SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

lunes, 19 de enero de 2009

Por la crisis hay más robos en los countries ARGENTINA


Por SERGIO TOMARO

La crisis financiera global también extiende sus efectos sobre la seguridad y esta realidad inapelable no sólo es una cuestión inherente a los barrios humildes y zonas marginales del Gran Buenos Aires: también los countries y barrios cerrados del conurbano son escenarios donde los robos y hechos delictivos experimentaron un incremento debido a la reducción, en algunos casos, de hasta el 40 por ciento en los costos asignados a la contratación de seguridad privada.
El correlato del sacudón que hizo crujir a la economía mundial en el tramo final del 2008, hizo sentir su rigor en todas las esferas sociales al extremo que en los sectores más acomodados que eligieron residir en countries para, entre otras razones, tener dominado el costado de la inseguridad, la “malaria” terminó jugándoles en contra de lo planificado.
El principal problema que franquea las puertas al delito tiene que ver, según señalaron las fuentes consultadas, con las dificultades financieras y económicas que se expresan, por ejemplo, en el aumento de morosidad en el pago de expensas comunes de los countries que repercuten negativamente en la calidad de la prestación del servicio de seguridad contratada.
Duro y parejo
El director del Centro Argentino de Seguridad (CAS), Gustavo Ruckauf, explicó que en los último días del “hubo un incremento en los hechos delictivos” en countries y barrios cerrados donde en muchos de ellos, dijo, “se dado un fenómeno singular: se redujo hasta el 20 por la estructura de seguridad”.
Ruckauf dijo a este diario que de acuerdo a datos aportados por empresas que se dedican a ese rubro, “hoy en dia las dificultades en la economía acarreadas por la crisis global lleva a que los countries tengan entre un 20 y un 30 por ciento de morosos respecto al pago de expensas”.
La situación tiene esta lógica, según Ruckauf. “Lo primero que se deja se pagar son las expensas y en los countries la situación no es diferente a lo que pasa en otros ámbitos” con una particularidad. En los barrios exclusivos, aclaró el responsable del CAS, “mantenimiento y seguridad hacen al 80 por ciento” de esos gastos comunes.
En ese contexto, “algunos countries vieron reducir sus respuestas en seguridad privada hasta un 40 por ciento”, indicó Ruckauf, y eso se traslada a que por ejemplo “haya menos personal en el acceso principal, baje la cantidad de puestos fijos y se reduzca el número de rondines”.
Ese relajamiento es lo que a criterio de Ruckauf da marco a una situación que “va en aumento por más que no haya estadísticas que midan estos hechos convenientemente, dado que a veces no se denuncian para mantener la reputación del country o porque las víctimas prefieren directamente no hacerla”.
La realidad indica que la merma en la seguridad privada son detectadas por la “inteligencia” delictiva que de allí en más buscará la forma que le permita dar el golpe en propiedades donde el poder adquisitivo de sus moradores, por más que hoy esté algo resentido, siempre garantizará botines sumamente atractivos sea en dinero o pertenencias.

En el norte, peor

En rigor el panorama derivado del remezón financiero no se circunscribe únicamente en los countries y barrios privados. “La crisis económica obligó en empresarios, administradores de countries, comerciantes y bancos a recortar gastos y estos gastos suelen comenzar por la seguridad”.
Acerca de la geografía del delito, el director del CAS sostuvo que “si bien el sur y el oeste del Gran Buenos Aires son zonas complicadas por la actividad del delito, los hechos que ocurren en la zona norte tienden a cobrar un mayor perfil mediático”.
Y en ese sentido dijo que “puede ser que no trascienda un hecho de sangre ocurrido en lo profundo del conurbano, pero difícilmente eso ocurra con un homicidio que tenga por víctima a un profesional, por ejemplo, de San Isidro”.

2 comentarios:

Jorge Luna dijo...

El motivo de la presente tiene por objeto hacer público que: GUSTAVO ADOLFO VERA, socio-gerente de PRESENTES S.R.L., quien fuera patrón de un hijo mío, junto a un señor , que dijo llamarse DANIEL SPENCER y ser el Jefe de calle de la Policía local, extorsionaron a mi hijo argumentando que había robado en su lugar de trabajo, (hecho este no denunciado) con el fin de hacer que mi hijo presentara en el correo un telegrama de renuncia a su empleo, siendo llevado por este supuesto policía bajo constante presión en su automóvil desde el estacionamiento del shopping hasta el local de correos.
Una vez enterado yo de lo sucedido, y contando con el número de patente del automóvil en el que se movilizaba esta persona, inicio una suerte de investigación de manera personal, la que me lleva a dar con los siguientes datos: El automóvil en cuestión pertenece a la empresa de seguridad privada SECURITY SOUTH AMERICA S.R.L., y el responsable de la misma es su socio-gerente, el Sr. GUSTAVO HORACO RUCKAUF.
Con estos datos, mi hijo realizó la correspondiente denuncia en la Fiscalía de Morón.
Comento esto a un amigo personal, (retirado de la Policía de la Provincia de Buenos Aires) y este me dice poder tomar contacto a través de amigos en común con el Sr. Ruckauf.
Una vez enterado el Sr. Ruckauf de los hechos sucedidos, toma contacto con mi amigo, y le pregunta a este si yo estaría de acuerdo en concretar una reunión entre los tres, para ponerse a mi disposición con el fin de aclarar lo sucedido.
Se realiza esta reunión en una confitería el día 5 de enero pasado, a la que asistimos el Sr.Rukauf, mi amigo, y yo. Luego de algunos comentarios triviales, el Sr.Ruckauf me pide si puedo relatarle los hechos sucedidos, se los relato y además le comento de su parecido físico al relatado por mi hijo acerca de la persona que junto a su patrón lo extorsionaran.
El Sr. Ruckauf me niega haber sido el quien cometió semejante barbaridad, y además me dice estar a mi total disposición para que se aclare lo sucedido, que se presentaría espontáneamente en la Fiscalía de Morón, y pondría a disposición de esta los legajos del personal que en la fecha del hecho denunciado pudieran haber utilizado ese vehiculo, para así individualizar al autor del mismo.
Cabe aclarar que los hechos narrados ocurrieron dentro de un local de la marca KEVINGSTON que opera la firma PRESENTES S.R.L. en el Shopping Plaza Oeste de Morón, y que la marca ó firma KEVINGSTON nada tiene que ver con el hecho que se denuncia. Solo es citada al efecto de individualizar en que lugar se desarrollaron los acontecimientos narrados.
También es de suma importancia destacar la falta de seguridad del SHOPPING PLAZA OESTE, que a pesar de contar con vigilancia privada y policías uniformados recorriendo sus instalaciones de manera permanente, la ineficacia de los mismos hizo que no se percataran de lo que estaba sucediendo.
Por último, la finalidad de mi denuncia pública es tratar de impedir que se repitan hechos similares al expuesto. Y de suceder, instar a que los mismos sean denunciados. Sólo así podremos librarnos de estas LACRAS SOCIALES.

Atentamente, Jorge A. Luna
DNI 14.195.987

Jorge Luna dijo...

REDGUARD S.A. EMPRESA DE INSEGURIDAD
UNA VERDADERA FARSA

UNA FARSA; Eso es REDGUARD, y esto es GUSTAVO HORACIO RUCKAUF ( Presidente de REDGUARD ), quien en repetidas oportunidades me manifestara su predisposición personal para aclarar un hecho delictivo generado por una persona de su empresa, del cual un hijo mío resultara víctima y que el mismo se presentaría de manera espontánea en la causa para aportar los legajos de su personal, para de esta manera poder individualizar al mencionado en la denuncia como“SPENCER”.
No solamente no aportó nada a la causa para colaborar en su esclarecimiento, (tal como me había personalmente manifestado era su intención) si no que en la única oportunidad que se acercó a la fiscalía, lo hizo presentando un vago escrito donde además de señalar su propia situación de “insostenible” en relación a la causa denunciada, respondió al requerimiento de la fiscalía sobre quien es la persona que manejaba el auto de su empresa aludido en esa causa como “Daniel Spencer”, diciendo desconocer quien podía haberlo utilizado, ya que en su empresa no hay registros al respecto.
Es de destacar que este mismo señor, GUSTAVO HORACIO RUCKAUF, se ufana en cuanto medio periodístico se lo permite a través de notas o consultas sobre el tema de la seguridad (ó inseguridad) de resaltar el control que su empresa ejerce sobre su personal al que califica de “altamente capacitado” en relación a los servicios por ellos brindados.
Resulta paradójico que quien hace alarde de contar entre sus “custodiados” por ejemplo a la familia del empresario Pérez Companc, y de ejercer un estricto control sobre su propio personal, diga desconocer quien utilizó un móvil blindado en un momento determinado, sobre todo después de haberme comentado que ese tipo de vehículo solo lo utiliza el personal de mas antigüedad y confianza de su empresa.

Jorge Alfredo Luna – D.N.I. 14.195.987