SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

viernes, 26 de septiembre de 2008

LA INVESTIGACION DE LA MASACRE EN LA PLANTA TRASMISORA


La Fiscalía General de La Plata y la Procuración bonaerense leiniciaron un sumario por la difusión que tuvo la investigación en laprensa. Como respuesta, el doctor Romero pidió ser apartado. Sienteque sus superiores le perdieron confianza.
Los familiares de lasvíctimas Torres Barboza, Díaz y Vatalaro irán hoy a pedir urgentesexplicaciones, en apoyo al fiscal de la causaEn una de las causas más calientes que se instruyen en la Justiciabonaerense -la del triple crimen de los policías en la PlantaTransmisora del ministerio de Seguridad-, la Fiscalía General de LaPlata, a pedido de la Procuración bonaerense, le inició un sumariointerno nada menos que al fiscal Marcelo Romero, a cargo de lainvestigación y que acaba de pedir la detención de once personas.
El motivo, según se consignó en Tribunales, fue responsabilizar alfuncionario judicial por la información que viene saliendo publicadaen los medios de prensa relacionada a los asesinatos de los policíasAlejandro Vatalaro, Ricardo Torres Barboza y Pedro Díaz, ocurridos el19 de octubre de 2007.Fuentes judiciales confirmaron que ante la sorpresiva resoluciónfirmada por el fiscal general Héctor Ernesto Vogliolo, el fiscal Romero le remitió una medulosa contestación, en la que no sólo niegahaber brindado detalles de la causa, sino que además pidió que -anteel infundado planteo de su superior- se lo releve de inmediato de lainvestigación.
El planteo será analizado en las próximas horas.Las mismas fuentes señalaron que el resolutorio de Vogliolo obedeció aun llamado que le habría realizado en persona la Procuradora Generalde la Suprema Corte María del Carmen Falbo, pidiendo detalles sobrelas noticias que estaban siendo publicadas. Y si bien se adjuntaron amodo de ejemplo copias de los dos diarios de La Plata, la acusacióndirigida a Romero aludía a las noticias que salieron en mediosgráficos, radios, agencias, sitios web y canales de televisión, traslas órdenes de detención que libró el juez César Melazo, avalando elpedido fiscal.
No es la primera vez que se produce este tipo de mordazas legales. Elpropio Romero fue sumariado otras dos veces: una por opinar de lareforma procesal, y la segunda por hablar ante la prensa de lasdeficiencias en la gestión del ex ministro de Seguridad LeónArslanián. En ambas ocasiones, la orden para iniciar esos sumariostambién se le atribuyó a la Procuración, sobre la base de una supuestafalta de decoro y deshonra a la investidura de un magistrado.El nuevo sumario impulsado por Vogliolo llamó la atención por elmomento en que se produce y por la falta de sustentación.
Ni lasecretaría Privada ni el área oficial de Prensa de la Fiscalía Generalsupieron dar ayer los argumentos de la decisión adoptada.La intimación a Romero se produjo mientras se realizan extensasjornadas de indagatorias a los detenidos por el triple crimen."¿Por qué denunciar ahora al fiscal sabiendo que se lo desautoriza yse lo deja vulnerable ante el gran número de abogados defensores delos imputados y frente a las ruidosas manifestaciones que, encabezadaspor familiares de los detenidos, se congregaron en la semana frente alfuero penal para pedir por su libertad?".
Esa fue la pregunta quefuncionarios, empleados judiciales y letrados se hacían ayer, ni bientomaron conocimiento de la arremetida contra el doctor Romero.Lo que habría molestado a los superiores de Romero, según se informóen Tribunales, fue la abundante información periodística respecto dela masacre en la Planta Transmisora. Como se sabe, en esa causa seprodujo un importante vuelco hace dos semanas, cuando se abandonó lahipótesis pasional por la de la venta de drogas y armas, conintervención de una supuesta banda mixta integrada por policías y exconvictos.
Fuentes judiciales señalaron que "llama la atención (la medida),porque el ahora sumariado magistrado ha mantenido un perfil más quebajo, negándose a atender a la prensa, limitándose a ofrecer escuetoscomunicados donde constan los pasos procesales de tan complejainvestigación".También resultó extraño que la Fiscalía General deposite su dedoacusador sobre el fiscal instructor, ante la diversidad de actoresintervinientes, como fuerzas de seguridad, Policía Judicial,Gendarmería, juzgado de Garantías, abogados particulares, defensoresoficiales, tribunal de Alzada; todos ellos, potenciales fuentes deinformación.
De hecho, varios de esos actores han sido vistos oescuchados por estos días en radios y canales, brindando pormenores dela causa.Incluso, entre ellos, se encuentran hasta los mismos familiares de lasvíctimas, y sus representantes legales, que se han mostrado muyconformes con el giro que tomó la investigación durante los últimossiete meses desde que el voluminoso expediente, que ya lleva 50cuerpos y miles de fojas, cambió de fiscalía y pasó a manos de Romero.Allegados a los familias de Díaz, Vatalaro y Torres Barbozaadelantaron que hoy mismo se unirán junto a otras organizaciones eirían a pedir explicaciones al Fiscal General Vogliolo y a laProcuradora María del Carmen Falbo, que hoy, a las 9.30, inauguraráunas jornadas en el Colegio de Abogados de La Plata, de 13 y 48,referidas a las supuestas bondades que dejó el nuevo código procesalpenal, a 10 años de su implementación.
El fiscal Romero, al ser consultado por su decisión de pedir elrelevamiento de la investigación ante la embestida de la FiscalíaGeneral y la Procuración, visiblemente indignado, ironizó: "He vueltoa la escuela primaria... La directora me dijo Romero, niño malo, ¡esono se dice! ¡Camine a dirección!".En tanto, ayer se entregó otro de los acusados. Se trata de MiguelTovar. Declaró que el día del hecho estaba festejando junto a sufamilia el primer año de vida de su hijo.En la causa ya están detenidos el policía Marcos Casetti -compañero detrabajo de las víctimas-, Pablo Cepeda, Fabián "Kunta" Rivero, SergioCecotti, Héctor "Cacho" Blanco, Gustavo Sebastián Pereyra, alias"Tallarico" l
Fuentes de los tribunales indican que la razón del enojo de la Dra.Falbo es a raíz de la denuncia que efectuó el fiscal Romero a raíz dela falta de equipos de la planta transmisora, y no por lainvestigación que esta llevando a cabo por el triple crimen, seconsidera asimismo que existiria presión para con la procuradora deautoridades anteriores del Ministerio de Seguridad que se encontraríancomprometidas en el ilícito denunciado por el Fiscal.

No hay comentarios: