SERVIR Y PROTEGER

SERVIR Y PROTEGER
"Tiempo que pasa, verdad que huye" Edmond Locard (1877 - 1966)

domingo, 31 de agosto de 2008

USO DE LA PALINOLOGIA FORENSE EN LA INVESTIGACION CRIMINAL







USO DE LA PALINOLOGIA FORENSE EN LA
INVESTIGACION CRIMINAL
ESCRITO POR: CARMA CATHERINE
LCDA. EN BIOLOGIA (UCV) / ESP. EN CRIMINALISTICA (IUPOLC)

La especie humana ha dependido de las plantas desde sus orígenes, y su interacción con éstas ha incrementado progresivamente. La aparición de la agricultura permitió la domesticación y cría de animales, pero además de ser la principal fuente de alimento para el hombre, las plantas se relacionan con nosotros de diferentes formas; nos proveen de fibras para hacer ropa, madera para combustible y para la construcción de diversos objetos útiles y decorativos, materia para fabricación de libros, producción de especias, y algunas especies poseen los compuestos básicos usados en la fabricación de muchos medicamentos. LINDORF, DE PARISCA y RODRIGUEZ (1991)

Las distintas disciplinas que conforman los estudios botánicos fueron apareciendo paulatinamente, comenzando por la morfología vegetal, taxonomía, fisiología vegetal, anatomía, y la sistemática. Para el siglo XIX la botánica se había diversificado en numerosas disciplinas, cada vez más específicas. Pero es sólo en tiempos muy recientes que una nueva disciplina de la botánica contemporánea surge como promisoria herramienta de apoyo a la investigación criminal, la palinología forense. JAFET M. NASSAR (2005).

La palinología es una disciplina de la botánica dedicada al estudio del polen y las esporas. Ésta se centra fundamentalmente en el análisis de su morfología externa que presenta patrones estructurales diferentes a tenor de las variaciones en la exina, que es la pared externa de los granos de polen. El estudio y análisis microscópico de su simetría, aperturas en las paredes, contorno, forma, tamaño, etc. tiene un valor taxonómico y permite distinguir taxones diferentes a distintos niveles (familia, géneros, especies). Es en el estudio paleontológico donde alcanza su máxima versatilidad, pues el polen tiene gran resistencia a la putrefacción debido a las características químicas de la exina. Esta área de investigación se denomina "Paleopalinologia" Disponible en la dirección: www.paleobotanica.uchile.cl/palinologia.html
HISTORIA…
En el verano de 1950 un hombre desapareció 20 kilómetros al norte de Viena, Austria, en un bosque cercano al Valle del Danubio. Como la policía no encontraba el cuerpo, decidió revisar la casa de todo sospechoso posible. En el hogar de uno de ellos encontró un par de botas con barro, que fue examinado por un palinólogo de la Universidad de Viena, el profesor W. Klaus. El estudio reveló que la muestra contenía polen reciente de abetos y sauces, árboles que según las condiciones climáticas y botánicas pertenecían a la vegetación del citado Valle. La evidencia hizo que el homicida confesara su crimen y condujo a las autoridades al lugar donde había sepultado el cuerpo.
Disponible en la dirección: www.invdes.com.mx/forma01.cfm?id=688&publicant=oct%202004

Quizá piense que esa historia fue tomada de una novela policíaca, pero en realidad se trata del primer caso documentado en el que la Palinología (ciencia que estudia palinomorfos de origen continental y marino, como polen, esporas, algas y dinoflagelados, entre otros) ayudó a esclarecer un delito del fuero común. A partir de entonces esa clase de análisis son aceptados en los tribunales europeos de justicia, al grado que naciones como Nueva Zelanda es líder mundial en el desarrollo de la llamada Palinología Forense.
Disponible en la dirección: www.invdes.com.mx/forma01.cfm?id=688&publicant=oct%202004

En 1970, los sospechosos del secuestro y asesinato de un granjero en el condado de Macoupin, Illinois, EE.UU., fueron encontrados culpables en parte gracias a muestras de polen de maíz detectadas en sus ropas, las cuales coincidieron con la ubicación del auto donde fue abandonada la víctima, en las inmediaciones de una plantación de maíz. En una investigación forense realizada en 1994 en Magdeburg, Alemania, se utilizó la combinación de muestras de polen halladas en los restos de 32 hombres asesinados y enterrados en una fosa común como evidencia final para concluir que los culpables de este crimen eran miembros de la policía secreta soviética. Las especies de plantas que conformaban las muestras de polen extraídas de as fosas nasales de las víctimas presentan su máximo de producción de flores en esa localidad entre junio y julio, meses durante los cuales, en 1953 ocurrió una revuelta con numerosas bajas en la que estuvieron implicadas las fuerzas soviéticas de ocupación. En este caso las muestras de polen sirvieron para determinar el tiempo de muerte de las víctimas. JAFET M. NASSAR (2005).

Más allá del valor que tiene la palinología para resolver casos de homicidio, el estudio del polen y las esporas también nos puede dar indicios útiles para resolver otros problemas de orden legal, tales como el origen y rutas de transporte de drogas como la marihuana y la cocaína, el origen y destino final de mercancías sujetas a estrictas regulaciones internacionales de comercialización, la autenticidad de una obra de arte y el origen de fabricación de un objeto de valor, entre otros muchos ejemplos. JAFET M. NASSAR (2005).

La sabana Santa de Turín
En 1973 el profesor Max Frei, criminólogo suizo, botánico, director del gabinete científico de la policía de Zurich y agente de la Interpol, fue el primero en realizar una investigación palinológica para autentificar el origen del Sudario o Manto de Turín, sábana que según la tradición cristina cubrió al cuerpo de Jesús crucificado.
Disponible en: www.invdes.com.mx/forma01.cfm?id=688&publicant=oct%202004

LA PALINOLOGÍA TIENE ALGO QUE DECIR

En 1973 el Profesor Max Fre examinó detenidamente la tela del sudario y notó la presencia de esporas de polen en la superficie del lienzo y obtuvo permiso para recoger unas cuantas muestras. Logró identificar 49 especies diferentes de esporas, que fotografió, catalogó y conservó. Resultaron ser procedentes de plantas exclusivas de Palestina o Turquía (estepas del sur o área de Estambul) nada menos que 33. Las dos terceras partes de las muestras procedían de zonas ajenas a Europa, continente del que no ha salido el Lienzo desde el siglo XIV.

Antes de dar un dictamen definitivo sobre los lugares en los que, según la Palinología, debería haber estado la Síndone, para quedar "contaminada" de tal modo, se dedicó a visitar las zonas en las que las investigaciones históricas colocaban anteriores estancias del Lienzo. Pudo comprobar in situ la perfecta correspondencia de especies. Logrando identificar 59 especies en total. La muerte le sorprendió antes de concluir el trabajo y publicar sus resultados definitivos, no obstante su estudio es altamente indicativo.

¿Cabe dentro de la lógica pensar en un falsificador que se tomara la molestia de "pasear" el Lienzo por aquellas tierras, a fin de dejar en él los testigos de su paso por Oriente, ...cientos de años antes de que se inventara el microscopio (indispensable para reconocer el polen)? ¿Quién se preocuparía de cuidar semejante detalle y cometería el inmenso error de utilizar un lienzo nuevo, de la época de la falsificación? Piense que desde principios del Siglo. XIV, está plenamente documentada la estancia de la Síndone en Francia. Un supuesto falsificador tendría que haber actuado coetáneamente a su aparición en Europa.

Palinología como herramienta valiosa para los criminalistas:
La palinología es una herramienta de peso para resolver casos en materia penal, como cuando se quiere encontrar al autor material o intelectual de un delito, el lugar donde podrían estar enterrados los restos de un cadáver, o simplemente conocer el origen geográfico de objetos desconocidos. De modo que si tomamos una o varias muestras del polvo presente en la ropa, piel, cabello o atrapado en las fosas nasales de un cadáver, podemos recrear, a partir de los granos de polen, las condiciones prevalecientes antes de su muerte.

La producción y dispersión del polen y las esporas son las consideraciones más importantes en la palinología forense. Si uno sabe cual es la producción esperada y modelos de dispersión de esporas y polen (llamado también lluvia de polen) para las plantas en una región dada, entonces uno sabrá qué tipo de "huella digital de polen" esperar en muestras que vienen de ese área (Bryant,1990). Por consiguiente, la primera tarea del palinólogo forense es intentar encontrar una coincidencia entre el polen en una región geográfica conocida con el polen en una muestra forense.

Importancia
La gran importancia que tiene la palinología en la investigación criminalística se debe a que el polen y otros tipos de esporas producidos por las plantas están presentes en casi cualquier lugar y durante cualquier época del año. Al ser transportadas por animales (mayormente insectos) y por el viento, estas diminutas partículas vegetales alcanzan casi cualquier objeto, al cual se adhieren, y en el cual permanecen inalteradas por muchos años gracias a una cubierta protectora natural denominada exina. En el ser humano, el polen es frecuentemente encontrado en el pelo, la piel, ropa y zapatos. En la escena del crimen, el polen puede ser recuperado del suelo, polvo, barro, basura, cestas, sogas, y prácticamente cualquier objeto encontrado en las inmediaciones donde haya sido descubierto el cadáver. Además de su ubicuidad, el polen y las esporas poseen varias propiedades que incrementan su valor como evidencia para resolver crímenes. Cada tipo de polen y espora tiene características específicas, lo que permite determinar la familia, género y hasta la especie de planta de la cual provienen, con esto podemos reconocer e identificar la evidencia, luego, con técnicas más sofisticadas como la prueba de ADN podríamos llegar a individualizarla.

Alcances:
Debido a que la vegetación varía geográficamente en su composición, una combinación de polen o esporas particulares, encontrada en una persona, víctima u objeto será indicativa de una localidad geográfica específica. Las plantas nativas, especialmente aquellas de distribución restringida, son de mucha utilidad en este sentido. Dado que diferentes especies de plantas producen polen y esporas durante diferentes épocas del año, la identificación de una combinación específica de polen y esporas en un sujeto bajo estudio nos puede indicar en qué época del año ocurrió esa deposición de partículas. El aporte informativo de una muestra de polen puede incluso incrementar si se combina con información obtenida de muestras de suelo del mismo origen.

De la limnología, que es el estudio de la ecología de cuerpos de agua dulce, la principal fuente de información aplicable a la investigación criminal junto con la palinología, tiene que ver con la caracterización de plantas acuáticas y algas, tanto macroscópicas como microscópicas (diatomeas). La presencia de diatomeas, esporas o polen de origen acuático en la médula de los huesos de un cadáver es indicativa de que la persona murió ahogada en un cuerpo natural de agua dulce, porque estas partículas son incorporadas a los pulmones y de ahí pasan al torrente sanguíneo y son enviadas a los diferentes órganos y partes del cuerpo. La composición de especies de diatomeas polen o esporas y sus patrones de distribución pueden usarse para caracterizar cuerpos de agua específicos asociados a un hecho criminal.

Limitaciones:
Es esencial encontrar un palinólogo forense experimentado el cual sea competente y respetado por la precisión y exactitud de su investigación. Sin esto, la credibilidad sobre el análisis de esa persona o testimonio ante la corte puede ser un riesgo. Los organismos estatales de investigación que piensen en la necesidad de colectar muestras de polen forense deberían prever la necesidad de un especialista forense antes de colectar las muestras. Esto asegurará que sea realizado un adecuado muestreo y que sean seguidos los procedimientos correctos para mantener las muestras libres de contaminación.

La palinología forense debe seguir criterios rigurosos y estandarizados en la recolección de evidencia, que permitan un alto grado de confiabilidad, independientemente del lugar donde se haya obtenido dicha evidencia. Por ejemplo, las muestras de polen deberían ser recogidas por un palinólogo competente, preferiblemente ligado al campo forense. Es importante garantizar que las muestras sean colectadas libres de contaminantes y que las mismas permanezcan así durante su almacenaje y análisis en el laboratorio. Por otra parte, algo muy importante y a la misma vez muy difícil de lograr, es que la información generada a partir de la evidencia botánica sea enunciada en un lenguaje sencillo y comprensible, que pueda ser interpretada por el jurado de un caso. Sólo así se podrá masificar e incentivar el uso de este recurso en la investigación criminal. Es necesario dar a conocer las diversas técnicas de análisis que ofrece la botánica forense pensando en diferentes tipos de usuarios, desde personal especializado, policías y abogados, hasta el ciudadano común que puede participar como jurado. BRYANT, V.M. y D.C. MILDENHALL (1990)

Recursos que pueden contribuir a la masificación de esta disciplina incluyen: oferta de cursos de capacitación, edición de manuales de instrucción, foros nacionales e internacionales de discusión del valor de estas técnicas, la creación de bases de datos de polen y tejidos vegetales de todo el mundo y la conformación de redes nacionales e internacionales de botánica forense como órganos vinculantes de los esfuerzos realizados dentro de cada país y entre distintos países.
Consideraciones importantes:
La producción de polen y esporas es una consideración importante en el estudio de la Palinología Forense. Si un palinólogo examina una muestra de material (ejemplo barro, suelo, vestimenta, etc.) conociendo que proviene de una determinada región geográfica, y si el conjunto polínico esperado para esa región no es encontrado, o si otros tipos de polen y esporas son encontrados en cantidades inusuales entonces estos resultados sugieren que algo esta mal, que algo pasó. En tales casos los conjuntos polínicos o patrones ‘fuera de lo común’ son los que dan a los palinólogos forenses pistas o claves y les sugieren que deben investigar las razones por las cuales la muestra es diferente del patrón esperado de polen.

Así, como cualquier otro investigador forense, el palinólogo debe usar los conocimientos de su disciplina para vincular una muestra específica de polen con un acontecimiento o una ubicación o localidad específica.

Dispersión del polen:
Existe un número diferente de métodos por medio de los cuales las plantas dispersan sus granos de polen y esporas. Muchas plantas con flores que viven completamente sumergidas en el agua liberan su polen bajo el agua y dependen de las corrientes para transportar el polen desde la antera masculina al estigma femenino de una planta vecina. Estas plantas tienen un alto grado de productividad de polen por cada antera produciendo miles de granos de polen. Sin embargo, los producen con una pared única de celulosa. Este polen casi nunca se preserva en sedimentos de lagos y generalmente se oxida rápidamente si se extrae del agua. A consecuencia de estas limitaciones, este tipo de polen es de escaso valor potencial para el trabajo forense.

Un grupo pequeño de plantas denominado “autógamas” por que se autopolinizan es tan eficiente que necesita una escasa producción de polen. La mayoría de estas plantas producen menos de 100 granos de polen por antera. El polen de estas plantas es raramente dispersado en la atmósfera y aún cuando se preserva bien y tiene cubiertas durables, es de escaso valor en el trabajo forense por existir en tan mínima cantidad en los sitios o depósitos de la mayoría de las regiones.

Las plantas zoógamas dispersan su polen por medio de animales (gusanos, insectos, pájaros, murciélagos etc.). El polen de las plantas zoógamas tiene una de las exinas más resistentes. Esto significa que sus granos a menudo permanecen en sitios por largo tiempo y son menos susceptibles de destrucción que los granos de polen dispersados por otros métodos. Si el polen de una determinada especie zoógama, es encontrado en una muestra forense, hay un alto grado de confianza que el mismo polen pertenece a la muestra y no es un contaminante atmosférico. Por otro lado tiene la desventaja que las plantas que poseen este tipo de dispersión producen muy poco polen y por lo tanto son escasas las posibilidades de su aparición en una muestra.


Muchas plantas dependen del viento para transportar el polen o esporas hacia sus destinos. Este tipo de polinización no es eficiente. Entonces para asegurarse la fertilización las plantas deben producir grandes volúmenes de polen para que al menos una pequeña fracción llegue a destino y cumpla su función. El polen de las especies anemógamas son los tipos más comunes en las muestras para estudios forenses.

La última categoría (anemógamas), angiospermas, gimnospermas y también incluido en este grupo los hongos, helechos, y musgos. Como la polinización del viento es el método más ineficaz de dispersión, las plantas del anemógamas deben producir inmensas cantidades de granos de polen que viajarán fácilmente en las corrientes aéreas.

Algunas especies de plantas polinizadas por el viento como la marihuana (Canabis), producen tantos como 70,000 granos de polen en las anteras. Cuando campos grandes de estas plantas del anemógamas crecen juntas, sus flores pueden producir millones de granos de polen que se dispersan diario durante la estación floreciente. En muchos casos, esta abundancia se vuelve una desventaja porque a menudo el polen de la marihuana es portado en cantidades entre los zapatos de las personas conectados con el comercio de droga.

Durante el verano de 1995 cuando los periódicos europeos informaron una nube de polen de Canabis estaba flotando por el mediterráneo cerca de las áreas de La Fuente en Marruecos, dónde los granjeros locales informaron el crecimiento de una cosecha abundante de marihuana. Los residentes europeos a lo largo de la costa mediterránea también fueron advertidos por el periódico local para no respirar polen de Canabis, porque pudiera causar alucinaciones. Esta última declaración, sin embargo, es completamente falsa porque el polen de Canabis no contiene nada del alucinógeno cannaboide. No obstante, las cuentas atmosféricas altas de polen de Canabis ilustran cómo algunos de estos granos de polen podrían llegar accidentalmente a algunas muestras forenses.

Otro factor importante a considerar es la velocidad del hundimiento o tasa a la que un grano de polen cae a la tierra. El polen de la marihuana y el abedul son muy pequeñas y traslucidas. Su media proporción de la caída es aproximadamente 2cm por segundo. Por otro lado, plantas de maíz y el abeto producen polen grande y pesado que cae más rápidamente que los más ligeros a la tierra, en una proporción 15 veces mayor. Usando simplemente estos dos ejemplos, uno puede ver que el área de la distribución potencial de maíz y granos de polen de abeto será más pequeña y restringida que el área de dispersión cubierta por el polen de las plantas en la primera categoría. Esto significa que cuando se encuentran granos de polen grandes como el maíz y tipos similares de muestras, se sugieren áreas de dispersión pequeñas y la precisión es mayor al identificar la región de la fuente de esporas posible.

BIBLIOGRAFIA

BRYANT, V.M. Jr., Pollen: Nature's Fingerprints of Plants. 1990 Yearbook of Science and the Future, Encyclopedia Britannica, Chicago, Illinois. 1989. pp.92-1

BRYANT & MILDENHALL (2006), “Forensic Palynology: A New Way to Catch Crooks”, Palinología forense: Una Nueva Manera de atrapar a los delincuentes. Crime & Clues- http://crimeandclues.com Source Code & Layout, 2006 Daryl W. Clemens
Disponible en http://www.crimeandclues.com/index.htm

BRYANT & JONES (2006), “Forensic palynology: Current status of a rarely used technique in the United States of America”, Palinología forense: El estado actual de una técnica raramente usada en los Estados Unidos de América. Forensic Science International, Volume 163, Issue 3, 22 November 2006, Pages 183-187.

CONGIU, L., M. CHICCA, R. CELLA, R. ROSSI y G. BERNACCHIA (2000) The Use of Random Amplified Polymorphic DNA (RAPD) Markers to Identify Strawberry Varieties: a Forensic Application. Molecular Ecology 9: 229-232.

COYLE, H.M., C. LADD, T. PALMBACH, y H.C. LEE (2001) The Green Revolution: Botanical Contributions to Forensics and Drug Enforcement. Croaban Medical Journal 42: 340-345.

DRAE (2007), Diccionario de la Real Academia Española, Microsoft Corporation, Enciclopedia Encarta 2007, EE.UU.

HORROCKS, M. y K.A.J. WALSH (1999) Fine Resolution of Pollen Patterns in Limited Space: Differentiating a Crime Scene and Alibí Scene Seven Meters Apart. Journal of Forensic Sciences 44: 417-420.

HORROCKS, M. y K.A.J. WALSH (2001) Pollen on Grasss Clippings: Putting the Suspect at the Scene of the Crime. Journal of Forensic Sciences 46: 947-949.

JAFET M. NASSAR (2005), LA BOTÁNICA COMO HERRAMIENTA DE LA INVESTIGACIÓN CRIMINAL, Instituto Venezolana de Investigaciones Científicas, Caracas, Venezuela. Disponible en la Wild Word Web.

LANE, M.A., L.C. ANDERSON, T.M. BARKLEY, J.H. BOCK, E.M. GIFFORD, D.W. HALL, D.0. NORRIS, T.L. ROST, y W.L. STERN (1990) Forensic Botany: Plants, Perpetrators, Pests, Poisons, and Pot. BioScience 40: 34-39.

LINDORF, H., L. DE PARISCA y P. RODRIGUEZ (1991) Botánica - Clasificación, Estructura y Reproducción. Ediciones de la Biblioteca, Colección Ciencias Biológicas, Universidad Central de Venezuela, Caracas.

MILDENHALL, D.C. (1990) Forensic Palynology in New Zeland. Review of Paleobotany and Palynology 64: 227-234.

NORRIS, D.0. y J. H. BOCK (2000) Use of Fecal Material to Associate a Suspect with a Crime Scene: Report of Two Cases. Journal of Forensic Sciences 45: 184-187.

SZIBOR, R., C. SCHUBERT, R. SCHONING, D. KRAUSE y U. WENDT (1998) Pollen Analysis Reveals Murder Season. Nature 395: 449-450.

YOON, C.K. (1993) Botanical Witness for The Prosecution. Science 260: 894-895.

Direcciones de Internet:
www.invdes.com.mx/forma01.cfm?id=688&publicant=oct%202004
www.paleobotanica.uchile.cl/palinologia.html

No hay comentarios: