SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

sábado, 11 de abril de 2009

Flamantes policías rechazan trabajar en el conurbano


La decisión del gobierno bonaerense de trasladar hacia comisarías del conurbano a cadetes recientemente egresados de la Escuela de Policía de Olavarría suscitó una fuerte polémica en el interior provincial, debido a que los flamantes uniformados habían sido comprometidos para reforzar los patrullajes en las ciudades de la que son oriundos.
.
Incluso algunos de ellos amenazaron con que podrían pedir la baja de la fuerza porque no se consideran preparados para trabajar en zonas "tan riesgosas".
.
El conflicto se originó en los últimos días, a partir del egreso de 163 cadetes de la Escuela de Policía Juan Vucetich, de la ciudad de Olavarría, en la que jóvenes provenientes de ciudades cercanas se recibieron de técnicos superiores en seguridad pública.
.
Según denunciaron, los cadetes contaban con el compromiso de ser trasladados a prestar servicio en las ciudades de las que son oriundos, como Bahía Blanca, Tandil, Azul, Las Flores, Tapalqué, Rauch, Bolívar, General Lamadrid, Punta Alta, Benito Juárez y Coronel Suárez.
.
Pero, en lugar de zonas del interior provincial, los policías egresados fueron designados en comisarías de Avellaneda, San Martín, Lanús, La Matanza o Tres de Febrero.
.
Esta promesa también había sido realizada por los funcionarios del gobierno provincial a los jefes comunales de la zona, quienes esperaban contar con esos uniformados como refuerzo para la seguridad de sus municipios. Según los intendentes afectados por la medida, a los distritos más importantes les correspondía cerca de una veintena de policías.
.
Sin embargo, cuando se anunció el último programa de seguridad lanzado por la Nación, que fue acompañado por la provincia, se conoció que los flamantes egresados de la policía bonaerense, unos 1600 en total, iban a ser trasladados exclusivamente al conurbano. Entonces, muchos intendentes estallaron en reproches.
.
Así, el juninense Mario Meoni (radical) dijo: "Esta situación hará que muchos de ellos pidan la baja".
.
Meoni, junto con los jefes comunales de Tandil y Necochea encabezaron reclamos formales ante el Ministerio de Seguridad por el inclumplimiento del compromiso por parte de la provincia, más allá de que reconocieron la gravedad de la situación en el conurbano.
.
Incluso otros jefes comunales recibieron la preocupación de los propios efectivos, quienes les pidieron que intercedieran para que no se concretara su traslado.
.
"La noticia me cayó como un baldazo de agua fría, y en la escuela no nos prepararon para algo tan riesgoso como es el conurbano. No estamos capacitados para trabajar allí", protestó desde Tandil la flamante cadeta Paola Bareto, de 25 años, al enterarse de su situación y de la necesidad de tener que abandonar a su familia.
.
La joven se centró en un problema que sumó distintas denuncias llegadas por cadetes y familiares a la Asociación Profesional de Policías provincial.
.
Enterados de la decisión oficial que los relegaba en la consideración de la cantidad de efectivos, por ejemplo el intendente de Tandil, Miguel Lunghi (radical) le reprochó la cuestión al gobernador Daniel Scioli en un acto que compartieron en Tandil el miércoles pasado y obtuvo el compromiso de un remedio para la situación, pero para agosto.
.
"Le dije que necesitaba a los 27 policías ahora y me respondió que iba a ver qué se podía hacer. Va a venir esa cantidad de efectivos, pero no sabemos si serán los egresados hace poco u otros, derivados de otras zonas menos conflictivas", explicó Lunghi.

No hay comentarios: