SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

domingo, 14 de diciembre de 2008

Un foro analiza las bandas latinas en España


Madrid.- Los sistemas de intervención y control de las bandas juveniles de origen latinoamericano en España y las distintas formas de integración de los jóvenes que forman parte de las mismas, serán analizados esta semana por distintos expertos en la Casa de América de Madrid.
Bajo el título "Bandas latinas": fantasmas, realidades y experiencias de intervención", los cursos, organizados por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) comenzaron hoy con la participación de investigadores, periodistas, policías y trabajadores sociales.

"La idea es crear un espacio donde se pueda trabajar con grupos juveniles que viven una integración conflictiva", señaló a Efe Bárbara Scandroglio, profesora del Departamento de Psicología Social y Metodología de la UAM y directora de las jornadas.

Scandroglio trabaja desde hace más de dos años en el estudio de estas bandas latinas, que en el caso de Madrid "se podrían concretar en unas diez importantes, aunque hay multitud de pequeños grupos circunscritos a barrios", que tienen como objetivo último la "integración social".
"Los jóvenes inmigrantes que forman parte de una banda tienen más ganas de integrarse que los autóctonos. No hay que verlos como una amenaza", explicó.

Después de analizar sobre el terreno este "novedoso, entre comillas" fenómeno en España, la profesora apuntó que los grupos latinos como los "Latin King" o los "Ñetas" no se diferencian tanto de las pandillas radicales que han existido desde siempre en la sociedad española.

"No es una cuestión cultural, sino de integración, aunque cada grupo aporta algo", apuntó Scandroglio, que considera que "la dinámica de violencia es la misma. No han traído nada de fuera. La base para desarrollarse ya estaba aquí".

En la búsqueda de esa integración, apostó por la puesta en marcha de alternativas que ayuden a los jóvenes a encauzar "esos sentimientos de desarraigo y de invisibilidad" hacia actividades que les alejen de la violencia.

"Es un trabajo en el que deben estar implicados todos los actores, desde los propios jóvenes, hasta los educadores, los policías y la administración del Estado", puntualizó.

Scandroglio subrayó que hay que lograr que esos jóvenes "se sientan alguien", mediante la diversificación de posibilidades y no solamente con su grupo.

Con la llegada de centenares de miles de inmigrantes latinoamericanos a España, en los últimos años, en las grandes capitales españolas se ha reproducido el fenómeno de las pandillas o bandas violentas que actúan en algunas ciudades del continente americano.

No hay comentarios: