SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

miércoles, 3 de septiembre de 2008

TRIBUS URBANAS: LOS EMOS


ESTIMADOS AMIGOS Y COLEGAS:

HACE ALGUN TIEMPO, CUANDO REGRESE A HONDURAS, ME ENCONTRE A UN AMIGO, UN CLASE 2 (SARGENTO) DE NUESTRA POLICIA, Y ME CONTABA ALARMADO, QUE LAS MARAS HABIAN MUTADO EN UN GRUPO JUVENIL LLAMADO EMOS, QUE ERAN MAS VIOLENTOS Y QUE TENIAMOS QUE REPRIMIRLOS MAS FUERTE QUE LAS MARAS Y PANDILLAS.

AL ESCUCHAR ESTE COMENTARIO ERRONEO DE UN AMIGO CON MAS 15 AÑOS DE SERVICIO Y EL DE OTRAS PERSONAS, ME PROPUSE ESCRIBIR 3 ARTICULOS EN EL DIARIO EL HERALDO DE HONDURAS, PARA INTENTAR CATEGORIZAR, ANALIZAR Y DIFERENCIAR A ESTOS GRUPOS, CONOCIDOS COMO TRIBUS URBANAS,SOBRE TODO CON EL PROPOSITO DE APORTAR UN POCO SOBRE LA TEMATICA, PARA QUE COMO SERVIDORES PUBLICOS Y COMO PADRES DE FAMILIA, NO COMETIERAMOS EL ERROR DE METER A TODOS ESTOS GRUPOS EN EL MISMO RECIPIENTE.

PUES NO SE SI COMO RESPUESTA A ESO ARTICULOS, OTRO PERIODICO HONDUREÑO, SACO UNOS REPORTAJES DONDE MANIFIESTAN QUE LAS MARAS HAN MUTADO EN 8 GRUPOS DIFERENTES, DE LOS QUE ANTES HABIAMOS ESCRITOS, PRECISAMENTE CON LA INTENCION DE QUE ESO NO SUCEDA Y CON LAS POSIBLES IMPLICACIONES QUE ESTO PRODUZCA.

EN ARGENTINA ES COMUN QUE POR MEDIOS DE COMUNICACION SE RELACIONE ALGUNAS ACTIVIDADES PROPIAS DE DELINCUENCIA COMUN Y ORGANIZADA CON EL ACCIONAR PROPIO DE LAS PANDILLAS, Y CREO QUE ES ACEPTABLE, SOBRE TODO PORQUE EN SUDAMERICA NO PADECEN ESTA PROBLEMATICA, PERO QUE EN HONDURAS SE COMETA ESE ERROR, ME PARECE UN POCO TEMERARIO.

EN TODO CASO, ADJUNTO LOS LINK SOBRE LOS 3 ARTICULOS QUE PUBLICAMOS CON FECHAS 3, 18 Y 31 DE AGOSTO, Y ADEMAS EL LINK DEL PERIODICO QUE SACO EL ESPECIAL EL 1 DE SEPTIMEBRE.

ESPERO SEA DE UTILIDAD Y USTEDES SAQUEN SUS PROPIAS CONCLUSIONES.

GUSTAVO SANCHEZ

TRIBUS URBANAS: Los Emos
Por Gustavo Sánchez*

Con ese nombre, Tribus Urbanas, se conoce a todas aquellas manifestaciones y movimientos culturales y contraculturales que se dan en las grandes ciudades del mundo y que obviamente, nuestro país no escapa a esa tendencia. Generalmente las personas que pertenecen a estos grupos muestran de diferentes maneras, su inconformidad con la sociedad, su insatisfacción y su forma de revelarse contra el orden establecido, manifiestan su sexualidad y el orgullo de pertenencia a los mismos.

En una serie de tres artículos, intentaremos describir a los diferentes grupos que, creemos, pertenecen a estas manifestaciones culturales, subculturas o modas tribales contemporáneas.
Este termino, se hizo famoso a raíz de la publicación del Libro, TRIBUS URBANAS, escrito por varios académicos entre los que podemos mencionar a Oriol Costa, y Pérez Ternero, entre otros, quienes definen este fenómeno como “Conjunto de reglas especificas diferenciadoras, a las que el joven decide confiar su imagen parcial o global, con diferentes – pero siempre bastante altos – niveles de implicación personal”. Estas manifestaciones sub culturales juveniles, tienen como propósito afianzar su identidad social, su estilo de vida, además de obtener dominio en la dimensión espacial territorial, demostrando también, la autenticidad de su grupo.

Entre estos movimientos contemporáneos, los más conocidos son los Dark o Darketos, como los llaman en México, los Punk o Punketos, los Skin Heads, neo nazis o Hooligans, los Emos, las barras bravas, encontrándose también en estas categorías a nuestras conocidas Maras y Pandillas. Igualmente, forman parte de estos grupos, los Hippies.

Decidí empezar con los Emos, porque creo que este grupo es, en términos relativos, el de mas reciente aparición en escena, desde hace un par de décadas, pero de data muy reciente en nuestro país, y que ha causado en algunas metrópolis, malestar entre las otras manifestaciones tribales.

Al parecer el término Emo, se debe a la abreviatura de emotional en inglés. En un principio, el emo-core fue un subgénero musical que nació en los 80´s en Washington DC, como un desprendimiento del punk. Los Emos escuchan grupos musicales, que centran sus canciones en sentimientos como el amor, el odio y la desilusión.

En Buenos Aires, Argentina, en el Parque Rodríguez Peña, frente al Ministerio de Educación, por donde yo resido, los días sábados por la tarde, se reúnen no menos de trescientos de estos jóvenes, de ambos sexos, con vestimentas estrafalarias que van desde el color negro, hasta tonos pasteles y rosados, ropa ajustada, a la que los jóvenes llaman estilo mamey, pero no todos los que usan esta moda, la mamey, significa que sean Emos.

Además andan con sus ojos y caras maquilladas, muy similar a la apariencia y vestimenta de los Dark, pero se distinguen por su característico flequillos sobre los ojos y algunos con la mirada triste, y con piercing en labios, nariz y orejas.

Debido a estas características estéticas, sus peinados sobre la cara y su andar afeminado, los Emos muchas veces son comparados con los metrosexuales, es decir, hombres que cuidan mucho su apariencia, y para otros, esa apariencia manifiesta un comportamiento afeminado o gay. Esta actitud afeminada es magnificada en ellos por la practica de la Androginia, que consiste en asumir roles o comportamientos tanto masculinos, como femeninos en determinados momentos.

Es decir, que un joven sin ser homosexual, puede asumir el rol de mujer en un momento determinado, e igualmente una adolescente, asumirá el rol de varón, sin ser ella lesbiana, con todas las consecuencias que esto puede producir en sus personalidades en formación.

Al parecer, estos jóvenes, generalmente provienen de la clase media o alta, y se cree, que las manifestaciones de rechazo a la sociedad en que viven va desde la autoflagelación para mostrar su dolor; además, el rechazo a sus padres, y su menosprecio a la vida. Ellos se definen como personas sensibles, además creen que el mundo que los rodea no los comprende y, quizá por eso, tienden a victimizarse.

Por estas conductas propias, su reciente aparición en escena, más la copia de códigos estéticos de otras tribus, se han ganado el rechazo de otros grupos con “ideales más claros y definidos”. Tanto es así, que en México, ha habido enfrentamientos violentos entre ellos.

Creo que usted, a estas alturas se dio cuenta que en algunos lugares de Tegucigalpa y San Pedro Sula, ha visto a algunos jovencitos, como los aquí descritos. Pues si, como consecuencia de la famosa globalización, esa moda ya llego aquí, y digo moda, porque al conversar con algunos de ellos, manifiestan que lo hacen mas como diversión e identidad juvenil, y que no están de acuerdo con algunos principios Emos, como los ya mencionados, sobre todo los que atentan contra su integridad física. Podría decirse que en la juventud hondureña es un look más que lucir, por los momentos.

En todo caso, los padres deben estar alertas para orientar a sus hijos que puedan tener estas manifestaciones conductuales y estéticas, sobre todo por la edad de estos, que están en pleno desarrollo físico, y mental. Generalmente, varios sectores la sociedad hondureña, al observar estas manifestaciones juveniles, se quejan por la pérdida de valores en la juventud, es decir, victimizando a las victimas. Pero dejamos de lado la responsabilidad sobre todo de aquellas instituciones sociales, como la familia, que debieron inculcar los tan llevados y traídos valores perdidos.

Así, en este abordaje breve, dejamos superficialmente descrito al movimiento contracultural juvenil, llamado Emo. En los próximos días, continuaremos describiendo y analizando a las otras contraculturas contemporáneas, llamadas Tribus Urbanas.

*Oficial de Policía y Doctor en Sociología.
hegusave@yahoo.com

No hay comentarios: