SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

martes, 13 de enero de 2009

Mandaba mails mientras dormía


Un artículo que detalla la experiencia de un sonámbulo, que se publicará en la revista Sleep Medicine, muestra que podemos mandar mensajes incluso cuando parecemos estar profundamente dormidos.
Esta actividad interesa a los neurólogos que se especializan en la ciencia del sueño. Después de todo, desafía la noción de que el sonambulismo está confinado a actividades que involucran movimientos motores gruesos, con mínima actividad cognitiva.
El artículo de Sleep Medicine -preparado por el doctor Fouzia Siddiqui, neurólogo del Centro Médico de la Universidad de Toledo en Ohio, y dos colegas- describe el caso de una mujer que enviaba mails mientras dormía y asegura que es el primer caso de "comportamiento cognitivo complejo no violento".No sólo componía los mensajes, sino que atravesaba dos niveles de seguridad que requerían una clave para llegar al software del e-mail.De acuerdo con el artículo, la paciente sufría de insomnio severo y estaba tomando un fármaco (z olpidem).
Había decidido incrementar la dosis por su cuenta de los 10 miligramos recetados por su médico a 15 miligramos para contrarrestar lo que percibía como una eficacia disminuida de la droga a lo largo del tiempo.Un día recibió una llamada de una amiga que le preguntaba acerca de un extraño mensaje electrónico que le había enviado la noche anterior.
Cuando la paciente chequeó su computadora y se fijó en la carpeta que contenía sus mensajes enviados, descubrió que había tres enviados en ocho minutos la noche previa mientras dormía, todos con un lenguaje y una puntuación inusuales. "!AYUDAME POR-FAAAAAAAVOOOORR", era el tema de uno de los mensajes, una invitación a una "cena & tragos", y también le imploraba al destinatario que viniera "MAÑANA Y ARREGLA ESTE LIO DEL INFIErno!!!!!!".
El doctor Siddiqui contó que la paciente había concurrido a una clínica del sueño profundamente preocupada por la posibilidad de haber hecho cosas mientras tenía un episodio de sonambulismo de las que tuviera que arrepentirse.
Siddiqui estaba sorprendido de la capacidad que había exhibido la paciente: mientras permanecía en la casa de un pariente, había prendido la computadora, utilizado una clave para conectarse, cargado el software para llegar al servicio de e-mail y luego utilizado su nombre de usuario y clave de acceso para ingresar."Este caso muestra que un sonámbulo puede hacer muchas otras cosas", dijo Siddiqui.

No hay comentarios: