SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

miércoles, 28 de enero de 2009

Las sillas de seguridad salvan las vidas de los más pequeños


Estudio halla que las probabilidades de morir en un accidente automovilístico se reducen en tres cuartas partes Traducido del inglés: miércoles, 21 de enero, 2009 MIÉRCOLES, 21 de enero (HealthDay News/Dr. Tango) --
Una investigación reciente señala que poner a los bebés y a los niños pequeños en sillas de seguridad para el automóvil apropiadas para su tamaño y edad reduce significativamente las probabilidades de que mueran en caso de un accidente automovilístico.Los bebés lograron los mayores beneficios por estar en una de esas sillas. Sus probabilidades de morir en un accidente se redujeron en las tres cuartas partes si estaban en una silla de seguridad.
Pero los niños mayores también lograron beneficios significativos y una reducción en el riesgo de mortalidad de al menos sesenta por ciento."Los hallazgos de este estudio indican que las sillas de protección reducen significativamente el riesgo de muerte entre los niños de hasta tres años que resultan envueltos en choques automovilísticos de consideración", escribieron los autores del estudio. "La mayor efectividad de las sillas de seguridad entre los bebés probablemente se deba a su fragilidad general", señaló Thomas Rice, autor del estudio, epidemiólogo investigador del Centro de seguridad en el tránsito del departamento de ciencias ambientales de la Universidad de California en Berkeley.
Los resultados de este estudio aparecen en la edición de febrero de la American Journal of Public Health.Según la información de respaldo del estudio, los accidentes automovilísticos son la causa principal de lesión y muerte no intencionales de los niños mayores de un año. Según las estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades citadas en el estudio, más de quinientos niños menores de tres años murieron como resultado de choques de automóviles en 2005.La mayoría de los estados cuentan con leyes que exigen sillas de seguridad para niños en los automóviles y el uso de estos dispositivos es elevado entre los más pequeños. Según el estudio, la Administración nacional de seguridad en el tráfico en carretera (National Highway Traffic Safety Administration) calculó que el 93 por ciento de los bebés menores de un año estuvieron en una silla de seguridad en 2006, mientras que el 91 por ciento de los niños entre 1 y 3 años lo hizo.
En el estudio había datos sobre las fatalidades de los niños por colisiones de vehículos motorizados que tuvieron lugar entre 1996 y 2005. De una muestre inicial de gran tamaño cercana a los 300,000 vehículos, los investigadores eligieron 6,303 vehículos para estudiar por la disponibilidad de información completa sobre la edad, la posición dentro del vehículo y el tipo de protección utilizado (cinturón para los hombros, para la cintura o ninguno). Compararon la información de este grupo con un grupo ajustado concienzudamente de vehículos que resultaron involucrados en choques que no fueron fatales.
Las probabilidades de que un bebé menor de un año muriera en un accidente automovilístico se redujo en 73 por ciento si el niño iba en una silla de seguridad para el automóvil. Para los niños entre 1 y 2 años, las probabilidades de morir en un choque se redujeron en 76 por ciento si tenían la protección adecuada. Para los que tenían entre 2 y 3 años, las probabilidades de morir en un accidente automovilístico se redujeron en cerca de sesenta por ciento si el niño estaba en una silla de seguridad.Se halló que las sillas eran más efectivas para prevenir las fatalidades en accidentes en los que hubiera volcado un vehículo, en ambientes rurales y en aquellos en los que había un camión ligero.En el grupo de mayor edad, de niños entre 2 y 3 años, los cinturones de seguridad fueron casi tan efectivos como las sillas para automóvil para prevenir las fatalidades.
Eso no significa, según los expertos, que esté bien que un niño de dos años simplemente use cinturón."Cualquier dispositivo de protección ayuda a mantener al niño dentro del vehículo, lo que reduce las fatalidades", señaló la Dra. Barbara Gaines, directora del programa Brendum de trauma pediátrico del Hospital infantil de Pittsburgh. "Entonces, con estos niños más grandes, el cinturón podría mantenerlos de alguna manera dentro del vehículo, aunque no prevendrá algunas de las lesiones más graves que vemos".Según Rice, "el uso de cinturones de seguridad tradicionales en este grupo de edad ciertamente no se recomienda, aunque son mucho mejores que viajar sin ningún tipo de seguridad.Gaines agregó que "mediante el uso de modelación estadística muy sólida, este estudio prueba de nuevo la importancia de usar sillas de seguridad apropiadas para la edad y el tamaño".
Sugirió lo siguiente:Sillas que apunten hacia atrás hasta más o menos el año de edad Sillas convertibles para niños mayores más grandes hasta más o menos los 3 años Asientos elevados para los que tienen entre 4 y 8 años. "Además, hay que revisar las guías de peso de las sillas porque no son iguales en todos los casos", advirtió Gaines. "Cuando los niños se gradúan de las sillas elevadas, de todos modos necesitan usar cinturones de seguridad. Los adolescentes son los que menos probablemente estarán protegidos".
ENVIADO POR: Alfredo Yuncoza

No hay comentarios: