SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

martes, 2 de septiembre de 2008

LOS REACTIVOS DE MARQUIS Y DUQUENOIS LEVINE

LOS REACTIVOS DE MARQUIS & DUQUENOIS LEVINE: DOS PERICIAS COLORIMÉTRICAS DE NATURALEZA CUALITATIVA PARA LA IDENTIFICACIÓN PRELIMINAR DE SUSTANCIAS ILÍCITAS.

Por Carlos Zagala. Abogado.

El reactivo de marquis se usa actualmente en muchos países del mundo, incluyendo Venezuela, en forma de una prueba portátil, diseñada para la identificación preliminar de alcaloides, narcóticos, metanfetaminas, analgésicos, etc. Este reactivo consiste en una mixtura de formaldehído en solución acuosa y ácido sulfúrico concentrado, el cual se aplica a la sustancia sospechosa por goteo.
Hecho esto, el desarrollo de diferentes colores revela la presencia de diversas sustancias[1]. A veces el metanol se agrega antes del reactivo para hacer más lenta la reacción y permitir al perito una más fácil apreciación del cambio de color. El metanol permite que esto ocurra pues hace más lento el proceso de polimerización. El marquis, es un test preliminar para la identificación presuntiva del ecstasy, droga recreativa muy popular hoy por hoy. La literatura describe que también se lo puede emplear para la identificación de sustancias como la cocaína, opiáceos[2] (v.g, metadona o heroína), anfetaminas, metamfetaminas, etc. En principio, el uso del reactivo es simple.
Básicamente, se usa una muestra pequeña, tres o cuatro miligramos bastan. La muestra, dependiendo de su granulometría, debe ser triturada o machacada para favorecer la dispersión del sólido en el reactivo. Luego se la coloca en un plato de porcelana con pequeños agujeros, tubo de ensayo o vidrio de reloj. Acto seguido se aplica el reactivo, una o dos gotas son suficientes. El reactivo es inicialmente transparente, pero al contacto con la sustancia cambia de color en cuestión de unos segundos.
El resultado POSITIVO para la mayoría de los derivados del opio viene dado por un color PÚRPURA y las anfetaminas y metanfetaminas por un color que varía entre el PÚRPURA Y EL AMARILLO. En la tabla de este artículo, se puede observar el desarrollo de color esperado desde la aplicación hasta transcurridos 60 segundos.

Reactivo de Marquis
Sustancia
Color
Tiempo (s)
Notas
MDMA o MDA
Púrpura a negro
0-5
Puede tener color púrpura negroide
Amfetamina o Metamfetamina
Naranja a marrón
0-5
Puede tener coloración marrón
2C-B
Naranja a verde
5-10
El color puede cambiar luego del resultado inicial
DXM
Gris a negro
15-30
Inicialmente no hay cambio; tarda mucho más en virar a negro que el MDMA


MDMA (3,4-methilenedioxi-N-methilamfetamina), más comúnmente conocido como Ecstasy (algunas veces abreviado E, X, o XTC), es un psicoactivo muy poderoso prohibido en Venezuela.

MDA 3,4-Methilenodioxiamfetamina (Tenamfetamina) es un psicodélico alucinógeno de la familia de la Fenetilamina.

2C-B o 4-bromo-2,5-dimetoxifenetilamina es un psicodélico muy poderoso, la literatura le atribuye también efecto afrodisíaco en pequeñas dosis.

MDEA (también MDE), es un acrónimo para 3,4-metilenedioxi-N-etilamfetamina, es un psicodélico alucinógeno, empatógeno y entactógeno de la familia de la fenetilamina. Es químicamente muy parecida al (MDMA).

EL USO DEL REACTIVO MARQUIS.

Use el reactivo de Marquis para peritar sustancias sospechosas de contener speed (anfetaminas o metanfetaminas). También puede usárselo para diferenciar sustancias sospechosas de contener ecstasy o algunos opiáceos como la codeína, narcotina, heroína o morfina[3].
El uso del reactivo de marquis no se diferencia del uso de otros reactivos. Simplemente, se toma una muestra de la sustancia sospechosa de unos pocos miligramos y se coloca sobre una placa de cerámica con hoyos (cerámica blanca), tubo de ensayo o vidrio de reloj. Hecho esto, se quita la tapa al reactivo y se agrega una o dos gotas sobre la misma. Vea la tabla de abajo.

Si la sustancia peritada cambia de su color original a naranja oscuro brillante en un lapso de 20 segundos esto indica la presencia de speed, esto es, anfetaminas o metanfetaminas. A continuación, pueden aplicarse otros reactivos como el reactivo Simón para determinar que sustancia asociada al speed contiene la muestra. Si el color cambia a púrpura oscuro a veces azulado hay una altísima probabilidad de que la muestra contenga alguna sustancia asociada al ecstasy, esto es, MDMA, MDA, MDE o DXM, este último es un antitusígeno.

El desarrollo del color en presencia de DXM es típicamente mucho más lenta, con un retardo de unos cinco segundos antes de comenzar a cambiar de gris a negro. Si hay ecstasy presente, esto usualmente resulta en un cambio de color inmediato, con cierto burbujeo, aunque no siempre. Si el desarrollo del color resulta en un amarillo verdoso u oliváceo en unos 20 segundos, esto indica probablemente la presencia de 2C-B, definitivamente no asociado al ecstasy o speed.

Nota: si el desarrollo del color resulta en violeta rojizo en unos 20 segundos esto indicaría la presencia de un opiáceo como la codeína aunque podría indicar la presencia de otras sustancias. En cualquier caso, DEFINITIVAMENTE no se trata de ecstasy o speed. Si no se produce cambio de color a naranja brillante o se produce un color distinto a los descritos definitivamente estaremos en presencia de sustancias distintas al ecstasy o speed. El reactivo de marquis puede usarse también para detectar sustancias como la metadona, LSD, mezcalina, Yohembina y aspirina.

EL REACTIVO DUQUENOIS-LEVINE

El reactivo Duquenois-Levine es usado hoy por hoy en muchos países del mundo como prueba presuntiva de tipo cualitativa para la identificación de preliminar de la marihuana[4]. La pericia se realiza colocando una pequeña cantidad de la sustancia a ser peritada en un tubo de ensayo, aproximadamente entre 10 y 20 miligramos. Previo a esto, es conveniente machacar o cortar la muestra con un escalpelo en pedazos muy pequeños. Acto seguido, se agregan 10 gotas de reactivo dentro del tubo y se agita un tanto.
Luego, se agregan 10 gotas del segundo reactivo (ácido clorhídrico concentrado) y se agita el tubo nuevamente. Cualquier color resultante luego de agregar el ácido clorhídrico debe ser cuidadosamente registrado. Finalmente, se agregan 20 gotas del último reactivo (cloroformo, aunque puede usarse cualquier solvente similar). Hecho esto, se agita nuevamente y se permite que la solución se separe en dos capas. La presencia de marihuana se revela por el desarrollo de un color púrpura muy profundo. El color púrpura debería transferirse al solvente orgánico que se agrega de último.

Paso 1. Se agregan algunas 10 gotas del reactivo Duquenois- Levine a la sustancia sospechosa previamente colocada en el tubo. En este primer paso no hay cambio de color.

Paso 2. Se agregan 10 gotas de ácido clorhídrico (HCL) y se observa el cambio de color, azul profundo para canabinoides.

Paso 3. Finalmente, se agrega 20 gotas de cloroformo (CH3CL) y se agita el tubo. Se forma un precipitado morado abajo y azul oscuro negroide arriba. Nótese que el tubo de ensayo debe sostenerse con una pinza de metal o madera. Esto reduce las posibilidades de derramar ácidos sobre las manos. Recuerde que el HCL es sumamente corrosivo y puede causar graves quemaduras al contacto con la piel. Como siempre, al manipular cualquier químico usaremos protección en boca, ojos, nariz, manos, etc. Procure siempre trabajar cerca de una fuente de agua corriente.

EL CASO VENEZOLANO.
En Venezuela, como quedó expuesto, las pruebas de colorimetría vienen usándose desde hace bastante tiempo, realizándose con poca frecuencia pruebas confirmatorias, salvo que se trate de grandes decomisos y casos de trascendencia nacional. Sin embargo, dichos peritajes han quedado circunscritos a los predios de laboratorios y técnicos y son pocas las veces en que se practica una pericia presuntiva en el propio sitio del suceso, lo que si ocurre en países como Brasil, Argentina, Colombia, USA, etc. Esto permite, entre otras cosas, ahorrar valioso tiempo a los investigadores y asistir a las primeras audiencias del procedimiento con una prueba preliminar de alta fiabilidad y sensibilidad. Concientes de este problema, la Tienda Forense de Venezuela ha lanzado al mercado en el 2008 el primer kit portátil (reactivo de Marquis) diseñado en nuestro país para la identificación preliminar de sustancias de abuso en el campo.
Este viene con todos los implementos que necesita un perito para detectar sustancias de abuso como las anfetaminas, metanfetaminas, monohidrato de morfina, heroína, LSD, Yohembina, Speed, MDEA, ecstasy ó DXM, 2CB, etc., esto es, tubos de ensayo, vidrio de reloj, lentes protectores, disolvente, guantes de látex, pinzas, gradilla, reactivo, caja organizadora, en fin, todo lo necesario para practicar aproximadamente 300 peritajes. Esto permitirá, al momento de realizarse la audiencia de presentación del imputado (48 horas como máximo a partir del momento de la detención) presentar al Juez de control una prueba preliminar de alta confiabilidad que justifica mantener la privación de libertad o, en su caso, la liberación del sospechoso.

Arriba, kit Reactivo de Marquis lanzado por la Tienda Forense de Venezuela.
El uso de este kit no podría ser más sencillo. Una vez detectada la sustancia sospechosa y fijadas que sean las evidencias por medio de fotografías, se procede a recolectar una muestra muy pequeña, unos pocos miligramos bastan. Hecho esto, la muestra se coloca en un tubo de ensayo o sobre el vidrio de reloj y se le agregan dos o tres gotas de disolvente para formar una solución. Acto seguido, se aplica una gota del reactivo de marquis y se agita el tubo suavemente.
Finalmente se espera un minuto y se registra el desarrollo del color desde la aplicación del reactivo. Cada sustancia, genera un color propio y especial, como quedó anotado en este papel. En el caso de los derivados del opio, por ejemplo, obtendremos un color púrpura muy profundo. En el caso de procesarse aeronaves o vehículos, o lugares en que las sustancias ilícitas han sido limpiadas o disimuladas, puede procederse a un barrido usando papel de filtro y luego aplicar el reactivo al papel de filtro. Siendo de alta sensibilidad, el reactivo genera el color del que se trate aun cuando la muestra sea muy pequeña.

Arriba, prueba positiva para fenolftaleína.

Dependiendo de la concentración de la droga y la cantidad de disolvente usado, el color puede variar en intensidad. Sin embargo, en el caso de los opiáceos y anfetaminas el color va desde púrpura hasta amarillo o negro, vid, cuadro de este artículo. También, el reactivo de marquis puede usarse para distinguir sustancias lícitas como la fenolftaleína, foto de arriba, la cual genera un color rojo carmín, el azúcar (marrón oscuro) o la aspirina, la cual genera una reacción de color rojo profundo. De allí que, es importante que el perito tenga la práctica adecuada y se familiarice con los distintos colores y tonalidades de los mismos generadas por las drogas de abuso que debe peritar.
Recordemos que no sólo se trata de observar un color, sino también de hacer una observación preliminar macroscópica de la muestra y el registro de color previo, color, olor, consistencia, granulometría, cantidad, etc. igual, es menester que el perito conserve una pequeña cantidad para pruebas confirmatorias. Otras drogas que pueden detectarse con el reactivo de marquis pueden verse en el cuadro siguiente:

SUSTANCIA
COLOR
2C-T-2
Entre naranja y rojo (puede tener color salmón).
2C-T-7
Entre naranja y rojo (tiene menos tendencia a color naranja que el 2C-T-2)
3Acetoxi-DIPT
Negro oliváceo
4MTA
No hay cambio de color
5Meo-DIPT
Efervescencia, vira a amarillo y luego ligeramente a naranja.
Alfa-metil-DIPT
Efervescencia y luego vira a marrón.
AMT
Marrón oscuro y amarillento
bencilpiperacina
Efervescencia, no hay cambio de color
DIPT
Amarillo
DPT
Oliva oscuro
Opiáceos
Rosado a púrpura
Fenolftaleína
Carmín
PMA
No hay cambio de color.
Yohembina
Verde oliváceo, efervescencia por aproximadamente un minuto.

PARA PREGUNTAS, SUGERENCIAS Y OBSERVACIONES ESCRÍBANOS O VISITENOS EN:

www.tiendaforense.com.ve

[1] Para obtener un 100% de certeza es menester hacer pruebas confirmatorias como la cromatografía gaseosa.

[2] Se llama opiáceos a las sustancias derivadas del opio (Papaver Somniferum), o adormidera, planta originaria de Asia, también conocida como amapola. Hoy en día, sin embargo, se estima que el 90% de la heroína que se consume en el mundo se produce en Afganistán. Los opiáceos más conocidos son la morfina, codeína, narcotina, tebaína y papaverina. Los opiáceos sintéticos como la heroína y la hidrocodona son derivados de estas sustancias, especialmente la morfina y la codeína. La Noscapina, narceína y aproximadamente 25 otros alcaloides están presentes en el opio pero no tienen ningún efecto descrito en el sistema nervioso central de los seres humanos.

[3] Tal vez la morfina y la heroína, esta última mucho más poderosa que la primera, sean de las drogas más adictivas que se conocen. Para producir la heroína se necesitan sólo algunas sustancias químicas como el cloruro amónico y agua. El monohidrato de morfina puede también ser detectado con solución de cloruro férrico frente al cual desarrolla un color verde oscuro. Previamente, debe agregarse a la muestra una o dos gotas de metanol, ver instrucciones de uso del ID Color Test desarrollado por la Tienda Forense de Venezuela.

[4] Sin embargo, como veremos, puede usarse este mismo reactivo para identificar otras sustancias tan inusitadas como el té, el hashish y otros canabinoides.