios, se formó en 1118, cuando un caballero de la Champaña, un tal Hughes de Payens, y ocho compañeros se comprometieron mutuamente bajo juramento perpetuo en presencia del patriarca, o soberano, de Jerusalén. Al principio sobrevivían de limosnas y fueron conocidos como los Pobres Caballeros de Cristo.
.
Los Caballeros Templarios aparecen mencionados a lo largo de El Código Da Vinci, ya sea en relación con el Santo Grial o con la búsqueda del llamado «tesoro del templo de Jerusalén». Los caballeros pronto adoptaron el célebre hábito blanco, proveniente de los cistercienses, al que añadieron una cruz roja. Inicialmente juraban proteger las rutas a Tierra Santa para los nuevos peregrinos que iban en tropel hacia Jerusalén desde Europa tras la Primera Cruzada.
.
Sin embargo. los Caballeros se convirtieron pronto en una base de poder por derecho propio, y se les fueron uniendo gran cantidad de adeptos, a pesar de la aparente austeridad de su regla monástica. Por aquel entonces la Iglesia estaba muy a favor de los Caballeros. Sus propiedades estaban exentas de impuestos se les colmaba de todo tipo de favores, no estaban sujetos a jurisdicción y ni siquiera tenían que pagar los diezmos eclesiásticos tan comunes en aquel momento.
.
Esto, a su vez, trajo como consecuencia una creciente antipatía hacia la orden por parte de ciertos sectores del clero secular. Su fuerza se vio reforzada por un despliegue de imponentes castillos construidos en Tierra Santa, los cuales servían a la vez como bases de la campaña militar y también como capillas a las que los monjes guerreros podían retirarse.
.
El nombre de Caballeros Templarios parece aludir al hecho de que tuvieran su cuartel general en Jerusalén en la Cúpula de la Roca, en el Monte del Templo, que rebautizaron como Templum Domini. Muchos creían que ese sitio era el lugar en el que Salomón construyó el legendario Templo de Jerusalén, con su supuesto tesoro.
.
Las posteriores iglesias y bastiones que fueron construyendo los Templarios se hicieron tomando como modelo este emplazamiento, como fue el caso, por ejemplo, de la iglesia del Temple de Londres. Los Templarios gozaron del patrocinio de Bernardo de Claraval, el fundador de la Orden cisterciense, que defendió su causa ante todos aquellos que lo escuchaban dentro de la Iglesia.
.
Como resultado de ello, recibieron varias bulas papales, o notificaciones, que les confería poder para subir los Impuestos y los diezmos en las zonas que controlaban. Esto, a su vez, les otorgó poder y autoridad instantáneos. Uno de los primeros sistemas bancarios internacionales fue fundado por la Orden, y los acaudalados caballeros y terratenientes dejaban a menudo buena parte de sus riquezas en las seguras manos de la Orden.., a cambio de unos honorarios, por supuesto.
.
Finalmente, los Templarios llegaron a poseer extensas propiedades tanto en Europa como en Oriente Medio. En un momento dado, estuvieron a punto incluso de hacerse con el reino de Aragón, después de luchar en una campaña española. La Orden se ganó la fama de ser hermética y de estar obsesionada con los rituales, y esta reputación, hizo que sea acusada de herejía por la Santa Inquisición.
.
Por una parte fueron caballeros ordenados que pelearon cruentamente durante las cruzadas para defender los caminos sagrados de Jerusalén y para proteger los incalculables tesoros de la Iglesia,de los Sarracenos que pretendían robarlos y dejarlos en Turquía.
.
Por otra parte fueron también servidores de Cristo y juraron ante él y por él su total obediencia y desprendimiento de bienes materiales. Fueron llamados por esto los "Pobres Caballeros de Xto".
.
Fundados en 1118 por Hugo de Payens, Godofredo de Saint-Omer y otros siete caballeros obtuvieron la autorización del Papa, y con la ayuda de Balduino II rey de Jerusalén se convierten en Orden ante los ojos de Dios.
.
Hugo de Payens se convierte en el primer Gran Maestre de la Orden, distinción máxima de la misma, y comienzan a luchar contra los musulmanes y los árabes. En 1200 y a principios de 1300 su poder económico es superior al de cualquier reino europeo (fueron los primeros en crear los préstamos bancarios) y era solícita su ayuda por muchos reyes, interesados en que los Templarios manejaran su economía o en préstamos monetarios.
.
Después de una época de ambición y lujuria por parte de los Grandes Maestres, hacia 1293 asume el anhelado cargo Jacques de Molay, un hombre de valor y coraje, pero falto de imaginación. Felipe IV (El Hermoso),rey de Francia, se percata del gran poder de los Templarios en Europa y sus enormes riquezas; ayudado por su asistente Nogaret,Felipe maquina la forma de destruir la orden.
.
En Francia se rumora que el poder de los Templarios proviene de las ciencias ocultas que aplicaban, del Baphomet (ídolo demonológico que supuestamente adoraban)y de la alquimia. También se hablaba sobre ritos de iniciación donde el iniciado debía renegar de Xto, escupir la Cruz y besar el trasero del Caballero de rango inmediatamente superior para despertar la serpiente Kundalini o serpiente del mal.
.
El Papa Clemente V (convencido por Felipe) abre una investigación a la Orden en 1307 y luego de encarcelar a los Caballeros se les extraen las confesiones de sus pecados contra Dios y la Iglesia mediante la tortura en un proceso llamado "Las Confesiones". Algunos fueron condenados a prisión y otros liberados debido a su bajo rango. De Molay también dio por ciertas las acusaciones (obviamente bajo tortura); pero luego de un pequeño rito en su celda se percató de su real pecado ante Dios y se retractó de su confesión ante Felipe; muchos otros caballeros le siguieron en otro proceso llamado "Las Retractaciones".
.
Jacques De Molay murió en la hoguera en 1308; se dice que antes de arder juró que Clemente V no duraría en el Papado por más de un año, y que la descendencia de Felipe no gobernaría por mucho tiempo en Francia. La profecía de Molay se cumplió, y su leyenda todavía sigue viva en algunas órdenes Neotemplarias.

No hay comentarios: