SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

miércoles, 14 de enero de 2009

Odorología Criminal


Identificación Molecular del Olor Humano con Perros"Corbata", ejemplar de la Policía rionegrina, participó en las búsquedas de Fernanda Aguirre y de Cristian Schaerer. Cada vez más fuerzas de seguridad utilizan perros adiestrados para la búsqueda de huellas olfativas. Río Negro está a la vanguardia. Esta semana capacitaron a policías de todo el país.ROCA (AR).-
En Argentina y el mundo cada vez más casos policiales se resuelven gracias a "sabuesos" que aportan datos que ningún hombre, por más inteligente que sea, puede encontrar en un operativo de búsqueda de huellas.Se trata del desarrollo de la "odorología", una técnica que se basa en el trabajo efectuado en los campos de memoria olfativa de los perros y que tiene a Río Negro - Argentina como referente a nivel nacional e internacional.
Por eso durante toda esta semana más de 60 profesionales de distintas fuerzas federales y provinciales participaron en Viedma de un curso de auxiliares en odorología, con la intención de extender los conocimientos y avanzar en la implementación de esta modalidad de investigación.Integrantes de la Policía Federal, del Servicio Penitenciario Federal y de las provincias de La Pampa, Chubut, Santa Cruz, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones, Corrientes, Chaco y Buenos Aires (Luján, La Matanza, Zárate y Azul), además de representantes de cada departamento de Río Negro fueron parte de la experiencia.
La odorología se utiliza en investigaciones de homicidios, robos, violaciones, sabotajes, terrorismo y exhumación ilegal.La misma tiene un rendimiento de un cien por ciento de efectividad en crímenes con varios años de ocurrencia, ya que las huellas de olor pueden guardarse hasta cinco años, pudiendo ser utilizadas con correcta resolución, ya que es posible obtener huellas olorosas en los objetos y lugar de los hechos, aun cuando estén contaminados con otro tipo de olores.Este sistema es utilizado sólo en algunos países del mundo.
En la Argentina fue perfeccionado por el veterinario Mario Rosillo, un salteño que desarrolló este método en Corrientes y que se encuentra por el momento radicado en Viedma como coordinador del área Canina de la Policía, dependiendo de la Secretaría de Seguridad y Justicia de Río Negro.El ejemplar más reconocido en la provincia es "Corbata", un cruza con ovejero alemán que participó de las búsquedas de la chica entrerriana Fernanda Aguirre y el joven correntino Cristian Schaerer.
El entrenamiento a los perros se centra en la comparación de huellas olorosas obtenidas en los lugares de los hechos con otros rastros que funcionan como "testigos". Se realizar en cámaras de comparación restringidas y climatizadas sin sonidos ni olores contaminantes.
En la misma se le da al can entrenado la huella olorosa para que olfatee en una hilera de cuatro cilindros conteniendo cada uno, una huella diferente. Así el perro identifica el olor que tiene por referencia y se siente frente al cilindro que contiene una huella idéntica a la de la mencionada referencia. Posteriormente se saca al can del lugar y se cambian los cilindros, se lo hace ingresar y se efectúa una nueva secuencia. En dicha repetición, olfatea todos los cilindros y se vuelve a sentar en el que se corresponde con la huella de referencia, aun cuando esta haya sido cambiada de lugar, confirmando así, con éxito, la prueba realizada.
El banco de olor es una de las facetas de odorología que recibe las huellas captadas y se guardan en frascos esterilizados con sus correspondientes rótulos y pueden ser utilizadas hasta cinco años después.Respecto del avance de esta modalidad de investigación en la región, se supo que se ha solicitado instalar un gabinete de odorología en Roca, dado que el Alto Valle tiene un alto índice de delitos, pero hasta ahora el proyecto no se ha concretado.

Agradecemos la colaboración para la publicación de esta nota a M.V. Mario RosilloConsultas sobre odorología al Dr. Mario Rosillo »

No hay comentarios: