SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

martes, 16 de septiembre de 2008

ESTO ESTÁ PASANDO EN MAR DEL PLATA - ARGENTINA


POR FAVOR DIFUNDANLO ES REAL Y SUCEDE A PLENO DIA EN MAR DEL PLATA

El día 26 de Agosto mi hija menor, de 12 años, pasó por una situación terrible, que a diario solemos escuchar por radio o ver por TV - incluso como si fuera la novela de la noche -, pero creo que no tomamos en cuenta nunca que eso nos puede ocurrir... hasta que nos pasa.

Mi nena salía de su colegio en pleno medio día - en San Juan y Moreno -; se compró unas figuritas en un kiosco y tomó la calle San Juan para llegar a su casa. En San Juan y Falucho, a las 13.10 hs., un hombre en un coche rojo la interceptó, la tomó de los hombros, y la quiso subir a la fuerza a su vehículo. Por suerte ella atinó a gritar y alguien - que pasaba por la calle - la ayudó, empujó a ese hombre y le dijo a la nena que se fuera.

Ella siguió caminando (no sabe cómo) y cuando pudo reaccionar llamó por su celular para que la buscáramos.

Tras el shock inicial, hicimos la denuncia correspondiente en la Comisaría 4ta. Ahí nos dijeron que estas cosas están pasando todos los días y que no se difunde como se debiera. Lamentablemente ni la nena recuerda los rasgos de ese sujeto y no hemos encontrado vecinos al lugar del hecho que hubieran visto algo (o de haberlo hecho, para variar, prefieren “no meterse”).

Alerté inmediatamente a la Dirección del colegio de la nena. Ayer fui a hablar con el personal y, tras decirme que a pesar de mi aviso a la Directora, no habían sido notificados. Algunos me dijeron que “mejor no dar demasiada 'difusión' porque estas personas (?) cambian su modalidad”...

Yo sé que este hdp está en la calle, acechando; que un perverso sigue buscando sus víctimas y no puedo dejar de prevenir a cuanta persona se me cruce. De ahí este correo. Esto no es, como muchos dicen, producto de la fabulación de una niña o la paranoia de una madre. Lo que siento es que muchos, frente al hecho, niegan la realidad (sé que es una actitud defensiva), y me preguntan '¿No le habrá querido robar el celular?', '¿Es real?' Como si el testimonio infantil no pudiese ser considerado tan preciso y fiable como el testimonio adulto.
La impotencia que tengo, la ira, el dolor por ver a mi hija con tanto miedo, lo estoy tratando de canalizar iniciando esta cadena de prevención.

Escribo desordenadamente porque así me siento.
Laura Cristina Lattes

POR FAVOR REENVIAR, A TODOS NOS PUEDE PASAR...GRAX !!!

OTRO TESTIMONIO:
Agrego a lo expuesto que algo muy similar sucedió a una alumna del Colegio Fray M. Esquiú en las calles Patagones y J.A.Peña (Mar del Plata).

La diferencia entre ambos hechos es que en esta ocasión el vecino que ayudó a la menor, hizo la denuncia y pudieron detener al abusador. Lamentablemente el mismo fue dado en libertad en menos de 24 hs, porque en la Comisaría 4º de nuestra ciudad consideraron que no tenían pruebas sufuientes para detenerlo.

Ante la impotencia y la falta de seguridad y justicia, considero que la difusión de este e-mail puede ser de gran ayuda para estar prevenidos.
Alejandra López